Si Saints barren a Bucs, ¿son favoritos para el Super Bowl?

Los Saints esperan barrer a los Buccaneers en playoffs, tras vencerlos ya dos veces en la campaña regular

Uno de los partidos que acaparará más reflectores en la Ronda Divisional de la NFL, es el duelo entre los New Orleans Saints y los Tampa Bay Buccaneers, o mejor dicho, el enfrentamiento entre dos grandes quarterbacks: Drew Brees vs. Tom Brady.

Los equipos se verán las caras por tercera ocasión esta campaña. En los dos juegos de temporada regular, la victoria se fue del lado de los de Louisiana. En la Semana 1, Brees y compañía se impusieron por 34-23, y en la Semana 9 mostraron su supremacía con una victoria extremadamente fácil, de 38-3.

Las probabilidades de vencer al mismo equipo tres veces son muy altas

En los 50 años desde la fusión de la AFL y NFL, solo hemos visto en 21 ocasiones a dos equipos enfrentarse en tres partidos en una misma temporada después de que uno de los dos equipos barrió al otro en los enfrentamientos de la campaña regular, antes de volver a medirse contra él en postemporada. El saldo en el tercer encuentro es a favor de los que ganaron los primeros dos juegos, con récord de 14-7.

Los equipos que hoy comandan Brees y Brady ya tienen antecedentes de esta situación, pues en la temporada de 1997, los Green Bay Packers derrotaron tres veces a los Buccaneers, por 21-16, 17-6 y 21-7, cuando eran rivales de la desaparecida NFC Central. Mientras que, en la campaña de 2017, los Saints le ganaron los tres encuentros a Carolina Panthers, por 34-13, 31-21 y 31-26, como rivales de la NFC Sur.

A continuación, te presento los equipos que han ganado los tres partidos.

Se imponen a la adversidad y ganan el Super Bowl

Los números anteriores no deben desanimar a la afición de Tampa Bay, pues en siete ocasiones, el equipo que llegó 0-2 al juego de postemporada se llevó la victoria. Incluso, dos de ellos lograron levantar el Trofeo Vince Lombardi.

Antes de conocer a los que ganaron el Super Bowl, veamos los equipos que lograron superar dos derrotas contra el mismo equipo.

En 1983, los Oakland Raiders perdieron sus dos enfrentamientos contra sus entonces rivales divisionales Seattle Seahawks por marcadores de 38-36 y 34-21; sin embargo, su venganza llegó en la Final de Conferencia, donde vencieron a su rival por 30-14 para llegar al gran juego, en el que salieron victoriosos al imponerse a Washington.

Los New York Giants fueron el último equipo en sobreponerse a dos derrotas contra el mismo equipo, y fue en la temporada del 2007. Después de dos derrotas contras los Dallas Cowboys, en el juego divisional lograron ganar con un apretado 21-17. Posteriormente ganaron el campeonato de la NFC al derrotar 23-20 a los Packers y se coronaron en el Super Bowl XLII ante los New England Patriots.

¿Ganar los tres juegos ante el mismo rival aumenta las probabilidades de ganar el Super Bowl?

Como vimos ya, el 28 por ciento de los equipos que perdieron los partidos de temporada regular contra el mismo rival, pero después se desquitaron en playoffs, lograron ganar el Super Bowl. Quizá estés pensando que los equipos que ganaron los tres duelos tienen mayores probabilidades de levantar el Vince Lombardi. La verdad es que no.

De las 14 veces que un equipo ganó los tres partidos, en seis ocasiones ese club llegó al Super Bowl; pero solo ganaron dos.

En 1986, los Giants se impusieron en dos ocasiones a Washington en temporada regular y les ganaron el Campeonato de la NFC para así conseguir su boleto al Super Bowl XXI y ganarlo.

Por su parte, en 2008, los Pittsburgh Steelers tuvieron la misma suerte que los Giants, al vencer en temporada regular y en el juego por el título divisional a Baltimore Ravens, para posteriormente coronarse en el Super Bowl XLIII.

Así, solo el 14 por ciento de los equipos que ganan los tres partidos han ganado el gran juego.

A disfrutar de Brees y Brady

Dejando de lado tanto número, no nos queda más que disfrutar del que podría ser el último enfrentamiento de Drew Brees y Tom Brady, pues el mariscal de campo de los Saints podría estar viviendo su última temporada como profesional.

Ambos jugadores tienen una historia tremenda, nos han regalado magníficos encuentros y el del próximo domingo no será la excepción, veremos a dos colosos chocar en un último intento por sumar un anillo más para sus vitrinas.