Falleció entrenador asistente de los Dallas Cowboys

El entrenador de fuerza y acondicionamiento de los Dallas Cowboys, Markus Paul, falleció un día después de que se le trasladó al hospital por una emergencia médica registrada en las instalaciones del equipo. Tenía 54 años de edad.

El equipo indicó que estaba a la espera de conocer la causa de muerte.

Markus Paul estaba en su tercera temporada con los Cowboys, tras desempeñarse como entrenador de fuerza y acondicionamiento físico de los New Orleans Saints, New England Patriots y New York Jets. Pasó además 12 años con los New York Giants.

Fue parte de cinco campeonatos de Super Bowl, tres con los Patriots y dos con los Giants.

El ex profundo de la NFL jugó con los Chicago Bears (1989-93) y los Tampa Bay Buccaneers (1993). Disputó 71 encuentros y fue titular en 17 durante esas cinco temporadas. Fue seleccionado en la cuarta ronda del draft, proveniente de Syracuse, en donde The Associated Press lo eligió un All-American durante su último año en 1988.

"La pérdida de un integrante de la familia es una tragedia y Markus Markus Paul era un querido y valorado miembro de nuestra familia", dijo el dueño de los Cowboys Jerry Jones. "Era una agradable y tranquilizadora influencia en el gimnasio".

Los Cowboys cancelaron su práctica del martes después de que Markus Paul fue hospitalizado. El equipo entrenó el miércoles, un día antes de su partido contra Washington en el Día de Acción de Gracias.

El entrenador en jefe de los Cowboys, Mike McCarthy, consideró un privilegio haber trabajado con Markus Paul como entrenador y reírse con él como amigos.

"Markus Paul fue un líder. Se ganó el respeto y la atención de los jugadores debido a que se preocupaba mucho y tenía talento natural como comunicador, tanto a nivel personal como profesional", señaló McCarthy. "Manejó cada situación, algunas veces con una sonrisa y una palmada en la espalda, a veces con mano dura. Tenía una dureza innata y su trabajo requería esa calidad, era admirado por su dureza en la NFL por sus compañeros y por los jugadores que entrenó".

El coach de Washington, Ron Rivera, fue compañero de Markus Paul en los Bears de 1989 a 1992. Luego, Rivera se retiró.

"La muerte de Markus Paul es una gran pérdida para la comunidad de la NFL y todos los que tuvieron el privilegio de conocerlo", dijo Rivera. "Markus fue un compañero increíble durante mi tiempo con los Chicago Bears y un gran amigo mío al paso de los años. Simplemente fue un hombre increíble y será extrañado por muchos".

Para su encuentro de Día de Acción de Gracias, los Cowboys conmemoraron a Paul con un distintivo en el casco, mostrando las iniciales "MP".