¿Qué significa el canje de Matthew Stafford para el futuro de Lions?

Un jugador como Matthew Stafford da un amplio margen de maniobra a los Lions, pese a la pérdida de tal talento

ALLEN PARK – Dentro del Ford Field hacia el final de la temporada pasada, había un gran mural blanco con Matthew Stafford en la foto, de espaldas y con el brazo izquierdo levantado, el dedo índice apuntando a la nada.

Entonces era una imagen sorprendente, con pocos aficionados permitidos dentro del estadio durante toda la temporada, pero uno tiene que preguntarse si esa imagen estará presente en 2021. Bob Quinn y Matt Patricia se han ido. Estaba claro que se avecinaba un nuevo régimen, y después de años de decir que quería ser el mariscal de campo de los Detroit Lions, Stafford daba menos respuestas concretas conforme avanzaba la temporada pasada.

Ahora todos sabemos por qué: Stafford ha pedido ser canjeado, algo que cree que será beneficioso para ambas partes. Y aunque una fuente familiarizada con la situación dijo que Detroit quiere, “un justo valor de mercado”, es difícil creer que los Lions no obtendrán eso para un para un mariscal de campo de 33 años con un contrato en gran parte amistoso para las próximas dos temporadas.

Entonces, salvo que ocurra algo completamente inesperado, Stafford ha terminado su carrera en Detroit. A medida que los Lions comienzan a buscar pretendientes para su líder de pases de todos los tiempos, es hora de que la franquicia descubra qué podría recuperar y quien podría estar en el centro de los Lions cuando comience la temporada 2021.

La compensación para el equipo

No todos los equipos se van a acercar para preguntar por Stafford. Muchos tienen un mariscal de campo establecido, o están en camino para establecerlo: Buffalo, Baltimore, Cleveland, Cincinnati, Tennssee, Kansas City, Chargers, Green Bay, Minnesota, Tampa Bay, Atlanta, Seattle y Arizona.

Eso todavía deja la mitad de la liga a la que Detroit podría acercarse o la cual se acercaría a Lions. Eso debería darle al equipo una ventajosa situación para crear apalancamiento con una combinación de capital de draft, muy necesario, con quizá uno o dos jugadores a cambio por Stafford.

Detroit necesita las selecciones. El nuevo gerente general Brad Holmes quiere construir a través del draft y tiene solo cinco selecciones en este momento para el draft de 2021. Con muchos huegos a la defensiva (básicamente en todas las posiciones) y ahora dudas en la ofensiva con el mariscal de campo, corredor, receptor y, hasta cierto punto, en la línea ofensiva; cuantas más oportunidades de traer talento joven, mejor.

Los Lions deberían recibir al menos una selección de primera ronda a cambio de Stafford, a menos de que puedan negociar a Stafford y sus propias selecciones por Deshaun Watson de Houston y podrían presionar por múltiples selecciones de primera ronda o un paquete por múltiples selecciones a lo largo de varios años.

El aspecto que tendría dependería de hacía dónde se dirija Stafford. Por ejemplo, los equipos con preocupaciones importantes sobre el tope salarial (New Orleans, Pittsburgh y Las Vegas) podrían tratar de empaquetar a los jugadores con selecciones para ayudar a disminuir sus propios problemas en el tope salarial. Y no descarten a los Raiders. El entrenador de Las Vegas, Jon Gruden, a menudo ha quedado impresionado por Stafford, y ni lo contratos de Derek Carr ni de Marcus Mariota son tan onerosos. O tal vez los Lions obtengan a uno de ellos a cambio, ambos tienen 30 años o menos y tienen experiencia como titulares en la liga. Es una sugerencia de comodín, pero uno tendría que pensar que Homes buscará en todas partes la mejor oferta.

También hay las opciones más probables: Indianapolis, Washington, New England, San Francisco, Carolina, Denver y Dallas. Los Cowboys son intrigantes debido a la incertidumbre que rodea a Dak Prescott, y enviar a Stafford de regreso a su ciudad natal siempre pareció un potencial emparejamiento. Y hasta que Dallas realmente firme a Prescott, vale la pena que Detroit pregunte o que Jerry Jones llame.

El futuro

Los Lions pueden tomar muchas direcciones diferentes. Detroit podría traer a un mariscal de campo veterano como puente hacia el futuro y dar a los Lions algo de flexibilidad entre este año y el próximo para encontrar una solución a largo plazo.

O pueden tomar a un mariscal de campo más joven que haya tenido problemas en otros lugares para ver si un cambio de escenario puede ser lo que encienda a ese jugador, como el movimiento de Ryan Tannehill de Miami a Tennessee.

