El resumen de los juegos vespertinos dominicales de la Semana 5 en la NFL

Repasamos lo más destacado de los encuentros dominicales vespertinos en la quinta jornada de la campaña regular

Desde bien temprano arrancó la jornada dominical de la Semana 5 de la temporada regular de la NFL, con la primera escala en el Viejo Continente.

En la primera tanda dominical, tuvimos un juego de tiempo suplementario que se definió por el equipo que menos falló, y en la segunda tanda, disfrutamos uno de los mejores tiroteos ofensivos en lo que va de la campaña, aunque fue una fecha con múltiples leisones de cuidado.

Aquí repasamos lo más notable de los partidos vespertinos del domingo:

New York Giants en Dallas Cowboys

Los Giants sufrieron bajas críticas en una visita divisional a Dallas, incluyendo la del quarterback Daniel Jones, la del corredor Saquon Barkley, y la del receptor abierto Kenny Golladay, y les fue simplemente imposible mantener el paso ante los Cowboys en un duelo en el que comenzaron de buena manera. Poco a poco, los de casa inclinaron la balanza a su favor, borraron los errores, y emplearon el juego terrestre para imponer su voluntad, por 43-20, en compromiso de la NFC Este.


Chicago Bears en Las Vegas Raiders

Los Raiders tuvieron pocos argumentos ofensivos en contra de Khalil Mack y los Bears, y cayeron en casa por 20-9. En una semana que dio mucho de qué hablar para Las Vegas --negativamente, claro-- por culpa del entrenador en jefe Jon Gruden, los Raiders fueron incapaces de sacudirse las distracciones y ofrecer un partido competitivo en contra de un cuadro de Chicago que ya sumó su segunda victoria consecutiva con el novato Justin Fields en los controles.


San Francisco 49ers en Arizona Cardinals

Arizona se mantiene como el único equipo invicto de la NFL gracias a una peleada victoria en casa en contra de los Niners, por 17-10. San Francisco no contó con el ala cerrada George Kittle en el primer inicio profesional del novato Trey Lance como quarterback de NFL, y como era de esperarse, le pesó la inexperiencia. La defenisva de Arizona fue implacable a lo largo de la tarde, complementando a una ofensiva que fue menos explosiva que en otros domingos.


Cleveland Browns en Los Angeles Chargers

Hablando de explosividad, ningún partido ofreció este domingo más emociones ofensivas que la visita de los Browns a Chargers, con los angelinos rescatando un valioso triunfo por remontada que los debe ubicar firmemente en el grupo de los contendientes en la Conferencia Americana. Con actuaciones estelares de Justin Herbert, Austin Ekeler y Mike Williams, entre otros, los Bolts ofrecieron uno de los partidos más memorables para la afición local en la historia reciente.

New York Jets en Atlanta Falcons

Kyle Pitts logró su primera recepción de anotación como profesional y más tarde sumó una recepción clave, mientras que Mike Davis le puso hielo al partido con un touchdown terrestre en el último cuarto para que los Falcons consiguiera evitar otro colapso tardío, esta vez ante los Jets en el Tottenham Hotspur Stadium de Londres, Inglaterra. En la victoria de Atlanta por 27-20, Cordarrelle Patterson volvió a ser la navaja suiza que hizo de todo para mantener las cadenas en movimiento.


Green Bay Packers en Cincinnati Bengals

Mason Crosby se convirtió en el héroe luego de ser el villano con tres goles de campo y un intento de punto extra fallados, sin embargo, se reivindicó en el tiempo extra con una patada de 49 yardas que dio el triunfo a los Packers, 25-22, en Cincinnati. Aaron Rodgers es dependiente totalmente de Davante Adams, quien terminó con 206 yardas recibidas y un touchdown, pero la única intercepción que sufrió Rodgers fue justamente buscando a Adams. Los Bengals esquivaron una bala luego que Joe Burrow recibió un durgo golpe en la rodilla en una escapada por tierra, además aterrizó violentamente sobre su cabeza, pero regresó al campo luego de ser revisado y terminó lanzando dos pases de touchdown.


