Marquez Valdes-Scantling recibió amenazas de muerte tras balón suelto

GREEN BAY -- Marquez Valdes-Scantling sabe que debió proteger mejor el balón en la segunda jugada del tiempo suplementario, pero el receptor abierto de los Green Bay Packers no cree que debió recibir mensajes amanezantes en redes sociales después de su balón suelto, que preparó el gol de campo del triunfo para los Indianapolis Colts el domingo.

"Las redes sociales dan a los cobardes el derecho de decir lo que quieran sin consecuencias, así que supongo que es una de las cosas con la profesión en la que estamos, donde hay que tomarlo por lo que es, y no permitir que te afecte", dijo el receptor de tercer año este lunes. "No me afecta. La gente podrá decir lo que quiera mientras haya personas en este edificio y en mi familia, a ellos les importo, es todo lo que importa".

Dijo que publicó en redes sociales sobre las amenazas de muerte para "hacer que la gente comprenda que somos humanos, también, no solamente números en un jersey, somos personas primero", pero dijo que nunca temió por su seguridad.

Tuvo tres atrapadas para 55 yardas, incluyendo una de 47 yardas en el cuarto periodo que preparó el gol de campo del empate al final del tiempo reglamentario, además de que ocasionó una penalidad por interferencia de pase de 51 yardas que preparó un touchdown. Una semana antes, tuvo seis recepciones para 149 yardas (incluyendo una anotación de 78 yardas) en contra de los Jacksonville Jaguars que siguió a un partido de dos touchdowns frente a los San Francisco 49ers.

Describió la semana pasada como "el punto más alto de mi carrera" y esta semana como "el punto más bajo". Valdes-Scantling es el único jugador en la NFL en el 2020 con tres atrapadas de touchdown de al menos 40 yardas (45, 52, 78) y lidera a la liga con cinco recepciones de al menos 40 yardas. También, ranquea segundo entre receptores de los Packers en recepciones de al menos 40 yardas desde 1991 con 14 (solamente por detrás de Greg Jennings, con 17).

Por el otro lado, Valdes-Scantling ranquea N° 150 en la NFL en porcentaje de atrapadas de 152 jugadores elegibles, y tiene la segunda mayor cantidad de pases dejados caer en la NFL (cinco), de acuerdo a ESPN Stats & Information.

El balón suelto llegó en un pase pantallas, similar a la jugada en que Davante Adams anotó touchdown de 5 yardas en el segundo periodo. Valdes-Scantling y el también receptor abierto Allen Lazard abrieron el camino para Adams con sus bloqueos. En el balón suelto de Valdes-Scantling, no obstante, Lazard y el ala cerrada Robert Tonyan no bloquearon adecuadamente al safety de los Colts, Julian Blackmon, quien zafó el ovoide.

"Simplemente fue el momento exacto donde me atrapó haciendo la transición de la recepción a guardarlo", explicó Valdes-Scantling. "Fue una gran jugada suya. A eso se reduce todo. Debo hacerlo mejor con seguridad del ovoide".

Fue el primer balón suelto en 42 partidos de por vida para Valdes-Scantling.

El head coach de los Packers, Matt LaFleur, dijo que habló con Valdes-Scantling nuevamente este lunes, y le dijo que, "Nunca se reduce a una jugada".

"Hizo tantas cosas buenas ayer", expresó LaFleur este lunes. "No hubiéramos estado siquiera en posición para ganar el partido sin sus esfuerzos. Pienso que el pase de touchdown a Davante en la pantalla que le lanzamos. Fue un gran bloqueo tanto de Marquez como de Allen, y de nuevo, su esfuerzo estuvo definitivamente allí a lo largo de todo el partido, simplemente limpiando todo abajo, para los receptores de la zona corta. Hubo tantas cosas buenas, y ustedes saben, tuvo una mala jugada. Y como le digo a nuestros muchachos, nunca se reduce a una jugada. Hubo tantos factores en ese partido que llevaron al resultado del juego, ustedes saben, tengo más confianza en Marquez por ese partido, simplemente por las cosas pequeñas que ha estado haciendo".