Drew Brees considera que choque con Tom Brady estaba predestinado

El veterano mariscal de campo tuvo la visión de que enfrentaría a esta otra leyenda en playoffs

Drew Brees habla periódicamente del destino, cuando se refiere a su larga y extraordinaria carrera dentro de la NFL.

El mariscal de campo de los New Orleans Saints dice, por ejemplo, que era su destino sufrir una lesión de hombro que puso en riesgo su carrera al final de la temporada de 2005. También lo era su salida de los Chargers, para mudarse a New Orleans, donde ha triturado casi todos los récords de un quarterback y conquistó un Super Bowl, ayudando a recuperar el ánimo de una ciudad que resentía la devastación del huracán Katrina.

Así que, cuando Tom Brady decidió marcharse de New England y comenzar un nuevo capítulo en Tampa Bay, Brees adivinó que se mediría en enero con el astro seis veces ganador del Super Bowl.

Será un duelo de segunda ronda de la postemporada, entre dos equipos de la División Sur de la Conferencia Nacional. Y de manera inusitada, se enfrentarán dos jugadores que seguramente irán al Salón de la Fama y que tienen más de 41 años.

Los Saints (13-4) chocan el domingo ante los Buccaneers (12-5).

“Escuchen, cuando Tom Brady firmó con los Bucs y yo supe que él venía a nuestra división, vislumbré este partido”, afirmó Brees esta semana. “Tuve la visión de que este partido llegaría, porque sabía que nuestras aspiraciones como equipo apuntaban a estar en los playoffs y más allá. Y desde luego sabía lo que él aportaría a los Bucs, con ese plantel talentoso”.

De manera similar, Brady se imaginó que su éxito en Tampa Bay dependería de los resultados que obtuviera ante los Saints.

“Ellos han sido uno de los mejores equipos de la liga durante mucho tiempo, y han sufrido duras derrotas en los playoffs, con jugadas realmente fortuitas”, comentó Brady.

Se refería a la derrota de último segundo ante Minnesota hace tres temporadas, con un largo pase, y a una grave falla arbitral que abrió la puerta para que los Rams eliminaran a New Orleans en la final de la Conferencia Nacional, hace dos campañas.

“Salvo por eso, no ha habido nada malo con los Saints”, recalcó Brady. “Han sido espectaculares”.

Brees y Brady han estado precisamente espectaculares en el último par de décadas. No es de extrañar que haya tanta expectación por el partido.

“Nos enviamos algunos mensajes de texto el lunes. Estuvimos bromeando de todo este escenario”, dijo Brees, quien cumplió 42 años el viernes.

Brady tiene 43 años.

“Entre los dos sumamos 85 años y mucha experiencia en el futbol americano, que va a estar el domingo en el campo”, añadió Brees.