Conquistando la 'kriptonita': los tres obstáculos de Lamar Jackson para vencer a los Chiefs

play
Los picks de la Semana 2 de la NFL (5:08)

Sebastián Martínez Christensen nos trae sus favoritos para ganar en la segunda semana de NFL. (5:08)

Jackson contra Chiefs, no puede jugar como un JMV de NFL y más bien es limitado a ser una versión ‘normal’ de Lamar

OWINGS MILLS, Maryland - Si los Baltimore Ravens quieren evitar su peor comienzo en seis años, el mariscal de campo Lamar Jackson tendrá que encontrar una solución a un problema que lo ha dejado perplejo durante sus primeras tres temporadas en la NFL: ¿Cómo vencer a Kansas City Chiefs?

Jackson tiene marca de 30-8 en la temporada regular, y casi la mitad de esas derrotas se han producido contra los Chiefs, que intentarán mejorar a 4-0 contra Jackson el domingo por la noche.

La campaña pasada Jackson fue limitado a 97 yardas por aire, peor marca de su carrera, en la derrota 34-20 ante los Chiefs. Después del juego, Jackson describió Kansas City como "nuestra kriptonita".

"Dije eso porque nos vencieron tres veces, así que es como, 'Hombre, tenemos que encontrar una manera de ganar'", aceptó Jackson esta semana. "Y espero que el domingo por la noche sea diferente".

En tres juegos contra Kansas City, Jackson completó el 52.6% de sus pases, promedió 170.3 yardas y registró un índice de pasador de 78.8. En 35 juegos contra el resto de la liga, completó el 64% de sus pases, promedió 190.3 yardas y registró una calificación de 104.9.

¿Cómo han podido los Chiefs convertir a Jackson de un Jugador Más Valioso de la NFL a un ‘normal’? ESPN Datos desglosó tres áreas problemáticas para Jackson:


El calor de Kansas City: Más que cualquier otro equipo, los Chiefs van detrás de Jackson, bombardeándolo el 35% del tiempo. Todas las demás defensas enviaron cinco o más alas jugadores a Jackson el 27% del tiempo.

El año pasado, Kansas City presionó a Jackson usando el blitz el 49%, la más alta tasa de la temporada. Jackson generalmente hace que los equipos se lo piensen dos veces antes de perseguirlo, ya sea saliendo del bolsillo para correr o ganando tiempo suficiente para lanzar para anotación. Pero no ha tenido respuestas para la presión de los Chiefs, completando el 44% de sus pases para 4.8 yardas por intento contra el blitz.

"Pueden ser agresivos, porque creo que entienden cómo funciona la ecuación para ellos como equipo", dijo el entrenador de los Ravens, John Harbaugh. "Entonces, en ese sentido, van a ser muy agresivos. Intentarán crear la ilusión del caos. Tienes que organizar eso, tenerlo organizado en tu mente de manera ofensiva y estar listo para atacar eso".

Poco éxito en lanzamientos largos: Jackson ha hecho exactamente lo que se supone que debe hacer contra una defensiva agresiva. Ha apuntado rutas verticales en el 25% de sus intentos contra Kansas City.

Donde Jackson se ha quedado corto es en la ejecución. Ha sido terrible en sus lanzamientos profundos contra los Chiefs, completando 3 de 24 intentos en rutas verticales (12,5%).

"Es un juego del gato y el ratón, y [los Chiefs] hacen un gran trabajo mezclando lo que están haciendo", dijo el coordinador ofensivo de los Ravens, Greg Roman, sobre los tiros profundos contra el blitz. "Pero es muy simple: Si están todos atrás, golpéelos aquí. Si están todos aquí, golpéelos allá. Entonces, si van a hacer eso, tienes que hacer que paguen o de lo contrario seguirán haciéndolo".


Sin manta de seguridad: Jackson generalmente busca a sus alas cerradas en el medio del campo. Desde que ingresó a la NFL en 2018, ocupa el tercer lugar en QBR (92.0) en pases a alas cerradas y completa el 69% de sus lanzamientos hacia ellos. Pero contra Kansas City los números de Jackson para alas cerradas caen en picado: un 62 QBR y una tasa del 48%.

El ala cerrada Mark Andrews, el objetivo favorito de Jackson, no ha sido un factor contra los Chiefs. En tres partidos contra Kansas City, Andrews nunca ha tenido más de tres recepciones o 22 yardas.

"Vamos a darle a Mark ese ovoide", dijo Jackson. "Tenemos que darle a Mark ese balón. Es un jugador dinámico; hace mi trabajo mucho más fácil”. “Probablemente no con tres encima, probablemente iré con otro receptor, pero lo intentaremos, porque ese es mi objetivo".

Los Ravens están tratando de evitar caer a 0-2 por primera vez desde 2015, y las probabilidades están aún más en contra de Jackson debido a las lesiones. Ya está sin sus dos mejores corredores: J.K. Dobbins y Gus Edwards están fuera de temporada por lesiones de rodilla. También podría estar sin el tackle izquierdo del Pro Bowl, Ronnie Stanley, quien no ha practicado esta semana debido a una lesión en el tobillo.

Al receptor abierto de los Ravens, Sammy Watkins, que jugó las tres temporadas anteriores en K.C., se le preguntó si podía ofrecer alguna sugerencia a Jackson y los Ravens.

"Honestamente, tenemos que salir y luchar y luchar contra algunos tipos que son increíblemente buenos", dijo Watkins. "Esa va a ser la prueba".