El acero se funde

Ante sus carencias, Pittsburgh debe fundirse como una unidad, tomar cada opción que las semanas presenten hasta pasar una temporada de transición; recuerda que los mejores eventos del UFC los puedes disfrutar en exclusiva a través de Star+, ¡suscríbete aquí!

El punto de fusión del acero depende de la aleación y los porcentajes de elementos aleantes. Hoy aplica muy bien a la franquicia de Pittsburgh, que ante las carencias debe fundirse como una unidad, con el porcentaje que cada quién pueda aportar, que si su mariscal ya no es el mismo de antes ni logra estar al cien, pues será en la cantidad que le quede, o que si Juju Smith-Schuster ya no puede estar por lesión que lo marginará por meses, entonces como elemento aleante que entre en su lugar James Washington. Tomar cada opción que las semanas presenten hasta pasar una temporada de transición.

Lo de Steelers fue un absoluto espejismo ante Buffalo en la Semana 1, algo que solo sirvió para que los Bills despertaran del letargo con el que entraron a una nueva campaña, y que les valió para luego desatar la estampida y convertirse hoy en el gran candidato en la AFC.

Después de eso la caída de los Steelers fue la esperada considerando la cantidad de jugadores que salieron en temporada baja ya sea por agencia libre o por retiro, sumado a su negación de aceptar que su quarterback Ben Roethlisberger estaba para retirarse, o en su defecto, para ya haber formado a su sucesor.

Sin embargo, vienen de una Semana 5 donde hubo señales de vida, donde se vio que aun corre sangre por esas venas, con un trabajo poderoso de Matt Canada, el coordinador ofensivo del equipo, que sorprendió con ciertas novedades, con el estilo y la mentalidad. Resumir el ataque e un joven de 23 años con el novato Najee Harris metiendo más carreras, y desahogar el trabajo de un mariscal de campo de 39 años con un brazo cansado, previsible y sin movilidad. Y es que en una época donde este deporte se ha transformado, ha sufrido una progresión a mariscales cada vez más atléticos, los estilos conservadores podrán considerarse clásicos, pero no son lo que más funcionan y brillan. Reinventarse o quedarse atrás, aplica igual en los entrenadores, estilos como el de Pete Carroll están quedando atrás, en cambio hoy los entrenadores en jefe se la juegan en cuarta y 9 por avanzar.

La NFL la puedes disfrutar en Star+, suscríbete aquí.

Así pues, los de Mike Tomlin, que estaban promediando 55 yardas por partido, de pronto le están dando más utilidad a Najee Harris que aportó 122 yaras vía terrestre ante el mejor equipo contra la carrera.

Destacable igual el tackle Chukwuma Okarafor, quien se había perdido un juego por conmoción y regresó para frenar a un futuro miembro del Salón de la Fama, Von Miller, que venía haciendo al menos una captura por juego.

Revivió la defensiva acerera, donde también incluyo a la afición de Pittsburgh que se metió a fondo sabiendo que éste era el partido a modo para que levantara la cabeza el equipo, ante unos Broncos que solo habían sido capaces de ganarles a equipos que no registraban ni una sola victoria, y limitaron a Denver a solo dos de 12 en terceras oportunidades.

Por supuesto que hay mucho por mejorar, mantener el ritmo será un reto para la defensiva que aflojó en el último cuarto. Justin Layne con faltas innecesarias que lucían más por desesperación que por otra cosa.

De la cuestión del mariscal de campo, solo aguantar y buscarle una retirada digna al Big Ben, por lo que fue, por esos dos anillos de Super Bowl, hay que saber decir adiós, y los Steelers hacerse cargo del plan de sucesión que no ha existido.

Comparativamente, con lo visto en la Semana 1 y la Semana 5, cuando Roethlisberger lanza más de 40 veces, el equipo solo tiene el 37 por ciento de victorias y cuando lanza menos de esos 40 pases llegan a tener casi el 90 por ciento de victorias. Cierto es que se requiere matizar la estadística como casi todas en la NFL, porque cuando se va abajo en el marcador es obvio que son más las ocasiones que tienes que arriesgar a soltar el brazo, en cambio cuando te ves con ventaja, juegas a gastar el tiempo en el reloj con la posesión del ovoide y corriendo.

Pero bueno, a lo que viene. Pittsburgh debe aprovechar la ausencia por lesión de Russell Wilson, el quarterback de Seattle se perderá apenas su primer juego desde su debut con los Seahawks. Su reemplazo será Geno Smith, quien ya tuvo un pase de anotación y una intercepción en el choque ante los Rams.

Y no solo eso, de cinco partidos que llevamos, es decir, de los 20 cuartos que han disputado los Seahawks, han recibido puntos en 17. Un equipo que permite muchas yardas por tierra y por aire. La 'Legion of Boom' ha quedado en el pasado y está es una oportunidad inmejorable para los Steelers de ganar en horario estelar.

Victorias son victorias y cuentan para jugar en enero, e irse 3-3 para la semana de descanso sería ideal para preparar aún mejor el juego divisional contra los Browns.

Los Steelers pueden hilar dos victorias, y retomar confianza en un Norte de la Americana que se ha puesto muy reñida, donde después de haber sido lideres invictos la campaña pasada hasta con record de 11-0 hoy se ve fatal estar de sotaneros.

Pero bueno, época de transición, asumirlo con dignidad y trabajar en el proyecto del mañana.