Kliff Kingsbury desvía interrogantes sobre interés en los Oklahoma Sooners

El entrenador en jefe de los Cardinals únicamente reconoció que, por ahora, su enfoque total está en los Bears, su próximo rival en la NFL

TEMPE -- El head coach de los Arizona Cardinals, Kliff Kingsbury, desvió una pregunta respecto a su interés en el puesto al frente de la Universidad de Oklahoma este lunes por la mañana, un día después de que saliera a la luz un reporte afirmando que los Sooners lo tenían en la mira para su vacante de entrenador en jefe, cuando habló con medios vía llamada de Zoom.

"No me meto en esas cosas", dijo Kingsbury. "Mi único enfoque en el último par de semanas han sido los Chicago Bears y, después de verlos en Día de Acción de Gracias, necesita serlo porque son un muy buen equipo de fútbol americano y vienen de un gran triunfo, así que ahí ha estado mi enfoque".

Cuando se le preguntó por qué no simplemente negar interés en el puesto al frente de los Sooners, Kingsbury respondió: "Estamos en medio de la temporada, estamos 9-2. Simplemente no es un tema que deseo tocar ahora".

El domingo por la noche, Adam Schefter de ESPN reportó que Oklahoma había puesto la mira en Kingsbury para reemplazar a Lincoln Riley como el siguiente head coach de los Sooners después de que Riley emigrarse para convertirse en el entrenador en jefe de Southern California.

Kingsbury dijo que estuvo en su sala de video "todo el día desconectado", el domingo, cuando se conoció la noticia del interés de Oklahoma, "así que no me afectó en lo mínimo". Dijo que estaba estudiando video de juego y disfrutando "Queen of the South".

No obstante, Kingsbury dijo que disfruta dirigir en la NFL por el "profesionalismo con que llegan estos tipos todos los días", así como que los jugadores profesionales están "altamente motivados, cuidan sus cuerpos, estudian el juego. Digo, inspira a ser un mejor coach. Y elevas tu nivel porque te vuelves mejor en esa sala de reuniones, a sabiendas que más te vale hablar con un nivel de experiencia y confianza con esos tipos, o los pierdes".

Kingsbury tiene marca de 9-2 en su tercera temporada en Arizona y tiene a los Cardinals al tope de la NFC Oeste y toda la Conferencia Nacional con la mejor marca en la liga. Arizona ha mejorado en cada temporada bajo Kingsbury. Los Cards terminaron 5-10-1 en la primera campaña de Kingsbury, y consiguieron un 8-8 el año pasado.

Bajo Kingsbury, los Cardinals se han convertido en una ofensiva del Top-10 tres años de ser el peor ataque de la NFL bajo el coach previo, Steve Wilks.

Kingsbury fue contratado en el 2019 para reemplazar a Wilks, quien consiguió una campaña de 3-13 en su temporada solitaria al frente de Arizona, luego de una marca combinada de 35-40 en seis campañas dirigiendo a Texas Tech. Wilks fue despedido al término de la campaña del 2018.

Los Cardinals seleccionaron al quarterback Kyler Murray primero global en el primer draft de Kingsbury, emparejando a un quarterback y coach que se han conocido desde que Murray tenía 15 años de edad. El 17 de noviembre, días antes de que Arizona se impusiera a los Seattle Seahawks de visita de cara a su jornada libre, Kingsbury dijo que él y Murray están "conectados para siempre" y "se apuntaran juntos, y probablemente tanto como cualquier dúo en la historia de la NFL, por el modo en que han sucedido las cosas".

Murray es elegible para una extensión de contrato después de esta temporada, su tercer, y se espera que comande más dinero de lo que recibió Josh Allen con su extensión para los Buffalo Bills, por hasta 258 millones de dólares a lo largo de seis años, acordada en agosto.