Detroit Lions en Minnesota Vikings

Los Lions hicieron todo lo que estaba en su poder para sacar una victoria en Minnesota, anotando un touchdown en el último minuto y jugando agresivos para conseguir una conversión de 2 puntos para tomar la ventaja, pero dejaron 37 segundos en el reloj para que Kirk Cousins recorriera el campo y pusiera a Greg Joseph en posición de intentar un gol de campo de 54 yardas que selló su dramático triunfo 17-19 sin tiempo por jugar. Alexander Mattison se convirtió en el punto focal del ataque terrestre y recibió el único pase de touchdown de Cousins en el partido, Justin Jefferson atrapó siete de los ocho pases en su dirección, pero eso no fue suficiente para encender la ofensiva ante unos Lions que concedieron demasiado a la defensiva.


Denver Broncos en Pittsburgh Steelers

Los Steelers regresaron al camino de la victoria dominando en casa 27-19 a los Broncos, que amenazaron realmente a Pittsburgh hasta el último cuarto que Teddy Bridgewater dirigió dos series de touchdown. Si bien Ben Roethlisberger está lejos de ser espectacular, jugó de manera efectiva este domingo, sin lanzar intercepciones y contó con la ayuda del corredor Najee Harris, quien terminó con 122 yardas terrestres y un touchdown. Aunque el triunfo no es suficiente para meter a los Steelers en la conversación por el liderato de su división, si representa un impulso para una plantilla golpeada que acumulaba tres descalabros consecutivos.


Miami Dolphins en Tampa Bay Buccaneers

Tom Brady jugó a lo Tom Brady, lanzando cinco pases de touchdown para destruir a unos Dolphins cuya mayor fortaleza, en teoría, era su defensiva. Antonio Brown regresó al nivel que se le conoce y atrapó dos de esos cinco pases de anotación de Brady en camino a una cómoda victoria 45-17 que deja a Tampa Bay como líder en solitario de la NFC Sur y hunde a Miami en su división.


New Orleans Saints en Washington Football Team

Taylor Heinicke tuvo una actuación terrible con dos intercepciones que condenaron a Washington, de no ser por los touchdowns del corredor Antonio Gibson, el partido habría quedado fuera de alcance muy pronto. Jameis Winston siguió arriesgando el balón con los Saints, pero esta vez la apuesta le resultó y terminó con cuatro touchdowns para impulsar la victoria 33-22 que pone de vuelta a New Orleans en la contienda luego de su inesperado tropiezo de la semana pasada.


Philadelphia Eagles en Carolina Panthers

Tal parece que el encanto de los Panthers llegó a su final, perdiendo un partido en el que eran amplios favoritos ante los Eagles, a pesar de la errática actuación del quarterback Jalen Hurts, pero más errático fue Sam Darnold, lanzando tres intercepciones para aniquilar toda posibilidad de Carolina de remontar, sufriendo una derrota 21-18 en casa que los descarrila en su pelea por la cima de la NFC Sur. Contrario a lo que hizo con su brazo, Hurts fue una amenaza constante por tierra y perforó a la defensiva de los Panthers con dos touchdowns.


Tennessee Titans en Jacksonville Jaguars

Es claro que los Jaguars llegarán hasta donde los lleve el quarterback novato Trevor Lawrence. Los Titans igualmente saben que dependen del corredor Derrick Henry y le dieron el balón en situaciones favorables para terminar con 130 yardas terrestres y tres touchdowns en su victoria 37-19. Jacksonville tuvo la oportunidad de acercarse hacia el final del partido, pero Lawrence no estiró el balón para cruzar el plano en línea de gol y se quedaron sin ese necesario touchdown, es algo de lo que el novato debe aprender para no dejar puntos en el campo.


New England Patriots en Houston Texans

Mac Jones puso a los Patriots en posición de ganar y Nick Folk cumplió convirtiendo un gol de campo de 21 yardas, contrario a lo que ocurrió la semana pasada cuando dejaron ir el partido contra los Buccaneers. Con este resultado 25-22 a su favor, New England deja el sótano de la AFC Este mientras Houston sigue estancado en 1-3 con un crucial duelo frente a los Colts la próxima semana. Jones encontró un socio confiable en Hunter Henry para mantener a la ofensiva en movimiento y Damien Harris respondió cuando fue requerido por tierra, terminando ambos con un touchdown.