Mil yardas y dos victorias: los Packers muestran su ofensiva nueva y mejorada

Aaron Rodgers se siente más cómodo y LaFleur implementa más variantes a su juego

GREEN BAY -- Olvídense de los números, por llamativos que sean, no son sostenibles. Ni siquiera para un equipo de los Green Bay Packers que tienen a Aaron Rodgers con un control preciso, Aaron Jones con la capacidad de correr y atrapar más un Davante Adams saludable.

Sí, luego de dos juegos, los Packers están en camino de borrar su producción récord de 2011. Ya totalizaron 1,010 yardas y están a un ritmo de 8 mil yardas (el récord de la franquicia es 6,482, establecido durante el 15-1 de los Packers hace nueve años). Han promediado 38 puntos a la ofensiva por juego y 42.5 por juego en general si se cuenta los puntos defensivos (Jaire Alexander en la victoria 42-34 de la Semana 1 sobre los Minnesota Vikings y el pick-6 de Chandon Sullivan en el 42-21 del domingo al vencer a los Detroit Lions).

El único otro equipo en la historia de la NFL que abrió la temporada con al menos 84 puntos y más de 1000 yardas totales en los dos primeros juegos, según la Elias Sports Bureau, fueron los Buffalo Bills de 1991.

Pero no le pregunten a Rodgers, el único miembro actual de la ofensiva que también estuvo en 2011, si esta unidad tiene la misma, o incluso más potencia de fuego.

Todo lo que Rodgers sabe es que está mejor que el año pasado en la primera temporada del entrenador Matt LaFleur, y eso es todo lo que importa ahora.

“Me gustan los ajustes que hicimos de la Semana 1 a la Semana 2 y creo que también hicimos un buen trabajo en el juego con nuestros ajustes, encontrando formas de mover a algunos muchachos”, señaló Rodgers después de vencer a los Lions en Lambeau Field.

En la Semana 1, Rodgers venció a los Vikings con su brazo y con sus tres mejores receptores: Adams, Allen Lazard y Marquez Valdes-Scantling.

El domingo, con la intención de los Lions de detener a Adams después de su juego de 14 recepciones en Minnesota (y con Adams en la banca durante gran parte de la segunda mitad al sufrir una lesión en el tendón de la corva que y podría empañar su situación para el próximo domingo por la noche en New Orleans), lo Packers recurrieron a Jones, quien estableció la mejor marca de su carrera con 236 yardas totales desde la línea de golpeo y tres anotaciones (dos por tierra y uno por aire).

Para que nadie piense que esta es la misma fórmula del año pasado, cuando los Packers llevaron a Adams y Jones, y no mucho más, a una temporada regular de 13-3 antes de su fracaso en el Juego de Campeonato de la NFC, Rodgers y compañía, creen que esta ofensiva tiene más.

Rodgers ya lanzó pases de anotación a cinco jugadores diferentes: Adams (dos), Lazard, Valdes-Scantling, Jones y el ala cerrada Robert Tonyan. No ha sido interceptado. Ha sido capturado solo una vez y la línea ofensiva tiene solo dos castigos. Y el cuarteto de corredores, Jones-Jamaal, Williams-Tyler, Ervin-AJ Dillon, ha proporcionado flexibilidad.

“Estos corredores que tenemos, es simplemente un tipo de combinación diferente a la que hemos tenido por aquí en tanto tiempo, con Jones siendo capaz de llegar hasta el final, siendo Jamaal un corredor tan versátil en todos los intentos”, dijo Rodgers. “Puede hacerlo en tercera oportunidad, bloqueo de pases, carrera en ruta y también un corredor realmente bueno entre tacleadas. Y luego Jonesy también hace jugadas, dividiéndose ampliamente, creo que eso hace que la ofensiva sea un poco diferente. Es mi segundo año con esta ofensiva. Me siento cómodo con las cosas que nos permiten hacer definitivamente más de lo que pudimos hacer el año pasado en dos partidos”.

En ningún momento de la campaña pasada los Packers llegaron al top 10 en la clasificación ofensiva y terminaron en la posición 18 en yardas totales y 15° en puntos.

“Llevamos dos juegos en esto. ¿Estoy contento en dónde estamos? Sí” aceptó LaFleur. “Creo que hemos hecho muchas cosas maravillosas. ¿Creo que hay mucho que mejorar? No hay duda de eso. Creo que fue evidente hoy”.

Específicamente, LaFleur mencionó una serie en el tercer cuarto en la que los Packers alcanzaron la yarda 18 de los Lions, pero fueron detenidos por una penalización por retención y su única captura permitida de la temporada. Y luego tuvieron tres viajes fallidos a la zona roja en el primer partido en Minnesota.

Aun así, los Packers se convirtieron en el cuarto equipo en las últimas 40 temporadas con al menos 40 puntos en cada uno de sus dos primeros juegos, según la investigación de ESPN Stats & Info. Los dos más recientes, los Broncos de 2013 y los Saints de 2009, llegaron al Super Bowl. El otro, los Colts de 2001, se quedó en los playoffs.

Pero olvídate de los números. Esta ofensiva ya ha presentado a los oponentes una variedad más amplia de formaciones y movimientos previos al lanzamiento que LaFleur no pudo instalar en su primer año.

“Este es nuestro segundo año en la ofensiva”, dijo Jones. “Así que podemos salir y jugar cómodos y saber cómo ejecutar ciertas jugadas contra diferentes estilos, estilos más exóticos”.