Razones para ver la jornada dominical de la Ronda Divisional

La segunda ronda de los playoffs cierra su acción con dos duelos atractivos: Browns en Chiefs y Buccaneers en Saints

La Ronda Divisional de los playoffs concluye este domingo con una doble cartelera que incluye los duelos entre Cleveland Browns vs. Kansas City Chiefs por la tarde y Tampa Bay Buccaneers vs. New Orleans Saints por la noche.

Kansas City debutará en la postemporada luego de terminar como el sembrado N° 1 de la Conferencia Americana y los Browns vienen su primer triunfo en postemporada desde 1994 luego de vencer sorpresivamente en la Ronda de Comodines a los Pittsburgh Steelers.

En el otro el duelo, los quarterbacks Tom Brady y Drew Brees acaparan los reflectores en su tercer enfrentamiento de la temporada, que tal vez podría ser el último de sus carreras.

Los ganadores de ambos partidos ya sabrán de antemano cuál será su rival con los Green Bay Packers y Buffalo Bills esperando en los Juegos de Campeonato de Conferencia.

Con los dos últimos boletos a las Finales de Conferencia en juego, estas son las razones por las que no te puedes perder los partidos de la Ronda Divisional:

Cleveland Browns en Kansas City Chiefs

Los Browns desean prolongar la magia de una postemporada de ensueño en la que sumaron una victoria por primera ocasión desde la campaña de 1994, y encima de todo, lo hicieron ante el odiado rival divisional Pittsburgh Steelers.

El rival en turno no podía ser más complicado. Los campeones reinantes de la NFL, Kansas City Chiefs, terminaron la temporada regular con la mejor marca de la liga, un 14-2, para colocarse primeros en la siembra de la AFC. Nos aguarda un partido de alto octanaje.

La trama a seguir: No podría ser otra que los quarterbacks. Baker Mayfield jugó a nivel universitario para Texas Tech, antes de transferir a Oklahoma. Sin embargo, antes de mudarse de Lubbock a Norman, Mayfield recibió a Patrick Mahomes en su visita oficial al campus de Texas Tech en el 2013, cuando éste último todavía estaba en busca de universidad --Mahomes solamente recibió ofertas para fútbol americano de Texas Tech, Houston, Rice y Oklahoma State--. Dos veces se enfrentaron a nivel colegial, ambas victorias para Oklahoma. En el 2015, Mahomes lanzó un pase de touchdown contra cuatro intercepciones, y anotó una vez por tierra; Mayfield lanzó dos touchdowns con una intercepción. Los Sooners ganaron 63-27. Pero el duelo que no se olvida fue el del 2016, que terminó 66-59. Mayfield lanzó siete pases de touchdown y Mahomes lanzó cinco con una intercepción, pero anotó dos veces por tierra, en un juego en el que este par de pasadores se combinó para 1,279 yardas por aire.

Mahomes jugó tres años temporadas colegiales antes de ser elegido décimo global por los Chiefs en el Draft 2017. Mayfield jugó cuatro campañas colegiales, más la que debió quedarse sin jugar por transferir, antes de ser elegido primero global en el Draft 2018. Como profesionales, solamente se han encontrado una vez: la Semana 9 de la temporada regular del 2018, victoria por 37-21 de Kansas City. Mahomes lanzó tres pases de touchdown contra una intercepción, y Mayfield lanzó dos pases de anotación, también con una intercepción. Está claro que las defensivas este domingo jugarán mejor que sus respectivas defensivas de la Big-12, pero no se puede más que esperar otro tiroteo entro estos pistoleros. Claramente, Mahomes ha tenido mayor éxito de inicio de su carrera --quizás más que cualquier otro quarterback en la historia de la NFL--, pero Mayfield va en ascenso, en un equipo que ha progresado, sin duda.

Figura a seguir: Nick Chubb. Si observamos las armas de Kansas City --principalmente Tyreek Hill y Travis Kelce-- y su capacidad para anotar prácticamente desde cualquier parte del campo que tire del gatillo Mahomes está claro que Cleveland difícilmente sobrevivirá un ir y venir ofensivo de alto octanaje. Los Browns necesitarán ayudarse del reloj de juego para limitar el tiempo que Mahomes esté sobre el campo de juego, y para ello, el ataque terrestre que lidera Chubb será fundamental. Si Cleveland ha de dar la campanada, buena parte del camino podría tener que recorrerse a pie.

Estadística a seguir: No existe un arma en la NFL como Hill, particularmente cuando improvisa al unísono con Mahomes en jugadas rotas. Tal parece que no existen las jugadas pequeñas para el 'Cheetah', quien es capaz de depositar el ovoide en las diagonales desde casi cualquier punto del campo, ya sea a través de una recepción en pase con muchas yardas aire, o creando las yardas después de la recepción. Por eso, será crítico monitorear su trabajo después de una semana en la que tuvo trabajo limitado por lesión. Sammy Watkins ha quedado descartando, elevando todavía más la importancia de Hill. Pienso que si Hill atrapa un mínimo de seis pases, ello se traducirá en al menos 80 yardas con un touchdown. Si el trabajo de Hill en la tarde es menor a eso, derivado de los problemas físicos, entonces se abre la puerta para una sorpresa en Arrowhead.

