Stefon Diggs niega haber forzado su salida de los Vikings

play
Stefon Diggs practicó por primera vez con el casco de Buffalo (0:38)

El receptor corrió algunas rutas con la indumentaria de su nuevo equipo para esta campala- (0:38)

El receptor abierto Stefon Diggs habló por primera vez desde que fue canjeado a los Bills y niega haber forzado su salida de los Vikings

El receptor abierto de los Buffalo Bills, Stefon Diggs, habló con los medios locales por primera vez desde que fue canjeado a los Minnesota Vikings en marzo, expresando la emoción por su nueva oportunidad en el oeste de New York.

También se molestó por la idea que forzó su salida de Minnesota.

Cuando se le preguntó qué le hizo creer que su situación actual sería mejor que la anterior, debido que él expresó vocalmente su descontento con los Vikings, Stefon Diggs afirmó que nunca expresó sus preocupaciones en público.

"En cuanto a mi pasado con Minnesota, en realidad nunca dije nada", declaró este miércoles. "Pero, ante esta nueva situación, estoy emocionado. No hay nada correcto ni incorrecto o problemas por arreglar de mi situación anterior. Tengo mucho respeto por los Minnesota Vikings. En ese momento, ocurrió un canje, tienen que verlo por lo que es. Pero en realidad nunca dije sobre lo que me gustaba o no gustaba [en Minnesota]".

Los Vikings multaron a Stefon Diggs con más de 200,000 dólares la temporada pasada por ausencias injustificadas de las prácticas y reuniones, dijeron las fuentes a ESPN en octubre, cuando se perdió múltiples reuniones y prácticas en los días previos al partido del equipo contra los New York Giants. Surgieron rumores sobre un posible canje involucrando a Stefon Diggs, rumores sobre los que admitió que había "algo de verdad".

Al final, Stefon Diggs siguió siendo un Vikings durante toda la temporada del 2019, terminando con una marca personal de 1,130 yardas y seis touchdowns en 63 recepciones.

Sin embargo, poco después que los Vikings firmaron al mariscal de campo Kirk Cousins con una extensión en marzo, Stefon Diggs escribió en su cuenta de Twitter, "Es tiempo de un nuevo comienzo", lo que golpeó a los equipos alrededor de la liga como una señal que el receptor quería salid de Minnesota. Fue canjeado a los Bills más tarde esa noche.

Hizo referencia al mensaje en Twitter durante su conferencia de prensa, pero lo descartó como una queja.

"Realmente nunca fui demasiado vocal al respecto", reiteró. "'Es tiempo de uno nuevo comienzo' fue decir suficiente. Estoy muy emocionado por mi nueva situación, esta también es una gran organización construida sobre muchos chicos que trabajan duro. Muchos chicos que realmente se esforzaron por llegar donde están.

"Confío en las personas que están aquí, estoy feliz por ser parte de ello. No estoy tratando de reinventar la rueda ni nada, sólo quiero ser lo más útil posible, ser una pieza y tratar de encajar lo mejor que pueda para ayudar a este equipo a ganar".