Reportes apuntan a corte inminente de Alex Smith en Washington

Fuentes han revelado a ESPN que el quarterback desea seguir jugando en la NFL, pero no será en Washington

Se espera que, muy pronto, la una de las historias más inspiradoras en la liga llegue a su fin, cuando Alex Smith deje de ser quarterback para el Washington Football Team, de acuerdo a múltiples reportes mediáticos.

Según John Keim de ESPN.com, la baja del pasador podría darse en cuestión de horas, incluso.

La movida no puede considerarse como sorpresiva, con Washington en busca de rearmar su grupo de quarterbacks. A media temporada, el equipo cortó a su recluta de primera ronda del 2019, y también se quedó sin el suplente Kyle Allen, por lesión. Allen está por convertirse en agente libre.

Los únicos quarterbacks bajo contrato por el momento en Washington son Smith y Taylor Heinicke, quien recientemente firmó una extensión de contrato después de brillar al frente de la ofensiva durante la derrota de Ronda de Comodines ante los Tampa Bay Buccaneers, un partido que Smith no pudo jugar por lesión.

Smith posee el salario promedio anual más alto del equipo, con 23.5 millones de dólares. Además, tiene el mayor impacto contra el tope salarial del club para el 2021, con 24.4 millones de dólares.

El corte de Smith redituaría en la recuperación de 13.8 millones de dólares bajo el tope salarial, contra un cargo de dinero muerto por 8.6 millones.

Smith fue adquirido por la vía del canje, proveniente de los Kansas City Chiefs, en el 2018 por el esquinero Kendall Fuller y una selección de tercera ronda. Arribó en primera instancia a la NFL como primer recluta global del draft del 2005 para los San Francisco 49ers, procedente de la Universidad de Utah.

Smith obtuvo el premio al Regreso del Año en la NFL en el 2020, después de volver a la acción casi dos años después de sufrir una lesión aparatosa en la pierna, en noviembre del 2018, que amenazó con quitarle su vida, su pierna, y su carrera. Smith ingresó en sustitución de un lesionado Allen en la Semana 5, y reapareció en la Semana 9, después de otra lesión a Allen. En total inició seis encuentros en la campaña, ganando cinco de ellos, para conducir a Washington al título de la NFC Este y con ello, la primera aparición del equipo en postemporada desde el 2015.

En una entrevista reciente con la revista GQ, sin embargo, Smith reveló que el club "no deseaba que fuera parte del equipo, de la plantilla", y que "Ellos no me querían allí".

Fuentes han revelado a Jeremy Fowler de ESPN.com que Smith desea seguir jugando en la NFL.

Smith terminó la temporada con 168 pases completos de 252 intentos para 1,582 yardas con seis touchdowns y ocho intercepciones.