Antonio Brown vuelve a firmar con los Tampa Bay Buccaneers con un contrato de un año, asegura su agente

play
Antonio Brown: 'Tom Brady es el mejor mariscal de campo de todos los tiempos' (0:37)

El receptor de los Buccaneers alabó las cualidades de Tom Brady en el momento que lucía una gorra TB12 (0:37)

El receptor abierto Antonio Brown volverá a firmar con los Tampa Bay Buccaneers con un contrato de un año, dijo su agente a NFL Network el miércoles.

El acuerdo de Brown podría valer hasta 6.25 millones de dólares, dijo su agente. Tiene garantizados $ 3.1 millones, incluido un bono por firmar de $ 2 millones.

Para hacer el espacio necesario en el tope salarial para fichar a Brown, los Buccaneers y el ala cerrada Cameron Brate lograron un acuerdo reestructurado que despeja $ 4.69 millones en espacio salarial para 2021, dijo una fuente a Field Yates de ESPN.

El salario de Brate para la próxima temporada cae a $ 1.075 millones, y recibe un bono por firmar de $ 2.425 millones, dijo la fuente. Como han hecho a menudo esta temporada baja, los Buccaneers incluyeron dos años anulables en el contrato.

Después de cumplir una suspensión de ocho juegos la temporada pasada por violar la política de conducta personal de la NFL, Brown firmó con los Buccaneers justo antes de su juego de la Semana 9 contra los New Orleans Saints.

Si bien su contrato con los Buccaneers estaba muy lejos de sus salarios anteriores (su salario base era de $ 750,000, con incentivos que llevaron el trato a $ 2.5 millones), la medida lo reunió con el mariscal de campo Tom Brady y le brindó la oportunidad de recuperar su vida.

Volvió a la cancha después de estar fuera del futbol durante más de un año e inicialmente lo dejó después de que los New England Patriots lo cortaron en septiembre de 2019.

Bruce Arians inicialmente dijo que Brown "no encajaba" en el vestuario de los Buccaneers a principios de la primavera de 2020, pero el entrenador cedió cuando las lesiones comenzaron a acumularse. Después de reunirse con Brown en octubre, Arians dijo que creía que el receptor abierto había "madurado".

Brown honró esa confianza, y Arians lo llamó un "ciudadano modelo" durante la temporada. A pesar de estar en libertad condicional por un cargo de agresión contra un conductor de camión de reparto y enfrentar una demanda por agresión sexual, Brown mantuvo su nombre fuera de los titulares en Tampa Bay mientras era productivo en el campo.

La semana pasada, Brown llegó a un acuerdo con su ex entrenadora, quien presentó una demanda civil acusándolo de agredirla sexualmente en tres ocasiones distintas.

El gerente general Jason Licht dijo la semana pasada que resolver la situación legal de Brown no sería un precursor para volver a firmarlo, pero brindó claridad en esta situación. Licht llamó a Brown un "buen jugador y un gran compañero de equipo".

Brown, de 32 años, lideró a los Buccaneers en recepciones durante las últimas cinco semanas de la temporada regular y no registró un balón suelto en 2020. También fue el que más yardas produjo después del pase para cualquier receptor de los Buccaneers con 5.82.

Tampa Bay mostró su versatilidad, alineándolo adentro, afuera y en el backfield. Su habilidad para cambiar de marcha y detenerse y avanzar ayudó a abrir una nueva dimensión a la ofensiva de los Buccaneers, que fue principalmente un ataque aéreo en el campo antes de la llegada de Brady.

Brown pasó las primeras nueve temporadas de su carrera con los Pittsburgh Steelers y fue seleccionado siete veces al Pro Bowl y cuatro veces al primer equipo All Pro. Tiene 886 recepciones para 11,746 yardas y 79 touchdowns en 139 juegos de temporada regular durante 11 temporadas.

Con la firma de Brown, los Bucs se convierten en el primer equipo en la era del tope salarial en retener a sus 22 titulares para el año siguiente. Además, vuelven la mayoría de suplentes clave. Regresan con los Bucs los 16 jugadores ofensivos que más jugadas participaron, y los 21 jugadores defensivos que participaron en más jugadas en su temporada de campeonato. FInalmente, el equipo también contará con todos sus coordinadores del año pasado.

Jenna Laine y Field Yates de ESPN contribuyeron a este informe.