Tom Brady llevó a los Buccaneers a Playoffs; la defensiva lleva a Tampa Bay en el Super Bowl

Los Tampa Bay Buccaneers necesitaban a un jugador como Tom Brady para dar el salto a Playoffs, pero en esa instancia, es la defensiva la que los tiene en el Super Bowl LV.

La victoria de los Buccaneers sobre los Green Bay Packers en el Juego de Campeonato de la NFC es un claro ejemplo de la definición de trabajo de equipo que se necesita para ganar en el futbol americano.

El juego fue la historia de dos partidos para Brady: una soberbia primera mitad con una ejecución histórica en los últimos segundos del segundo cuarto con una conversión en cuarta y tres con seis segundos por jugar y en la siguiente jugada, un pase de touchdown de 39 yardas para poner arriba 28-10 a Tampa Bay, pero una actuación para el olvido en los últimos dos cuartos con tres intercepciones.

Fue cuando Brady fue ineficiente y estuvo en problemas por la presión que le mandaron los Packers, que la defensiva de los Buccaneers entró al rescate.

Cabe recordar que en la victoria sobre los New Orleans Saints en la Ronda Divisional, Brady pudo llevar a su ofensiva a anotar sólo tres goles de campo cuando inició sus ataques en su propio campo y fue la defensiva de los Bucs la que, con cuatro robos de balón, le puso a su quarterback la mesa para anotar touchdown en tres ocasiones.

En Lambeau Field, la situación no fue tan distinta, pese a que la defensiva de los Buccaners tuvo enfrente al favorito para ganar el premio como Jugador Más Valioso, Aaron Rodgers, a quien capturaron en cinco ocasiones. En la temporada regular, la línea ofensiva de Green Bay sólo permitió 21 capturas.

Después de la primera intercepción de Brady, con ocho minutos por jugar en el cuarto periodo, Rodgers y su ofensiva anotaron en una serie de 13 jugadas y 68 yardas en 7:30 minutos para que los Packers se acercaran 28-23 tras fallar la conversión de dos puntos, pero después de las segunda y tercera intercepciones de Brady, la defensiva de los Buccaneers le cerró la puerta a los Packers.

Tras las la segunda intercepción a Brady en segunda y 11, Green Bay retrocedió cinco yardas en tres jugadas y su avance fue nulo tras la tercera intercepción del quarterback de Tampa Bay.

Por otro lado, la defensiva de Tampa Bay no tuvo la culpa de los errores estratégicos y que cometió Green Bay, cuando Rodgers llevó a su ofensiva adentro de la yarda 10 de los Bucs y no aprovechó un espacio amplio para correr a las diagonales o al menos acercarse y los Packers decidieron ir por el gol de campo en vez de jugársela en cuarta y gol desde la yarda 8 de Tampa Bay.

De lo que sí es responsable la defensiva de los Buccaneers es de ejecutar sin importar lo que haga el rival en momentos clave y de minimizar los errores de su quarterback.

A su vez, los pases profundos fueron los que hicieron de la actuación de Brady algo sublime y un desastre.

En la primera mitad, Brady completó los dos pases de 30 o más yardas que intentó, incluido el de 39 yardas a Scotty Miller en los segundos finales del segundo cuarto, pero sus tres intercepciones fueron en envíos de 15 o más yardas en la segunda mitad.

En pases de 15 o más yardas, Brady terminó de 7-4 para 133 yardas y dos anotaciones en la primera mitad, pero en la segunda completó sólo uno de seis para 16 yardas y tres intercepciones.