Giants pierden por lesión a Saquon Barkley y Daniel Jones

New York se ha quedado sin su corredor ni quarterback titulares en un ccrítico duelo divisional en Dallas; recuerda que puedes seguir la NFL y Red Zone cada semana en Star+

Los New York Giants sufrieron un duro golpe al inicio del partido contra los Dallas Cowboys luego de perder por lesión al corredor estelar Saquon Barkley.

En el inicio de la segunda serie ofensiva de los Giants, el mariscal de campo Daniel Jones buscó a Barkley para un pase corto que fue incompleto.

Al término de la jugada, Barkley siguió avanzando en el campo y fue pisado en el tobillo izquierdo, aparentemente de manera accidental, por el esquinero de los Cowboys, Jourdan Lewis.

Los Giants anunciaron en un principio que Barkley estaba cuestionable para volver, pero minutos más tarde descartaron su regreso luego de apenas dos acarreos para nueve yardas.

Barkley, quien salió cojeando del campo, fue atendido en la banca y se apreciaba una inflamación en el tobillo izquierdo que le impidió seguir caminando y tuvo que ser llevado en el carrito de asistencias al vestidor.

La NFL la puedes disfrutar en Star+, suscríbete aquí.

Este es otro obstáculo para Barkley, quien regresó este año luego de una rotura de ligamento cruzado anterior que lo marginó por la mayor parte del 2020.

Barkley llegó al partido con 52 acarreos para 186 yardas y dos touchdowns esta campaña, su último touchdown dio la victoria a los Giants la semana pasada frente a los New Orleans Saints.

Momentos después de perder a Barkley, los Giants también perdieron al quarterback Daniel Jones, por una aparente conmoción cerebral.

Jones intentó anotar por tierra ants de chocar casco contra casco con el linebacker de Dallas, Jabril Cox, cerca de la línea de gol.

El quarterback intentó salir caminando por su propio pie, pero se tambaleaba y necesitó el carrito de las asistenias, que lo llevó al vestidor. Mike Glennon sustituyó a Jones en la ofenisva de los Giants, que anotó en la jugada subsecuente vía acarreo de una yarda de Devontae Booker.