Falleció la leyenda de los Packers y Notre Dame, Paul Hornung

El ganador del Trofeo Heisman de 1956 y campeón de la NFL con Green Bay, Paul Hornung, murió a los 84 años de edad

Paul Hornung, el "Golden Boy" que fue estrella en Notre Dame en la década de 1950 y de los Green Bay Packers en la década de 1969, falleció a los 84 años de edad, anunció este viernes la comisión de deportes de Louisville.

La comisión indicó que Paul Hornung padecía demencia.

Paul Hornung, quien nació el 23 de diciembre de 1935 en Louisville, Kentucky, fue uno de apenas siete jugadores en ganar el Trofeo Heisman y ser nombrado Jugador Más Valioso de la NFL por The Associated Press, junto con Lamar Jackson, Cam Newton, Barry Sanders, Marcus Allen, Earl Campbell y O.J. Simpson.

Ganó el Trofeo Heisman en 1956 jugando para un equipo de Notre Dame que terminó con marca 2-8. Se convirtió en el único jugador en ganar el premio jugando para un equipo perdedor y lideró al Fighting Irish en yardas por pase, por tierra, anotaciones, regresos de patada y devoluciones de despeje. A la defensiva, fue líder en pases desviados, además tuvo la segunda mayor cantidad de tacleadas e intercepciones.

Paul Hornung fue reclutado por los Packers con la primera selección global en el draft de 1957, el primero de nueve futuros miembros del Salón de la Fama elegidos ese año. Paul Hornung --junto con las estrellas de los Packers, Bart Starr, Jim Taylor y Jerry Kramer, así como el innovador entrenador en jefe Vince Lombardi-- terminaron llevando a la franquicia al Juego por el Título de la NFL en 1960, en el que cayeron 19-17 ante los Philadelphia Eagles.

En esa temporada de 1960, el corredor estelar estableció un récord de la NFL con 176 puntos --con touchdowns, goles de campo y puntos extra-- una marca que se mantuvo por 46 años. Paul Hornung fue elegido al primer equipo All-Pro esa campaña, un honor que repitió al año siguiente al guiar a los Packers al primero de cuatro títulos que ganaron mientras estaba en el equipo.

Sin embargo, una lesión en un nervio del cuello que sufrió al principio de su carrera comenzó a frenar a Paul Hornung. Después un escándalo de apuestas detuvo temporalmente su carrera, cuando fue suspendido por la temporada de 1963 por el comisionado Pete Rozelle, quien determinó que Paul Hornung y la estrella de los Detroit Lions, Alex Karras, habían apostado en partidos de la NFL.

Paul Hornung fue reinstalado para la temporada de 1964, pero sus mejores años habían quedado atrás, corriendo para 299 yardas en la temporada de campeonato de los Packers de 1965, después 200 yardas en nueve partidos en 1966, cuando los Packers ganaron su primer Super Bowl.

Después de concluir una carrera en la que se convirtió en el único jugador en la historia de la NFL en anotar 50 touchdowns y patear 50 goles de campo y ser enaltecido a los Salones de la Fama del fútbol americano profesional y colegial, fue un rostro frecuente en las transmisiones de televisión, trabajando con la CBS junto a leyendas como Lindsey Nelson y Vin Scully.