Tom Brady a su décimo primer Super Bowl

ESPN

Evidentemente, esto apenas va empezando, pero de entrada, imagino a Tom Brady jugando por su octavo anillo el 13 de febrero.

Mi pronóstico para el Super Bowl LVI en Los Ángeles es: Tampa Bay Buccaneers contra Kansas City Chiefs, otra vez.

Realmente creo que siguen siendo los dos mejores equipos de la liga. Pero después de verlos en la Semana 1, me gustan más las posibilidades de Tampa que de Kansas.

De hecho, me parece una falta de respeto que Las Vegas vea a los Chiefs como los máximos favoritos al título, cuando los Buccaneers vienen de pasarles por encima 31-9 el 7 de febrero.

Lo que la defensiva de Tampa Bay les hizo fue humillante, y ahora Patrick Mahomes depende de 3 novatos en su línea ofensiva. Por más talentosos que sean, no va a ser fácil para los 5 titulares, jugar juntos por primera vez esta temporada. Toma tiempo encontrar su dinámica, su cadencia y su coordinación.

Que Tom Brady consiguiera su séptimo anillo a los 43 años, con un equipo que llevaba 13 temporadas sin ir a playoffs, fue algo épico. Que sólo refleja su capacidad y su grandeza.

Esta semana, ambos equipos sufrieron en el inicio de la temporada. Dallas Cowboys llevó al límite a Tampa Bay, pero principalmente por los errores de los Buccaneers. Los campeones de la NFL perdieron cuatro veces la pelota. Y esas dos intercepciones y dos fumbles, hicieron que el partido resultara más parejo.

Sin embargo, Tom Brady es el líder de un equipo tan bueno y tan completo, que todos sabíamos que él iba a ganar el juego cuando los Cowboys le dejaron más de 1 minuto en el reloj. Y sí, 31-29, marcador final. Este domingo se confirmó que Tampa Bay es, por mucho, el mejor equipo de la Nacional.

Green Bay Packers, que ha llegado a las últimas dos finales de conferencia, dio lástima en Jacksonville contra New Orleans Saints. Parece que, aunque haya regresado, Aaron Rodgers no quiere estar más en el equipo.

Los Saints arrollaron a los Packers, pero dependen de Jameis Winston. Quien, aunque se vio muy bien sustituyendo a Drew Brees, ha sido un quarterback muy irregular toda su carrera.

Seattle Seahawks, ganó cómodamente en Indianápolis. Russell Wilson lanzó 4 pases de anotación, pero sigue sin tener una línea ofensiva confiable. Los frontales de Tampa se divertirían con ellos.

San Francisco 49ers, se complicó al final contra Detroit Lions, aunque tienen un equipazo, yo no confiaría ni en Jimmy Garoppolo ni en Trey Lance, todavía.

Arizona Cardinals se vio imponente en Tennessee. Kyler Murray consiguió cinco touchdowns, apoyándose en DeAndre Hopkins y Christian Kirk. Eventualmente, A.J. Green también hará de las suyas. Chandler Jones sumó 5 capturas, la llegada de JJ. Watt tuvo mucho que ver en eso. Los Cardinals van a estar muy bien, pero les falta experiencia en playoffs.

Los Angeles Rams se vieron muy bien el domingo por la noche contra Chicago, pero los Bears no son parámetro. Además, ¿alguien preferiría a Matthew Stafford sobre Tom Brady en un partido? No lo creo.

Los Cowboys van a competir. Dak Prescott regresó al 110% de sus lesiones. Ofensivamente, van a ser una máquina de fabricar puntos, pero defensivamente, aunque haya llegado Dan Quinn, Dallas todavía no está ni cerca de la élite.

Me siento ultra cómodo con mi pick de Tampa Bay Buccanners al Super Bowl, otra vez. No así con el de Kansas City.

Porque aunque vinieron de atrás y le dieron la vuelta a Cleveland Browns este domingo en Arrowhead, realmente creo que a la línea ofensiva de los Chiefs les va a tomar un rato adaptarse y sincronizarse. Los Browns se recuperarán de esta derrota y van a pelear hasta el final. Están llenos de talento en ambos lados del balón.

Cuidado con el mensaje que Pittsburgh Steelers le mandaron a la Conferencia Americana en Buffalo. La defensiva de Pittsburgh no tiene límites. Los Bills sufrieron contra Minkah Fitzpatrick, Devin Bush, TJ Watt y compañía. Sin embargo, creo que Josh Allen es de verdad y encontrará la manera de ganar su división, serán un equipo muy bravo en playoffs.

Cuidado también con Los Angeles Chargers que ganaron en Washington. Justin Herbert tiene todo el talento y el apoyo al rededor para ser uno de los mejores quarterbacks de la NFL.

No creo aún ni en Denver Broncos, ni en los Miami Dolphins, ni en New England Patriots. No los veo siendo una amenaza real para Kansas City. Los Indianapolis Colts y los Tennessee Titans, fallaron y decepcionaron. Eventualmente sabremos si pueden cumplir con los pronósticos y las expectativas.

Y ya nos enteraremos este lunes de qué traen los Baltimore Ravens. A Raiders, por ahora, no los respeto. Evidentemente, esto apenas va empezando. Ha sido un gran inicio. Se escribirán grandes historias. Y vamos a disfrutarlas.

Ya veremos qué sucede, pero de entrada, imagino a Tom Brady jugando por su octavo anillo el 13 de febrero en Los Ángeles, y visualizo a Patrick Mahomes quedándose en el camino. Honestamente, aunque lo haya pronosticado, no creo que vaya a llegar hasta el SoFi Stadium.

Porque entre otras razones, en una liga tan pareja y tan disputada como lo es la NFL actualmente, es prácticamente imposible que un equipo llegue tres veces seguidas al Super Bowl.