Aaron Rodgers no practicó debido a la lesión, pero jugará contra Los Angeles Rams

play
Aaron Rodgers muestra su pie en conferencia, para desmentir que tiene 'pie Covid' (0:32)

El quarterback de los Packers negó rumores sobre una secuela después de haber sufrido secuelas del virus. (0:32)

Rodgers se mantuvo alejado de los entrenamientos para cuidar un dedo del pie y jugar contra Rams

GREEN BAY, Wis. - Descansar al mariscal de campo Aaron Rodgers de su dedo fracturado fue más importante para los Green Bay Packers esta semana que hacerlo practicar.

Así fue como el entrenador Matt LaFleur abordó la semana previa al partido del domingo contra Los Angeles Rams en Lambeau Field.

Aaron Rodgers no practicó el viernes, por lo que completó toda la semana sin entrenar. Una antes, al menos tuvo algunas repeticiones en la práctica del viernes antes de la derrota del domingo pasado ante los Minnesota Vikings, un juego en el que Rodgers comenzó lento, pero fue casi imparable después del medio tiempo.

Jordan Love manejó todas los snaps de práctica durante toda la semana.

"Bueno, vino a practicar", señaló LaFleur el viernes sobre Rodgers. "No participó, pero estuvo ahí afuera y transmitió las jugadas a Jordan, fue suficiente esa comunicación para practicar".

LaFleur no dejó ninguna duda de que Rodgers comenzará, diciendo: "Sí, jugará".

Esto se ha convertido en la nueva norma desde que Rodgers entró en la lista de reserva / COVID-19 el 3 de noviembre. Se perdió el siguiente juego en Kansas City y regresó al equipo el día antes del juego del 14 de noviembre contra Seattle, una victoria por 17-0. Desde su regreso de la lista de reserva el 13 de noviembre, Rodgers ha practicado solo una vez.

"Así ha ido las últimas semanas", añadió el coordinador ofensivo de los Packers, Nathaniel Hackett. "Lo único que les diré es que mi respeto por él como jugador aumenta sin parar. Todo el mundo habla de cómo puede lanzar la pelota lo mejor que puede, pero su dureza es increíble y hacerlo con esto es increíble. Confiamos mucho en él y sabemos que hará todo lo que tenga que hacer para prepararse para el partido y jugar".

Rodgers aclaró el miércoles parte del misterio que rodeaba su lesión en el dedo del pie, que informó sucedió durante su cuarentena de COVID-19, y dejó abierta la posibilidad de que pudiera someterse a una cirugía durante el descanso de la próxima semana, siempre y cuando no lo mantuviera fuera de cualquier juego.

"Todo se reduce a controlar el dolor", describió Rodgers a principios de esta semana.

Los Packers (8-3) tienen otros problemas de lesiones con los cuales lidiar, mientras que los Rams (7-3) llegan relativamente saludables después de su semana de descanso.

Además de jugar sin tres linieros ofensivos titulares (David Bakhtiari, Elgton Jenkins y Josh Myers) y dos de sus mejores jugadores defensivos (el esquinero Jaire Alexander y el apoyador externo Za'Darius Smith), los Packers tienen tres jugadores clave como cuestionables para el domingo: el corredor Aaron Jones (rodilla), receptor abierto Allen Lazard (hombro) y el apoyador externo Rashan Gary (codo). Ninguno de esos tres jugó la semana pasada contra los Vikings, pero todos practicaron en diversos grados esta semana.

"Si un jugador está autorizado para jugar, lo dejaremos", enfatizó LaFleur cuando se le preguntó sobre el impacto del descanso de la próxima semana en el proceso de toma de decisiones. "Pero también eres consciente de lo que tienes frente a ti".