Lesión misteriosa impide a Aaron Rodgers entrenar con Packers

play
Cowboys, con la mira puesta en Patrick Mahomes y el ruido (2:01)

Los Cowboys se preparan para el duelo ante los Chiefs y afirman que deben tener un juego casi perfecto para superar a la sólida ofensiva de Kansas City y salir con el triunfo del Arrowhead Stadium. (2:01)

El quarterback sufrió una lesión en un dedo del pie durante su cuarentena por COVID-19, y aunque se niega a revelar detalles, fue suficiente para impedir que practicara con Green Bay

GREEN BAY -- Sea lo que le haya sucedido al dedo del pie de Aaron Rodgers durante su cuarentena por COVID-19 --y él no revelará lo sucedido-- lo marginó de la práctica del miércoles, impidiendo al quarterback y al head coach de los Green Bay Packers, Matt LaFleur trabajar en la sincronía que cree faltó en la ofensiva al regreso de Rodgers la semana pasada.

A Rodgers se le preguntó reiteradamente respecto del dedo de su pie durante su aparición semanal en el "Pat McAfee Show" el martes, y luego se mantuvo fuera del entrenamiento del miércoles. Aunque fue considerado técnicamente una simulación, los Packers dijeron que no hubiera entrenado de tratarse de una práctica regular.

Lo único que dijo Rodgers el miércoles fue que se trató de su lesión en el dedo del pie, y nada más, lo que lo mantuvo fuera del entrenamiento.

"No estoy seguro de cuál será el status mañana o el viernes, pero me gustaría estar allá afuera si me siento bien", dijo Rodgers. "Pero, definitivamente fue una mejor semana que la anterior, estando separado [durante la cuarentena], siendo capaz de estar en todas las reuniones. Planeo estar en la práctica mañana, aunque no estoy seguro de cuán involucrado estaré".

Aunque recalcó que no lo mantendría fuera del duelo del domingo en contra de los Minnesota Vikings, Rodgers podría pasar otra semana sin tiempo significativo de entrenamiento.

Los receptores abiertos de los Packers, Davante Adams y Allen Lazard, también aparecieron en el reporte de lesionados por problemas de hombro. Adams estuvo listado como limitado, mientras que Lazard no participó.

Todo llega justo después de que LaFleur señalara que algunos de los problemas de los Packers a la ofensiva durante la victoria por 17-0 sobre los Seattle Seahawks se debía a una falta de tiempo de práctica juntos.

"Debemos regresar al campo de prácticas", explicó LaFleur a inicios de la semana. "Necesitamos que esos tipos simplemente sigan trabajando en el tema de la sincronía, asegurándose de los detalles de la profundidad de las rutas y nuestras asignaciones precisas, porque creo que si ahora miran a nuestra ofensiva como un todo, existe una oportunidad allá afuera para nosotros. Sé que podemos ejecutar a n nivel más alto. Sé que podemos dirigir a un nivel más alto. Estamos un poco desfasados con algunos de esos detalles, y crep que eso realmente nos ha lastimado, en específico [el domingo], pero incluso a lo largo de la temporada".

Rodgers no ha participado en una práctica completa de duración regular en casi un mes. Su último entrenamiento regular llegó el 22 de octubre, dos días antes de un partido ante el Washington Football Team. Los Packers no tuvieron prácticas --solo sesiones a velocidad reducida-- de cara al duelo de jueves por la noche contra los Arizona Cardinals del 28 de octubre. Después de un fin de semana libre, solamente celebraron una corta simulación el lunes siguiente, 1° de noviembre. Después de un día libre en martes, Rodgers arrojó positivo por COVID-19 el miércoles, y no regresó con el equipo hasta un día antes del partido contra los Seahawks.

Los Packers consiguieron apenas tres puntos en la primera mitad contra Seattle, y Rodgers finalizó el duelo sin pases de touchdown, además de tirar una poca característica intercepción en la zona de anotación.

"Se trata más de los detalles", ofreció Rodgers. "Si miras el video de regreso, tuvimos múltiples errores mentales y simplemente pequeños detalles que no hicimos muy bien, y necesitamos limpiar eso, seguro. Por lo que respecta a la sincronía, no sé si fueron muchos problemas por sincronía, sino más cuestiones de detalles y en los esquemas que no hicimos muy bien el domingo".

Ha sido un largo periodo para los Packers, a quienes les restan dos partidos más antes de su jornada libre de la Semana 13, la penúltima fecha posible para el descanso. Aun así, Rodgers recalcó que el dedo del pie es su único problema, y que se sintió bien regresando del COVID-19.

"Obviamente, el cuerpo realmente lo ansía, lo mismo que el dedo de mi pie", reconoció Rodgers. "Pero nos quedan dos partidos hasta entonces. Es una cuestión del día a día, cómo me siento, si voy a practicar o no, pero no encontré contratiempos con la recuperación, lunes y martes estándares, como ha sido a lo largo de la temporada. Así que me siento bien en lo que toca al oxígeno. Definitivamente recibí algunos golpes el domingo, pero me siento bien hoy, en miércoles".