Y luego está el draft, donde los Lions tendrán al menos la séptima selección global y el potencial de que al menos un mariscal de campo les llegue. Veamos esas opciones.

El puente: Hay muchas opciones a considerar, y con Anthony Lynn dirigiendo la ofensiva, Tyrod Taylor sería con quien empezar.

Taylor fue mariscal de campo titular de Lynn durante su año como coordinador ofensivo en Buffalo y pasó las últimas dos temporadas con los Chargers, donde Lynn fue el entrenador en jefe. Conoce el sistema de Lynn mejor que cualquier otro mariscal de campo de la liga y tiene experiencia, lanzando para 9,770 yardas, 54 touchdowns y 20 intercepciones entre su tiempo en Baltimore, Buffalo, Cleveland y Chargers.

Lynn tuvo a Taylor como puente --aunque de corta duración-- la temporada pasada antes de que Justin Herbert se hiciera cargo, por lo que este movimiento tiene sentido.

Chase Daniel ya está en la plantilla de los Lions en 2021, tiene 1.5 millones de dólares garantizados para la próxima temporada y un tope manejable de 5.3 millones. Además, el nuevo entrenador en jefe de los Lions, Dan Campbell, conoce a Daniel de su temporada 2017 juntos en New Orleans. Por lo tanto, es una posibilidad.

Cam Newton, Joe Flacco, Andy Dalton y Robert Griffin III también son opciones potenciales en este escenario. Jimmy Garoppolo, si los 49ers cambiaran por Stafford, podría encajar aquí o en la siguiente categoría, pero Detroit podría no aceptar su contrato en un intercambio.

Cualquiera de estos mariscales de campo probablemente signifique seleccionar al tipo a largo plazo en 2021 o 2022.

El proyecto de recuperación: aquí es donde las cosas podrían ponerse más interesantes, entre potenciales intercambios y agentes libres.

Al igual que Taylor, Jameis Winston podría ser una opción interesante. Si bien es probable que vuelva a firmar con New Orleans, tal vez Campbell pensó lo suficiente en él la temporada pasada en Saints, como para llevarlo a Detroit y recupere su carrera.

Winston tiene el talento. Completó más del 60 por ciento de sus pases todos los años excepto su temporada de novato y tuvo una temporada de 5,109 yardas en 2019, durante la cual lanzó 33 anotaciones. También lanzó 30 intercepciones y su disciplina y toma de decisiones también necesitarán mostrar una mejora importante.

Jacoby Brissett mostró potencial en las dos temporadas que fue titular en Indianapolis y en ambas temporadas tomó inesperadamente el papel de titular. Denle una temporada baja en la que sepa que será titular y tal vez haya algo allí.

Los Lions están familiarizados con Mitchell Trubisky, quien a menudo jugó bien contra Detroit durante parte de su carrera. A pesar de todas sus fallas, aún completó el 67 por ciento de sus pases la temporada pasada, lanzó 16 pases de anotación y solo ocho intercepciones y llevó a los Bears a los playoffs. De alguna manera, la crítica a Trubisky parece ser por el lugar en el que fue drafteado y por lo que hace en el campo.

Sam Darnold podría terminar disponible con los Jets que tendrán la segunda selección. Como Trubisky y Winston, el talento ha aparecido en flashes y un cambio de escenario podría salvar su carrera. Darnold completó solo el 59.8 por ciento de sus pases con 45 anotaciones y 39 intercepciones en New York, pero también ha jugado con equipos pobres en sus tres temporadas.

Los novatos: Quítenselo de la mente. Salvo que Jacksonville haga algo completamente inesperado, Trevor Lawrence no es una opción.

Los Lions tendrían que ascender desde el puesto siete para atrapar a Zach Wilson de BYU o Justin Fields de Ohio State, quienes son considerados los dos mejores mariscales de campo de la clase. El capital al cambiar a Stafford daría a Detroit lo suficiente para hacer eso.

Trey Lance de North Dakota State, el misterio en la clase de este año porque jugó en un solo juego en 2020, es una intrigante opción. Nunca perdió en la universidad, con marca de 17-0, y solo lanzó una intercepción en 307 intentos. Tiene un buen tampo con 6 pies y 3 pulgadas, 221 libras y no cumplirá 21 hasta después del draft. En su única temporada completa jugando para los Bison, completó el 66.9 por ciento de sus pases para 2,786 yardas, 28 anotaciones y ninguna intercepción mientras corrió para 1,100 yardas y 14 anotaciones.

Más abajo, probablemente a finales de la primera o principios de la segunda ronda, Mac Jones de Alabama y Kyle Trask de Florida podrían ser opciones que valga la pena considerar.