La ofensiva luce mejor, pero el obstáculo será no tener programa de temporada baja

TAMPA, Fla. -- Entre el fichaje de Tom Brady y el canje por Rob Gronkowski -- más la salida de la primera selección global de draft de 2015 Jameis Winston-- la temporada baja de 2020 fue diferente a cualquier otra para los Tampa Bay Buccaneers. El equipo pasó de la relativa oscuridad a ser posibles contendientes del Super Bowl repentinamente, a pesar de no haber alcanzado la postemporada desde 2007. ¿Hicieron suficientes movimientos para hacer de esto una posibilidad real?

Aquí hay una mirada posición por posición sobre si los Bucs son mejores, peores o lo mismos que el equipo de 2019 en ataque, y áreas clave a tener en cuenta.

Mariscales de Campo

Adiciones: Tom Brady (Patriots), Reid Sinnett (no seleccionado)

Pérdidas: Jameis Winston (Santos)

Regresan: Blaine Gabbert, Ryan Griffin

Snaps jugados en 2019: Brady (1,080), Gabbert (0), Griffin (10).

¿Mejor, peor o igual? Mejor

Las entregas de balón de su mariscal de campo condenaron a los Bucs el año pasado con Winston, quien se convirtió en el primer mariscal de campo en la historia de la NFL en lanzar 30 touchdowns y 30 intercepciones en la misma temporada. Como resultado, la posición media de salida para la defensa fue su propia yarda 31.5, la peor de la liga. Brady nunca ha lanzado más de 14 intercepciones en una temporada y lanzó sólo ocho el año pasado.

Con casi 43 años, Brady no tiene la fuerza del brazo de Winston, pero todavía registró un porcentaje de completos más alto (43.1%) el año pasado en pases que viajan 20 o más yardas por el aire que Winston (40.2%). La diferencia, sin embargo, es que Winston casi duplicó el volumen de bolones profundos que Brady el año pasado: 102 intentos de pase de 20 o más yardas aéreas para Winston en comparación con los 58 intentos de Brady. La buena noticia es que las jugadas de Bruce Arians siempre cuentan con opciones para un lanzamiento profundo, de jonrón, así como un pase sencillo. Si Brady cae, tienen un titular capaz en Gabbert, que ha comenzado cinco partidos en su carrera para Arians (2-3), y ha jugado en 56 partidos con 48 inicios, aunque se perdió toda la temporada pasada debido a una lesión en el hombro. Espera que los Bucs mantengan a tres quarterbacks debido a la pandemia, con Arians posiblemente poniendo en cuarentena a ese jugador.

Corredores

Adiciones: Ke'Shawn Vaughn (tercera ronda draft), Raymond Calais (séptima ronda draft)

Pérdidas: Peyton Barber (Redskins)

Regresan: Ronald Jones, Dare Ogunbowale, T.J. Logan, Aca'Cedric Ware

Snaps jugados 2019: Jones (402), Ogunbowale (343), Logan (22), Ware (0)

¿Mejor, peor o igual? Mismo

Jones puede empezar de nuevo el primer y segundo down. No es un receptor natural, pero tiene velocidad de jonrón y corrió con más confianza a medida que avanzaba la temporada el año pasado. Vaughn tiene mejores manos que Jones, pero en video le falta la explosividad de Jones y se parece a otro Barber. La cantidad de impacto que será capaz de hacer depende de la rapidez con la que pueda digerir el libro de jugadas y dónde se encuentre en términos de leer el blitz, con lo que Jones todavía tiene dificultades.

La competencia por el tercer down probablemente se producirá entre Ogunbowale y Logan, que sirvió como el principal regresador de patadas de los Bucs el año pasado antes de caer en la reserva de lesionados debido a una fractura de pulgar. Con 5 pies-8 y 188 libras, Calais es más pequeño que los otros suplentes, pero su carrera de 4.42 en las 40 yardas fue la tercera más rápida del combinado este año. Idealmente, los Bucs deberían haber hecho otro movimiento aquí, dándole a Brady un corredor más probado con habilidades de recepción como Devonta Freeman, pero el precio que pide Freeman es más de los $5 millones que los Bucs tienen de espacio en el tope salarial.

Receptores abiertos

Adiciones: Tyler Johnson (quinta ronda draft), Travis Jonsen (no seleccionado), John Hurst (no seleccionado), Josh Pearson (no seleccionado)

Pérdidas: Breshad Perriman (Jets)

Regresan: Mike Evans, Chris Godwin, Justin Watson, Scotty Miller, Spencer Schnell, Bryant Mitchell, John Franklin, Cyril Grayson

Snaps jugados en 2019: Evans (750), Godwin (895), Watson (221), Miller (165), Grayson (7), Franklin (2), Schnell (1), Mitchell (0).

