Case Keenum mantiene a Browns en la carrera por los playoffs

Keenum demostró que Browns pueden ganar aún sin sus estrellas

CLEVELAND – En cuarta oportunidad dentro de la yarda 10 de Denver, el mariscal de campo de los Cleveland Browns, Case Keenum, se vio presionado y sin un objetivo al cuál lanzar.

Así que Keenum rompió por en medio. Y con un apoyador de Denver en el camino, Keenum finó a la izquierda, se clavó por la derecha y logró un primero y diez a una yarda de la anotación. A la siguiente jugada, logró un pase de anotación en play-action para ayudar a la victoria 17-14 sobre los Broncos el jueves por la noche.

Hace dos temporadas bajas, los Browns no solo firmaron a Keenum para que fuese el mentor de Baker Mayfield. Lo trajeron con la creencia de que podría jugar y mantener a la temporada de Cleveland de ser necesario. Con Mayfield fuera debido a una lesión en su hombro, Keenum fue clave el jueves en el FirstEnergy Stadium.

Operando eficientemente con un plan de pases cortos y muchas jugadas de engaño, Keenum rompió con la racha de dos derrotas consecutivas de Browns. Completó 21 de 33 pases para 199 yardas y la anotación que sucedió luego de la jugada del partido: su conversión en cuarta oportunidad.

“No tienes que ponerte listo si te mantienes listo para jugar”, señalo Keenum en la semana, “y yo estoy listo desde que llegué aquí”.

Keenum tendrá que seguir listo.

La situación del mariscal de campo de Cleveland se agravó con la fractura de hombro de Mayfield. El jugador quiere regresar para el siguiente partido del equipo el 31 de octubre contra los Pittsburgh Steelers.

Pero si Mayfield no puede, Keenum probó el jueves que los Browns tienen otro quarterback que puede lograr los resultados.

Un rendimiento a tomar en cuenta: Con Nick Chubb y Kareem Hunt lesionados de pantorrilla, el corredor D’Ernest Johnson lo hizo muy bien en su primera titularidad en su carrera. Johnson corrió para 34 yardas en la serie de inicio, incluida una carrera de 4 yardas para touchdown. Johnson terminó con 146 yardas, el primer juego de 100 yardas de su carrera. Chubb podría estar de regreso tan pronto como el 31 de octubre. Pero como se espera que Hunt esté fuera varias semanas, Johnson demostró que puede mantener el poderoso ataque terrestre de Cleveland.

Tendencia preocupante: La defensiva de los Browns dominó gran parte del juego, manteniendo a Denver con 76 yardas totales en la primera mitad. Pero en la segunda mitad, la defensiva de Cleveland tuvo múltiples oportunidades para contener a la mediocre ofensiva de Denver. En cambio, los Broncos pudieron anotar en el último cuarto para mantener el juego interesante. Los Browns aún cuentan con el talento para desplegar una defensiva de primer nivel. Pero a mitad de temporada, todavía tienen que mejorar.

El juego en dos palabras: Correcto. No fue la actuación más bonita, pero los Browns necesitaban desesperadamente esta victoria para mantener intactas sus elevadas aspiraciones de pretemporada.