Tysom Hill, consciente de reto y oportunidad con Saints

Taysom Hill tratará los próximos dos encuentros del calendario de los New Orleans Saints como si de éstos dependiera el resto de su carrera como mariscal de campo de la NFL.

“Hay muchos grandes jugadores que no tuvieron oportunidad en la NFL y estas oportunidades son pocas y dispersas”, dijo Hill, quien sabe algo del tema.

Apenas la semana pasada, fue titular por primera vez, a los 30 años.

“Entonces, mi mentalidad apunta a hacer todo lo que pueda para aprovechar las oportunidades”, continuó Hill. “Me estoy preparando tan fuerte como puedo y cada partido es importante para mí”.

Si esta es la audición de Taysom Hill para suceder a largo plazo al titular Drew Brees, quien tiene 41 años, tiene un prometedor camino.

En el triunfo de la semana pasada, por 24-9 ante Atlanta, Hill completó el 78,3 % de sus pases para 233 yardas, sin ninguna intercepción. Corrió además para dos anotaciones.

Pero un buen partido no hace una carrera y Taysom Hill tendrá que demostrar que puede ser fiable y consistente en mantener funcionando a la ofensiva de los Saints. La próxima prueba será el domingo ante Denver.

El hecho de que Hill se convirtiera la semana pasada en el quarterback titular en ausencia de Brees, quien sufrió varias lesiones en las costillas, tomó por sorpresa a varios observadores por algunas razones.

En primera, los Saints cuentan con el ex jugador de Tampa Bay, Jameis Winston, ganador del trofeo Heisman del 2015 y primera selección del draft. Antes de la semana pasada Taysom Hill no había sido titular y había lanzado un total de 20 pases desde que inició su carrera en la NFL en el 2017. Hill aún está buscando su primer pase de touchdown.

El jugador de 1,87 metros y 99 kilogramos ha surgido como uno de los más versátiles en la NFL y un jugador multifuncional efectivo. Hace todo, desde bloquear despejes hasta convertir jugadas de engaño, patadas de regreso, jugar como ala cerrada y claro, sustituir a Brees de manera intermitente para darle una opción a la ofensiva de New Orleans de cambiar de ritmo.

Los Saints están ansiosos de que regrese Brees, quien se perderá al menos otros dos partidos. Pero también parecen estar satisfechos de que Hill al fin tuvo su oportunidad con su perseverancia tras una carrera colegial repleta de lesiones. Pasó sus primeros tres años como profesional aceptando papeles poco convencionales.