Matthew Stafford relata haber presenciado racismo contra compañeros

El mariscal de campo pide hacer consciencia sobre la situación social actual

En un ensayo publicado en The Players Tribune el viernes, el mariscal de campo de los Detroit Lions, Matthew Stafford, detalló el racismo contra sus compañeros de equipo que vio de primera mano en la primavera mientras hacía ejercicio en Georgia.

Matthew Stafford escribió en la pieza que fue a entrenador con el receptor Danny Amendola una semana en un campo, algo que había arreglado de antemano, y no tuvo problemas. La semana siguiente, Stafford se presentó al mismo campo con los mismos permisos, esta vez con cuatro compañeros afroamericanos, y le dijeron que se fuera.

“Empezábamos a tirar todos los balones al campo y algunos muchachos todavía estiraban cuando un caballero salió y nos dijo que nos fuéramos de inmediato. Ni siquiera teníamos los tacos puestos. Recuerdo que estaba parado allí en mis calcetines, algo aturdido y confundido, como ‘¿Qué?’”, escribió Matthew Stafford. “Pero ni siquiera quería escuchar. Todavía estábamos recogiendo los balones y tratando de encontrar otro lugar al que pudiéramos ir cuando el caballero sacó su teléfono”.

“Dijo: ‘llamaré a la policía’. Después de todo lo que hemos presenciado en los últimos meses, y cómo las situaciones pueden escalar sin ningún motivo… y aquí están llamando a la policía”.

“Estuvimos allí durante unos 10 minutos en total. Nadie le dijo una mala palabra. Y así llamó a la policía y les dijo que no estábamos cooperando y que no salíamos de la propiedad”.

Stafford escribió que él y sus compañeros de equipo se fueron inmediatamente y que el mariscal de campo estaba “avergonzado de haber puesto a mis compañeros en esa situación”.

Escribió: “La única diferencia es lo que todos sabemos en nuestro corazón. Danny y yo somos blancos. No hacemos que llamen a la policía en esas situaciones. No nos dicen que no cooperamos. E incluso si Danny y yo hubiésemos lidiado con la policía, todos sabemos cómo habría sido esa interacción”.

Stafford escribió que, en el día de las reuniones previas a la decisión del equipo de cancelar las prácticas en agosto en protesta por el tiroteo de Jacob Blake, la historia que se quedó con él fue la que contó su compañero de equipo Trey Flowers.

Flowers explicó lo que hace si alguna vez lo detiene la policía y cómo, “hace frente a la ansiedad” de cualquier trato que tenga con la policía.

“Trey explicó que, si alguna vez lo detenían en su automóvil, algo que ha experimentado muchas veces, baja la ventana, pone ambas manos en el volante y le pregunta al oficial si quiere que salga del coche para esposarlo”, escribió Stafford.

“Solo para que no sea percibido como una amenaza. Solo para que el oficial no pueda decir, ‘Oh, estaba haciendo esto, estaba haciendo aquello’… solo para volver a casa”.

“Si eres una persona blanca, todo lo que te pido que hagas es que realmente pienses en eso. Imagina que es tu primer instinto cuando ves las luces de la policía en el espejo retrovisor. Nadie en los Estados Unidos debería sentirse así”.