NFL: Razones para no perderte los partidos de la Semana 6

La temporada regular vive un sexto fin de semana con partidos cargados de emoción para equipos que lucen como contendientes; recuerda que los mejores eventos del UFC los puedes disfrutar en exclusiva a través de Star+, ¡suscríbete aquí!

La Semana 6 de la NFL arrancó el jueves pasado con la victoria de los campeones defensores Tampa Bay Buccaneers, 28-22, sobre los Philadelphia Eagles, en un duelo que terminó siendo más apretado de lo esperado.

La acción continúa este domingo con duelos que prometen ser igual de emocionantes e incluso hay duras pruebas para equipos que buscan no despedirse pronto del sueño de jugar en los playoffs.

La NFL la puedes disfrutar en Star+, suscríbete aquí.

La jornada dominical arranca más temprano de lo habitual por el partido entre los Miami Dolphins y Jacksonville Jaguars que se disputa en Londres, el segundo juego internacional de la temporada.

Estas son las razones por las que no te debes perder ninguno de los partidos restantes de la Semana 6:

Los Angeles Rams en New York Giants

Daniel Jones aprobó el protocolo de conmociones y está listo para reaparecer con los Giants, pero realmente no sé qué tan buena noticia sea esa cuando su rival esta semana es la defensiva de los Rams encabezada por Aaron Donald.

New York necesita todas las armas posibles disponibles, pero podría no ser suficiente y el riesgo es enorme de volver a perder piezas.


Los Angeles Chargers en Baltimore Ravens

Esta es una dura prueba para los Chargers, que están en la cima de la AFC Oeste y son candidatos legítimos en la Conferencia Americana, el problema es que realizan el difícil viaje a la costa este para visitar a los Ravens, algo que históricamente acarrea problemas para los equipos que deben adaptarse al huso horario de esa zona del país.

Pero ese no será el único problema que enfrenten los Bolts, el explosivo ataque de Baltimore encabezado por Lamar Jackson pondrá en jaque a su defensiva en todo momento, algo que exigirá atención constante para no cometer errores que se traduzcan en touchdowns.

Los Angeles ha logrado detener en el pasado a Jackson, quien ahora es un quarterback más maduro y ha mostrado la capacidad de ganar el partido con su brazo cuando es necesario, veremos si los Chargers encuentran una respuesta para esa amenaza.


Minnesota Vikings en Carolina Panthers

Es oficial la baja de Christian McCaffrey, lo cual es una terrible noticia para Carolina porque significa que dependerán del brazo del quarterback Sam Darnold, quien se ha reinventado como una máquina de intercepciones en las últimas semanas, esta es una fórmula para el desastre en su visita a los Vikings.


Green Bay Packers en Chicago Bears

Hace dos semanas habría dicho que los Packers eran claros favoritos para llevarse este partido, hoy no tanto.

Chicago reencontró su identidad como equipo corredor con una sólida defensiva, la misma fórmula que llevó a esta franquicia a su última aparición en un Super Bowl hace más de una década. No estoy diciendo que los Bears pelearán por el Trofeo Lombardi este año, pero bien podrían convertirse en contendientes de la NFC por muchos años si se mantienen como hasta ahora.

Lo mejor que pudieron hacer fue darle las riendas de la ofensiva a Justin Fields, ahora el ataque luce balanceado y renovado, no será una sorpresa si descarrilan a los Packers, que se recuperaron de un terrible inicio de temporada gracias en gran medida a un ataque terrestre capaz de respaldar al quarterback Aaron Rodgers.

Tal vez no veamos el duelo más espectacular de la jornada en el Soldier Field, pero sí será un partido de muchos golpes que nos recordará un poco a la versión clásica de la NFL.


Houston Texans en Indianapolis Colts

Los Colts han estado dejando buenas sensaciones en las últimas semanas y podrían ser un dolor de cabeza para más de uno, aunque difícilmente competirán si no solucionan sus problemas en la línea ofensiva y ahora también tienen algo en qué pensar con su posición de pateador por la lesión de Rodrigo Blankenship, quien de haber estado sano seguramente les habría dado la victoria en Baltimore.


