Baker Mayfield intenta ignorar las críticas en su contra

El mariscal de campo de los Browns, Baker Mayfield, confía en que pueden corregir los errores que ha cometido el equipo

Los ataques contra Baker Mayfield vienen en todas direcciones.

El quarterback de los Cleveland Browns intenta eludirlos desde la trinchera.

Baker Mayfield ha sido objeto de constantes críticas esta semana luego de una mediocre actuación en la derrota ante los Pittsburgh Steelers, un juego de dos intercepciones que sacó a relucir a sus detractores y avivó los argumentos de que no es el pasador ideal para encabezar el camino de los Browns de regreso a la relevancia.

Esta semana, fue turno de Baker Mayfield de responder.

"No me importa lo que digan", declaró Baker Mayfield a través de una videoconferencia. "Todo queda dentro de este edificio. Sabemos que podemos hacerlo mejor. Sé que puedo hacerlo mejor. El ruido externo no importa. Les pagan por hablar. A nosotros nos pagan por hacer nuestro trabajo".

Tras la derrota del domingo 38-7 ante los Steelers, que devolvieron una intercepción a las diagonales en la primera posesión de Cleveland y castigaron a Baker Mayfield durante tres cuartos, la actuación del quarterback fue duramente criticada y los Browns (4-2) fueron etiquetados como un equipo sobrevalorado.

Baker Mayfield completó 10 de 18 envíos para 119 yardas y dos intercepciones --suma cuatro en los últimos cuatro cuartos-- y un índice de pasador de 54.9 puntos antes de que el coach Kevin Stefanski lo retirara del juego por temor a que los Steelers le causaran mayor daño físico a un jugador que ya aquejaba molestias en las costillas.

Al otro día, surgieron críticas e incluso se llegó a sugerir que los receptores abiertos Odell Beckham Jr. y Jarvis Landry deberían pedir su cambio de equipo.

No es nada nuevo para Baker Mayfield, que nunca ha escapado a los reflectores, pero reconoció que perdió un poco de confianza la campaña anterior. En esta ocasión se siente mejor equipado para enfrentar las críticas y solucionar lo que está haciendo mal.

"Creo que todas estas cosas son corregibles y serán corregidas", sentenció. "Debo tener memoria corta jugando como quarterback. Es difícil enderezar el rumbo cuando cambia el momento así. Pero en esta posición, debes poder hacerlo".