¿Mejor, peor o igual? Mejor

unque los Bucs no reemplazaron la velocidad de Perriman, obtuvieron un gran robo en la quinta ronda con Johnson, quien, en muchos sentidos, parece otro Godwin en video con 6-2 y 205 libras, con excelente concentración y control corporal para hacer recepciones disputadas y alinearse por todo el campo.

La verdadera pregunta es cómo Brady se adaptará a tener no sólo objetivos más altos de lo que está acostumbrado, pero también no tener un receptor interno tan rápido como Julian Edelman, Wes Welker o Danny Amendola, ya que Godwin es un receptor más grande que gana en el área profunda. Si los Bucs quieren emparejar a Brady con una opción más rápida y poner a Godwin en el exterior, Miller (que corrió un 4.36 en su día profesional el año pasado) y Schnell (corrió el drill de tres conos en 6.71 en su día profesional) tienen mucho sentido aquí.

Alas cerradas

Adiciones: Rob Gronkowski (canje, Patriots)

Pérdidas: Ninguna

Regresan: O.J. Howard, Cameron Brate, Antony Auclair, Tanner Hudson, Jordan Leggett, Codey McElroy

Snaps jugados en 2019: Howard (745), Brate (408), Auclair (165), Hudson (98), McElroy (3), Gronkowski (0), Leggett (0)

¿Mejor, peor o igual? Mejor

Lo mejor que los Bucs podrían hacer para aliviar la transición de Brady a una nueva ofensiva -- especialmente en un año sin programa de pretemporada- es emparejarlo con su objetivo No. 1 de los Patriots, Gronk, a quien Brady atrajo del retiro de un año y por quien los Bucs cambiaron una cuarta ronda.

"Lo has visto muchas veces con muchos otros jugadores, pueden cambiar de equipo, y es posible que no tengan la misma química que con uno de sus otros quarterbacks. Así que tenemos una gran química en el campo", dijo Gronkowski sobre Brady. "Cada vez que nos reunimos, es como en los viejos tiempos. No importa si nos tomamos un mes de descanso o seis meses separados; simplemente salimos y estamos lanzando el balón como si fuera una práctica normal, pase lo que pase".

Una de las principales razones de Gronkowski para retirarse después de la temporada 2018 fue debido al dolor, pero dijo que después del descanso, nunca se ha sentido mejor físicamente. ¿Estará en algún tipo de manejo de jugadas? ¿Y de quién será el tiempo de juego que su presencia abollará más - Howard o Brate? Uno podría pensar que Howard dado que ha estado en terreno inestable después de un duro primer año en la ofensiva de Arians, pero en realidad podría ser Brate ya que Howard ofrece más como bloqueador.

Línea ofensiva

Adiciones: Tristan Wirfs (primera ronda draft), Joe Haeg (Colts), Zach Shackelford (no seleccionado).

Pérdidas: Demar Dotson (agente libre), Earl Watford (agente libre), Nick Leverett (no seleccionado), John Molchon (no seleccionado).

Regresan: DonovanSmith, Ali Marpet, Ryan Jensen, Alex Cappa, Josh Wells,Jerald Hawkins, Aaron Stinnie, Zack Bailey, Brad Seaton, Anthony Fabiano.

Snaps jugados en 2019: Jensen (1.086), Marpet (1.086), Smith (1.004), Cappa (828), Wells (195), Hawkins (3), Stinnie (2), Haeg (71).

¿Mejor, peor o igual? Mejor

Wirfs no sólo puede intervenir de inmediato para reemplazar al envejecido Dotson como tackle derecho, pero puede ser desarrollado como tackle izquierdo titular si los Bucs deciden continuar sin Smith, cuyo dinero garantizado sube después de la temporada 2020. La verdadera pregunta aquí es ¿qué tan rápido puede alcanzar a los veteranos después de ningún programa de pretemporada?

Los tackles ofensivos ya se enfrentan a una de las transiciones más difíciles, pasando de la universidad a los profesionales. Tener que hacerlo con menos condicionamiento, menos tiempo dedicados a construir química y con 400 repeticiones de práctica menos (sin OTAs ni minicamps) hará las cosas mucho más difíciles.

Haeg puede jugar cada posición en la línea ofensiva, lo que lo hace invaluable el día del juego si los Bucs juegan con siete, y Wells puede servir como el tackle swing suplente. Bailey se mostró prometedor el año pasado antes de sufrir una lesión en el pie y el tobillo, llevándolo a la reserva de lesionados.