Cleveland Browns reabren sus instalaciones y retoman el entrenamiento

Las practicas del miércoles y jueves fueron canceladas; el equipo tendrá muchas ausencias en el cuerpo de entrenadores

BEREA, Ohio – Dos días antes de su primera aparición en postemporada en 18 años, los Cleveland Browns finalmente entrenarán.

La NFL dio el permiso para que el equipo pudiese practicar el viernes por la tarde por primera vez en la semana. La instalación estuvo cerrada desde el martes, luego de que el entrenador Kevin Stefanski y otras cuatro personas entre el equipo dieran positivo por COVID-19.

Las practicas del miércoles y jueves fueron canceladas, mientras el equipo se preparaba de manera remota para el partido de Ronda de Comodines el domingo contra los Pittsburgh Steelers.

“Vamos a tener que apostar por el tiempo y las cosas en las que hemos trabajado hasta este punto con repeticiones limitadas”, se resignó el receptor abierto Jarvis Landy, después de que se cancelara la práctica del jueves. “No podemos usar esto como una excusa. No podemos usar esto como algo que nos va a obstaculizar. Solo tenemos que encontrar una manera”.

Los Browns, con una significativa escasez de personal, tendrán que encontrar un camino el domingo. Stefanski, el centro de Pro Bowl Joel Bitonio, el profundo Ronnie Harrison y potencialmente otros jugadores clave, no viajarán a Pittsburgh debido a los protocolos COVID-19.

El tackle derecho All-Pro, Jack Conklin se perdió la práctica del viernes por una enfermedad y está enlistado como cuestionable para el partido del domingo. El ala defensiva Myles Garrett (hombro) y el tackle defensivo Sheldon Richardson (cuello) también están como cuestionables, pero Stefanski confía en que jugarán contra Steelers.

El coordinador de equipos especiales, Mike Priefer, hará de entrenador en jefe el domingo, mientras que el coordinador ofensivo, Alex Van Pelt, llevará las jugadas ofensivas en vez de Stefanski.

Todas las pruebas a los jugadores de Browns dieron negativas el jueves y viernes, con solo el asistente de línea ofensiva, Scott Peters, quien se perdió el partido del domingo pasada por ser considerado como contacto de alto riesgo, dando positivo por COVID-19, una fuente informó a Adam Schefter de ESPN.

A inicios de semana, el asistente de alas cerradas Drew Petzing y el entrenador de los profundos Jeff Howard dieron positivos. El domingo pasado contra Steelers, los Browns estuvieron sin el entrenador de línea ofensiva Bill Callahan y el entrenador de receptores Chad O’Shea, quien dio positivo la semana pasada.

O’Shea regresó el viernes, pero Callahan y otros asistentes que dieron positivo no estarán el domingo.

Ryan Cordell manejará la línea ofensiva en ausencia de Callahan mientras que Callie Brownson estará con los las cerradas y Brandon Lynch con los profundos.

En vez de ir por carretera a Pittsburgh como normalmente hacen, los Browns volarán después del ligero entrenamiento del sábado para reducir los riesgos de contagio.