El dúo Nick Chubb y Kareem Hunt castiga a las defensivas de la NFL

Cleveland tiene un par de corredores que se han vuelto la envidia de la liga

BEREA, Ohio – Para rematar la primera serie de los Cleveland Browns el jueves, Nick Chubb rebotó a dos defensores de los Cincinnati Bengals antes de llevar a un tercero a la zona de anotación para un touchdowns de 11 yardas.

En el segundo cuarto, fue el turno de Kareem Hunt. En una tercera y cuatro clave, Hunt arrastró a un tackle para lograr el primero y diez. Luego, terminó la posesión con un touchdown de Baker Mayfield.

Los Browns tienen grandes nombres unidos a su ataque aéreo, en particular Mayfield y el receptor abierto Odell Beckham Jr., quienes brillaron en la victoria de los Browns por 35-30 sobre los Bengals. Sin embargo, durante las dos primeras semanas de la temporada, Nick Chubb y Kareem Hunt, y su destreza para atravesar tacleadas, están demostrando ser la columna vertebral del ataque de Cleveland.

“Les pedimos que hagan algunas carreras sucias”, dijo el entrenador Kevin Stefanski sobre sus dos corredores. “Si hay un jugador bloqueando o un brazo por ahí, tienen que atravesarlo. Cuando (el bloquedo9 es perfecto, estos muchachos pueden hacer algunas jugadas importantes. Pero incluso cuando no es perfecto, me siento confiado en sus habilidades para ganar yardas en carreras sucias”.

El dúo que combinó 2010 yardas por tierra contra los Bengals, está logrando eso, al igual que cualquier corredor de la liga. Chubb, de hecho, encabeza la NFL con 116 yardas después del contacto, y Hunt está empatado en el segundo lugar con Ezekiel Elliott de los Dallas Cowboys con 99 yardas. Hunt, sin embargo, lidera la NFL con un promedio de 4.3 yardas por carrera después del contacto. Chubb es tercero con 3.6 yardas por detrás solo de Hunt y Leonard Fournette de los Tampa Bay Buccaneers (4.0 yardas).

Aunque el tamaña de la muestra es pequeño, esos serían los promedios más altos después del contacto desde al menos 2009, cuando ESPN Stats & Info comenzó a rastrear esos datos. En 2010, LeGarrette Blount promedió 2.94 yardas después del contacto; Adrian Peterson regristró el siguiente mejor promedio con 2.93 yardas en 2012.

A su vez, el 23 % de las carreras de Cleveland esta temporada han sido de al menos 10 yardas, por mucho la tasa más alta de la liga. Los Baltimore Ravens y los Green Bay Packers están empatados en segundo lugar con un 18 %.

“Esos muchachos son realmente especiales”, dijo Mayfield el jueves sobre Nick Chubb y Kareem Hunt. “La línea ofensiva jugó muy bien. Esos fueron algunos agujeros grandes, y esos muchachos no fueron derribados por un solo jugador”.

La renovada línea ofensiva ciertamente ha sido parte del éxito temprano pero envidiable de Cleveland al correr el balón. Los Browns ocupan el quinto lugar en la tasa de victorias de bloqueos de carrera, una nueva métrica que ESPN usa para medir el éxito del bloqueo en la carrera. Eso incluye a Austin Hooper, quien ocupa el quinto lugar entre los alas cerradas en tasa de victorias de bloqueo. El fullback Andy Janovich, quien tuvo un bloqueo monstruoso en la carrera de anotación de Chubb, también ha traído presencia física al juego terrestre de Cleveland.

Pero la capacidad de Chubb y Hunt para romper tacleadas es lo que puede elevar el ataque rápido de los Browns de bueno a potencialmente de élite, y mantener las unidades en momentos críticos. Hunt es cuarto en toda la liga con 10 conversaciones por tierra en tercera oportunidad. Chubb está empatado en el quinto lugar con nueve carreras de conversión en terceros intentos.

“Ambos tenemos algunos talentos especiales”, dijo Hunt, “y ambos podemos hacer grandes cosas con el balón en nuestras manos”.

Antes del primer partido, Hunt, de 25 años, firmó una extensión de dos años por un valor de 13,25 millones, incluidos 8.5 millones garantizados. Eso lo pone bajo contrato con los Browns por las próximas tres campañas. Chubb, de 24 años, también será elegible para una extensión después de este año, aunque todavía le queda otro año en su contrato de novato.

Dada la fluidez con la que Chubb y Hunt han operado juntos, los Browns parecen estar igualmente incentivados para extender a Chubb, incluso con Hunt en un acuerdo tan razonable para un corredor. Después de la victoria del jueves, Chubb realmente clamó para que Hunt se involucrara más en el plan temprano plan de juego, lo que enfatiza su química fuera del campo.

“Ya ves lo que puede hacer”, dijo Chubb. “Es tan corredor”.

Los Browns cuentan con dos de ellos. Talentos especiales, que atraviesan tacleadas y hacen carreras sucias. Un tándem de backfield preparado para ser la envidia de toda la liga.