Cincinnati Bengals en Detroit Lions

Este es un juego de trampa para los Bengals, que seguramente son amplios favoritos para ganar y podrían llevarse una desagradable sorpresa. Los Lions son equipo que luchan hasta el final y si aunque están 0-5, bien podrían ser un equipo 2-3 a estas alturas, con dos derrotas selladas con goles de campo heroicos de último segundo ante Ravens y Vikings, la semana pasada quedó claro que Cincinnati no tiene un pateador confiable para ganar en ese escenario.


Kansas City Chiefs en Washington

Me parece que ya es momento de encender las alarmas en Kansas City, nadie esperaba verlos en una situación tan apremiante en el inicio de la temporada y si siguen metiéndose en un hoyo tan profundo será muy difícil pelear por un lugar en los playoffs, necesitan una chispa que encienda su defensiva y eso no es algo que se consiga a la vuelta de la esquina.


Arizona Cardinals en Cleveland Browns

El partido de la jornada, sin lugar a dudas, a pesar que los Cardinals no podrán contar con el entrenador en jefe Kliff Kingsbury luego que dio positivo por COVID-19.

El invicto de Arizona será puesto a prueba por los Browns, que también llegan con su cuota de bajas con la ausencia del corredor Nick Chubb, quien se perderá el partido por lesión, aunque podrían recuperar al receptor abierto Jarvis Landry para darle otra arma en el ataque aéreo al quarterback Baker Mayfield.

No pierdan la pista a este partido, tiene duelos interesantes por todos los frentes y probablemente el ganador se decidirá hasta la última posesión.


Las Vegas Raiders en Denver Broncos

Este es un partido lleno de morbo, hay muchas interrogantes alrededor de los Raiders en este momento, entre ellas si la caída en el nivel del equipo luego de su gran inicio se debió al escándalo que envolvió al entrenador en jefe Jon Gruden y que terminó por llevarlo a renunciar a su cargo esta semana.

Para mala suerte de Las Vegas, esta semana tienen un complicado duelo divisional contra unos Broncos que también están en una mala racha luego de un inicio positivo de temporada y que seguramente intentarán aprovechar la incertidumbre de sus rivales para volver al camino de la victoria.


Dallas Cowboys en New England Patriots

Este es el tipo de partido en el que Bill Belichick se muestra en todo su esplendor, sabe que estará bajo los reflectores por el tipo de rival que enfrenta y sacará lo mejor de su libro de jugadas para llevarse la victoria en casa.

Los Cowboys pueden ser el equipo más encendido, pero nunca hay que descartar a los Patriots y ahora menos que parecen haber encontrado a su quarterback del futuro en Mac Jones.


Seattle Seahawks en Pittsburgh Steelers

Tanto Steelers como Seahawks deben encontrarse en modo de urgencia en este momento, ambos están lejos de los primeros planos en sus respectivas divisiones y es muy pronto en la temporada para ver cómo se alejan sus rivales, desafortunadamente uno de los dos saldrá con récord 2-4 del Heinz Field, alejándose de un lugar en los playoffs.

El panorama es más complicado para Seattle que no contará con Russell Wilson en los controles y su ausencia podría prolongarse hasta ocho semanas, una cifra que prácticamente condenaría al equipo a comenzar a planear el 2021.

Pittsburgh debe aprovechar para enderezar el rumbo y para pensar --una vez más-- en el plan sucesorio para Ben Roethlisberger, cuyo final de su carrera luce cada vez más cercano.

"MONDAY NIGHT FOOTBALL"

Buffalo Bills en Tennessee Titans

Ahora que se confirmaron como el rival a vencer en la AFC, los Bills tienen la difícil misión de frenar a Derrick Henry a domicilio para seguir en su cruzada rumbo a los playoffs.

Buffalo actualmente viaja en el asiento del conductor en la Conferencia Americana y si la temporada terminara hoy sus rivales tendrían que ir a visitarlos a su casa congelada en enero, ahora es momento de ver cómo reaccionan los Bills a esa presión, pero por lo visto en las últimas semanas, se trata de un equipo con hambre de demostrar que aprovechará al máximo la oportunidad de tener el futuro en sus manos.

DESCANSAN