Paul Salata, creador del premio 'Sr. Irrelevante', falleció a los 94 años

Salata creo un galardón que ganó tanta publicidad, que la NFL se vio obligada a crear una regla para evitar que los equipos pasaran y ser los últimos en seleccionar

Paul Salata, quien creó el premio Mr. Irrelevant que honra a la última selección del draft de la NFL después de jugar en la USC y en la NFL y la Canadian Football League, murió el sábado. Tenía 94 años.

Murió de causas naturales en su casa en Newport Beach, California, un día antes de cumplir 95 años, dijo su sobrino Nick Salata a The Associated Press.

Aunque el draft de la NFL data de 1936, Salata creó el premio Mr. Irrelevant en 1976. El jugador y su familia son invitados a pasar una semana en el condado de Orange disfrutando de actividades, incluido un viaje a Disneyland y un torneo de golf. El homenajeado recibe el Trofeo Lowsman que representa a un jugador torpemente con un balón. Kelvin Kirk de la Universidad de Dayton fue el primero en recibir el título como la selección número 487 ese año.

La "Semana Irrelevante" generó tanta publicidad, que en 1979 Los Angeles Rams, que eran dueños de la penúltima selección, pasaron intencionalmente para permitir que los Steelers, con la última selección, eligieran primero. Pittsburgh también quería la publicidad y también pasó. Ambos equipos se negaron a elegir un jugador hasta que el comisionado Pete Rozelle los obligó a seleccionar y los Steelers ganaron. Eso llevó a la llamada Regla Salata, que prohíbe a los equipos pasar para obtener la selección final.

En febrero, un Mr. Irrelevant jugó y ganó un Super Bowl por primera vez. Placekicker Ryan Succop de los Tampa Bay Buccaneers comenzó en el juego. Fue la última selección del draft de 2009.

Salata fue un receptor abierto en la USC en 1944, '46 y '47. Los Trojans ganaron títulos de liga cada año y jugaron en el Rose Bowl en 1945, cuando Salata atrapó un touchdown en su victoria 25-0 sobre Tennessee. Se perdió la siguiente temporada mientras servía en el Cuerpo Aéreo del Ejército durante la Segunda Guerra Mundial.

Salata también fue jugador de cuadro en el equipo de béisbol de los Trojans en 1948 que ganó el primer título de la Serie Mundial Universitaria para la escuela. Más tarde jugó béisbol de ligas menores.

Jugó en la NFL para los San Francisco 49ers (1949-50), Baltimore Colts (1950) y Pittsburgh Steelers (1950-51), atrapando 50 pases con cuatro anotaciones en su carrera. También jugó en la CFL con los Calgary Stampeders en 1952, ganando los honores All-Star esa temporada, y con los Ottawa Rough Riders en 1953.

Después de jubilarse, Salata trabajó en la construcción, sobre todo como contratista de alcantarillado.

Salata apareció en 18 películas, principalmente en la década de 1950, incluida "Angels in the Outfield" con Janet Leigh. Sus apariciones no acreditadas incluyeron "Cantando bajo la lluvia", "Los diez mandamientos", "Stalag 17" y "El Joker es salvaje".

A Salata le sobreviven su segunda esposa, Carolyn, su hijo Bradley, su hija Melanie Fitch, dos nietas y su hermano George. Le precedió en la muerte su primera esposa Beverly en 2003.