Agente de Allen Robinson niega solicitud de canje a los Bears

El agente del receptor abierto Allen Robinson negó que él o su cliente hubieran solicitado canje a los Chicago Bears

Allen Robinson está insatisfecho de que los Chicago Bears no le hayan pagado el valor del mercado para receptores abiertos de primera línea, pero no ha solicitado un canje de manera formal, dijo su agente, Brandon Parker, a Adam Schefter de ESPN.

Fuentes dijeron a Dan Graziano de ESPN el martes que Robinson había informado a los Bears que prefería ser canjeado si las partes por no podían alcanzar un acuerdo respecto a una extensión. El Chicago Tribune también reportó este martes que Robinson, quien está enel año final de su contrato, ha pedido un canje.

Parker negó el reporte, diciendo a Schefter que él ni Robinson han solicitado ningún canje.

Fuentes dijeron a Graziano que los Bears están al tanto de que el receptor abierto estelar no se encuentra contento.

Robinson, de 27 años de edad, cobrará 13 millones de dólares en el 2020. Recientemente removió cualquier referencia a los Bears de sus cuentas de redes sociales.

Robinson ha esquivado preguntas cuando reporteros le han preguntado acerca del tema.

"De nuevo, para mí, nunca ha sido mi enfoque", explicó Robinson la semana pasada, previo a la victoria de Chicago por remontada ante los Detroit Lions.

"Nunca he dicho eso antes. No estoy enfocado en ello. Estoy enfocado en la temporada. No estoy enfocado en ello. Todo lo demás, dejaré que suceda como suceda. Pero esa no es mi preocupación ahora".

Robinson atrapó cinco pases para 74 yardas en nueve intentos durante la Semana 1.

La temporada pasada, Robinson lideró a los Bears con 98 recepciones para 1,147 yardas y siete touchdowns, pese a jugar en una de las peores ofensivas de la liga. Robinson pasó cuatro temporadas con los Jacksonville Jaguars (2014 al 2017), donde se ganó una invitación al Pro Bowl después de atrapar 80 pases para 1,400 yardas y 14 touchdowns en el 2015.

Robinson sufrió una lesión en la rodilla que acabó con su temporada en la Semana 1 del 2017, su temporada final en Jacksonville, y no estuvo completamente sano para los en el 2018. Incluso así, registró 55 atrapadas para 754 yardas y cuatro touchdowns en 13 duelos disputados.

"Cuando trabajamos esos acuerdos, sabemos cuán importante es A-Rob para nosotros, no solamente como jugador sino como compañero", dijo en gerente general de los Bears, Ryan Pace, el 7 de septiembre.

Intensificando la frustración de Robinson está la serie de extensiones que han sido entregas a receptores abiertos en el último mes, incluyendo DeAndre Hopkins de los Arizona Cardinals, Keenan Allen de Los Angeles Chargers y Cooper Kupp de Los Angeles Rams.

El nuevo convenio de Hopkins es el más alto en términos de salario promedio anual (27.25 millones de dólares) entre receptores en la NFL. Julio Jones de los Atlanta Falcons (22 millones), Allen (20.025 millones) y Amari Cooper de los Dallas Cowboys (20 millones) cuentan con acuerdos que promedian al menos 20 millones de dólares a lo largo de la vida del contrato.

El acuerdo por tres años de Robinson con Chicago, que está por expirar, promedia 14 millones de dólares por año, colocándolo en el lugar N° 15 en la liga entre receptores abiertos.