Pronóstico: Es sencillo pensar en KC y asumir en automático que van a superar los 40 puntos anotados, obligando a Cleveland a mantener el paso para seguir en el juego. Lo cierto es que hubo cinco equipos por arriba de ellos en la campaña regular en puntos anotados, cuatro de los cuales siguen en competencia. Los Browns no fueron uno de ellos. A su vez, la defensiva de los Chiefs fue la décima mejor en puntos permitidos, empatados con Indianapolis. En margen de puntos, Kansas City fue sexto, también, con 6.9 por partido, por lo que llegar al encuentro esperando una demolición a Cleveland podría no ser demasiado realista. Habiendo dicho eso, la línea de apuestas de los Chiefs de -10 parece alcanzable, y las altas/bajas en 57 tampoco parecen fuera de toda posibilidad. Aunque los videojuegos nos han acostumbrado a pensar en los marcadores de otra forma, cualquier victoria por doble dígito en la NFL ya es un margen considerable.

Tampa Bay Buccaneers en New Orleans Saints

New Orleans barrió a Tampa Bay durante la temporada regular por un marcador combinado 72-26, es decir, una diferencia de 45 puntos, sin embargo, esta vez podríamos ver un partido mucho más apretado.

La ofensiva de los Buccaneers despertó en la recta final de la temporada y ha anotado más de 30 puntos en cinco partidos consecutivos, incluyendo su triunfo de la Ronda de Comodines, 31-23, sobre Washington, mientras los Saints vienen de anotar apenas 21 puntos en su triunfo sobre los Chicago Bears, considerado uno de los rivales más débiles en los playoffs.

Echemos un vistazo a lo que nos espera en este esperado partido:

Trama a seguir: Sin lugar a dudas el duelo entre Tom Brady y Drew Brees, dos futuros miembros del Salón de la Fama, que podría ser el último entre ambos.

Esta rivalidad comenzó en 1999, cuando ambos estaban en la universidad. Brady llevó a los Michigan Wolverines a un triunfo 38-12 sobre los Purdue Boilermakers de Brees. Brady lanzó dos pases de touchdown y Brees tuvo uno. Sin embargo, en la NFL la ventaja es para Brees con cinco triunfos por dos de Brady.

Durante la semana, Brady bromeó con la edad de ambos quarterbacks, que suman 85 años de edad y se perfilan para el primer duelo de playoffs entre dos mariscales de campo de 40 años de edad o mayores.

En cuanto a récords personales, Brady rebasó a Brees durante la temporada con la mayor cantidad de pases de touchdown con 581 a 571, aunque Brees sigue en la cima de yardas aéreas con 80,358 por 79,204 de Brady. En cuanto a títulos de Super Bowl, la ventaja indiscutible es para Brady, 6-1.

Podría ser la última vez que ambos se enfrenten en la NFL ya que Brees ha coqueteado con el retiro y ya tiene una oferta para convertirse en analista de televisión cuando lo haga, así que todos los reflectores estarán sobre ambos.

Figura a seguir: Alvin Kamara. El corredor estelar de los Saints terminó la temporada regular con 21 touchdowns totales --tres de ellos frente a los Buccaneers-- y su producción será clave si Brees continúa teniendo problemas para completar pases luego de errar 21 envíos en sus últimos dos partidos.

El ataque de New Orleans debe pasar por Kamara, quien es peligroso por tierra o atrapando pases saliendo del backfield, lo que generará graves problemas en la defensiva de Tampa Bay toda la noche.

Estadística a seguir: 2-0. Brady nunca ha sido superado por un equipo tres veces en una misma temporada y el dominio de los Saints sobre Buccaneers en la temporada genera serias interrogantes sobre si logrará evitar que le suceda este año.

Los Buccaneers lograron mantenerse a flote durante la ausencia de Brees en la temporada luego de sufrir 11 fracturas en las costillas y un pulmón perforado, lo que habla de la solidez del equipo en ofensiva y defensiva, mientras los Buccaneers parecieron estancarse cada vez que Brady tenía un mal partido, lo que se agravará si Ronald Jones II no recibe el alta médica para jugar.

Con Leonard Fournette el ataque terrestre de Tampa Bay será peligroso, sin duda, pero hasta cierto punto también será predecible porque su fortaleza no está en correr rutas, sino en castigar a la defensiva de frente, así que Brady podría no recibir mucho apoyo en esa área.

Pronóstico: Me parece bastante probable la barrida completa de los Saints, sobre todo si consideramos que --más allá de New Orleans-- los Buccaneers solo pudieron vencer a un equipo con récord ganador durante la temporada regular, los Green Bay Packers, pero cayeron con los Chicago Bears, Los Angeles Rams y Kansas City Chiefs.

Tampa Bay tiene una plantilla plagado de talento de primer nivel en posiciones de habilidad a la ofensiva, pero el resto de la plantilla enfrenta serias interrogantes que quedan expuestas contra equipos que realmente son contendientes.