El ranking de quarterbacks tras la Semana 8 de la temporada regular

¿Quiénes fueron los pasadores que más brillaron y los que se quedaron en la oscuridad durante la octava jornada de la campaña regular?

Aparentemente, la temporada regular del 2021 en la NFL se está definiendo, entre otras cosas, por la falta de desempeños realmente estelares por parte de los quarterbacks jornada a jornada.

Eso sí, aunque solamente tuvimos a un quarterback en el rango de los 90 a 100 puntos en la Semana 8, nadie tuvo la mala fortuna de quedarse en un dígito para la jornada.

Como es usual, presentamos --en estricto orden alfabético-- los cinco mejores y cinco peores quarterbacks de la Semana 8 en la NFL.

Cinco quarterbacks al alza

Jimmy Garoppolo, San Francisco 49ers. No siempre es menester completar pases de touchdown para alcanzar una calificación alta en la métrica de Total QBR de ESPN, y Garoppolo fue testigo de ello. Completó 17 de 28 envíos para 322 yardas, sin touchdowns ni intercepciones pero también aportó dos touchdowns terrestres en cinco acarreos, se ubicó cuarto en yardas aéreas, y lideró a la liga en yardas por intento de pase con 11.50, único que alcanzó el doble dígito. No fue capturado, y sus 85.6 puntos lo ubicaron segundo en el Total QBR de la Semana 8.

Jalen Hurts, Philadelphia Eagles. Un solo pasador alcanzó superar la barrera de los 90 puntos en el Total QBR de la octava jornada, y nadie esperaba que se tratara de Hurts. El pasador de Philadelphia completó únicamente 9 de 14 envíos, suficientes para 103 yardas, sin touchdowns ni intercepciones, pero también agregó 71 yardas en siete acarreos en la paliza de los Eagles a los Lions, para ayudarle a lograr un Total QBR de 93.7. Evitó ser capturado en todo el partido, callando a algunos de los críticos que señalan que sólo juega bien cuando el partido está fuera del alcance de Philly, en tiempo basura.

Aaron Rodgers, Green Bay Packers. Con 23 completos de 37 intentos de pase para 84 yardas y dos touchdowns sin intercepciones, Rodgers y sus Packers acabaron con el último invicto que quedaba en la NFL. Marcó un Total QBR de 75.7, bueno para el cuarto mejor en la semana, y solamente fue capturado una vez, a pesar de que le tocó jugar sin sus tres mejores receptores abiertos en el día. En lo que respecta a su toma de decisiones sobre la vacuna del COVID-19 y su manejo dentro de la organización, eso ya es otro tema donde Rodgers debe explicaciones.

Geno Smith, Seattle Seahawks. Altamente eficiente es como hay que calificar la salida de Smith en la pasada fecha para los Seahawks, posiblemente su mejor partido de NFL y sin duda lo mejor que ha hecho desde que viste los colores de Seattle. Fueron 20 de 24 completos para 195 yardas con dos touchdowns sin intercepciones, aunado a dos acarreos para 8 yardas con anotación terrestre en el día. Su Total QBR de 83.7 fue tercero en la liga y nadie marcó un mayor porcentaje de pases completos que su 83. por ciento. También, fue octavo en promedio de yardas por intento de pase, con 8.13, y cuarto con una tasa de pases imprecisos de tan solo 4.5 por ciento.

Matthew Stafford, Los Angeles Rams. El líder en la temporada en Total QBR sigue brillando semana a semana, y la octava no fue diferente. con 21 completos de 32 intentos para 305 yardas con tres touchdowns sin intercepciones, el ataque de los Rams volvió a ser letal por aire, con el imparable Cooper Kupp como arma principal. Las 9.53 yardas por intento de pase de Stafford fueron el segundo mejor promedio en la jornada, sexto en yardas por pase, y su Total QBR de 75.3 fue el quinto más elevado.

Cinco quarterbacks a la baja

Justin Herbert, Los Angeles Chargers. Hace muy poco tiempo, parecía que Herbert era el quarterback más codiciado de la liga. Una mala jornada no es suficiente para cambiar eso, pero la emoción es menos intensa. En la octava jornada, el quarterback de los Bolts se llevó el tercer peor Total QBR en la jornada, con una salida de 18 completos de 35 intentos para 223 yardas y dos touchdowns contra dos intercepciones, incluyendo una devuelta para touchdowns que básicamente firmó la derrota de los Chargers. Completó apenas el 51.4 por ciento de sus pases, segunda peor cifra en la liga.

Jared Goff, Detroit Lions. Goff se ha convertido en un morador frecuente de estas profundidades, para mala fortuna de Detroit. En la octava fecha, completó 25 de 34 intentos de pase para 222 yardas con cero touchdowns y cero intercepciones, en un partido --que muchos apostaron-- sería el primer triunfo para los Lions. El cuarto peor Total QBR fue para Goff, con un 17.5, y fue capturado en cinco ocasiones, además de que sufrió un balón suelto.

Trevor Lawrence, Jacksonville Jaguars. Nuevamente, el chico maravilla de Clemson se fue a casa con otra salida horrorosa que incluyó 32 completos de 54 intentos para 238 yardas con un touchdown y una intercepción, que lo dejaron último en el Total QBR con 11.7. Adicionalmente, también fue último con un promedio de 4.41 yardas por intento de pase, y terminó N° 24 en porcentaje de pases completos, con 59.3 por ciento. Hay tantas cosas mal en Jacksonville que es difícil resolver por dónde hay que comenzar.

Patrick Mahomes, Kansas City Chiefs. ¿Quién iba a pensar que encontraríamos a Patrick Mahomes en esta sección dos semanas consecutivas? Nadie, creo yo, pero es el punto al que hemos llegado en la campaña. El pasador de los Chiefs no alcanzó siquiera los 20 puntos en Total QBR, con un 19.3 --quinto peor de la fecha-- en una salida de 29 completos de 48 intentos para 275 yardas con un touchdown y una intercepción. Se ubicó N° 24 en la liga en tasa de pases imprecisos, con un 20.5 por ciento, y N° 22 con un promedio de 5.73 yardas por intento de pase, además de un balón suelto, a pesar de jugar bajo el cobijo de su sonora afición en Arrowhead.

Davis Mills, Houston Texans. Nadie puede dudar de que Houston será uno de los equipos que ingrese al siguiente draft pensando en la posición de quarterback como una de sus altas prioridades. Claro, Mills no ha tenido precisamente con qué trabajar, pero así es como funcionan las franquicias cuando no se gana. En la Semana 8, marcó un Total QBR de apenas 12.6, el segundo peor en la fecha, con 29 completos de 38 intentos para 310 yardas con dos touchdowns y una intercepción, junto con un balón suelto. Fue un alto contraste con respecto a la efectividad de Stafford al lado opuesto del campo. Las cinco capturas sufridas por Mills le perjudicaron bastante en el partido.

Datos de ESPN Stats & Information y TruMedia fueron utilizados en la redacción de esta nota.