Murió Don Maynard, legendario receptor de los New York Jets

El legendario estelar de la AFL y NFL se retiró en su momento como el líder receptor de todos los tiempos del deporte profesional

El miembro del Salón de la Fama y ex leyenda de los New York Jets, Don Maynard, quien se retiró como el líder receptor del deporte, falleció este lunes a la edad de 86, anunció el recinto de Canton, Ohio.

El Salón de la Fama confirmó la muerte de Maynard este lunes a través de su familia.

Maynard jugó 15 temporadas combinadas entre la American y National Football League, entre 1958 y 1973, además de una campaña en la Canadian Football League. En su carrera de AFL-NFL, sumó 633 recepciones para 11,834 yardas, promediando 18.7 yardas por atrapada y con 88 touchdowns.

A su retiro, Maynard era uno de tres jugadores en tener al menos 50 recepciones y más de 1,000 yardas en recepciones en cinco temporadas consecutivas.

Fue enaltecido al Salón de la Fama en 1987.

Donald Rogers Maynard nació el 25 de enero de 1935 en Crosbyton, Texas. Su padre era el gerente de una máquina de algodón, lo que significa que se mudaba frecuentemente. Maynard asistió a cinco preparatorias en Texas y New Mexico.

"Nos seguimos mudando, y realmente nunca jugué al fútbol americano de nuevo hasta que estaba en el último año de la preparatoria en Colorado City", dijo Maynard en una entrevista del 2003 con The Coffin Corner. "Bajo las reglas de Texas, nunca fui elegible para el fútbol americano en mi segundo y tercer año. Debías vivir en algún lugar por un año. Pero, jugué al baloncesto y corrí pista".

Después de la preparatoria, Maynard asistió a Rice University, pero se transfirió después de un semestre a Texas Western, ahora conocida como la University of Texas at El Paso.

Después de mantenerse fuera durante su campaña de sophomore, Maynard compiló 2,283 yardas totales como corredor y especialista en devoluciones. También alineó como safety a la defensiva.

En 1957, el año en que Maynard se hubiera graduado originalmente, fue seleccionado por los New York Giants en la novena ronda (N° 109 global) del draft de la liga. Maynard se mantuvo en la escuela, antes de saltar a las filas profesionales en 1958.

El tejano llegó a New York portando largas patillas, botas vaqueras y jeans azules. Supersticioso, pidió el jersey N° 13, el mismo que tuvo como colegial.

Maynard nunca usó barbiquejo durante su carrera, porque no le gustó cómo se sentía. Portó protecciones especiales dentro del casco para no tener que usar el barbiquejo.

Maynard jugó una campaña con los Giants como halfback y especialista en devoluciones de patada de despeje, sobre todo como suplente, incluyendo la derrota de New York por 23-17 en la prórroga en el Juego de Campeonato de la NFL ante los Baltimore Colts, conocido como "The Greatest Game Ever Played". Maynard fue cortado al año siguiente, y pasó la mayor parte de la temporada jugando en la CFL con los Hamilton Tiger-Cats.

En 1960, Maynard se convirtió en el primer jugador firmado por los New York Titans (ahora Jets) de la recién formada AFL, y eventualmente se mudó a la posición de flanker. Sumó 72 recepciones para 1,265 yardas en esa campaña.

En 1965, los Jets firmaron al quarterback futuro miembro del Salón de la Fama, Joe Namath, y Maynard lideró a la AFL con 14 recepciones de touchdown.

"Joe era grandioso para escuchar", dijo Maynard al autor Jackson Michael en su libro "The Game Before the Money: Voices of the Men Who Built the NFL". "Le dije que le ayudaría a ser un mejor quarterback y que me iba a ayudar a convertirme en un gran receptor, porque íbamos a hablar previo a cada jugada en cada entrenamiento.

"Le enseñé a Namath algo que ningún coach, incluso en el juego de hoy, jamás le ha enseñado a un quarterback a hacer: ¡leer al defensivo! Haga lo que haga, hacer lo opuesto".

En 1967, Maynard impuso una entonces marca de la franquicia con 1,434 yardas en recepciones, y fue votado el Jugador Más Valioso del equipo.

En 1968, los Jets ganaron su primer título divisional con una marca de 11-3, y enfrentó a los Oakland Raiders en el Juego de Campeonato de la AFL, donde Maynard tuvo su mejor momento como profesional.

Maynard abrió el marcador del partido con recepción de touchdown de 14 yardas en el primer periodo. Pero, a mediados del cuarto periodo, los Raiders tomaron ventaja de 23-20. En el segundo año de la serie subsecuente, primero y 10 desde su propia 43, Namath y Maynard se conectarían para la jugada de pase más importante en la historia de la franquicia.

"A inicios del encuentro, le dije a Joe, 'Más adelante, en algún punto, tengo las cosas preparadas bastante bien, y tengo uno largo si lo necesitas'", relató Maynard al New York Daily News en el 2011. "Así que, Joe nos dijo a la ofensiva, 'Ey, vamos por todo, así que asegúrense, nadie sujete, ustedes linieros, vamos por todo".

En los fuertes vientos de Shea Stadium, Namath retrocedió y lanzó un pase profundo para Maynard, quien corría por el lado derecho del campo.

"Siempre tuvimos la terminología de atrapar sobre el hombro izquierdo alrededor de las 10 [en la carátula del reloj]", dijo Maynard a Sargent. "El viento atrapó el pase de Joe y se pasó a las 11, 12, 1 y 2. Tuve que dar toda la vuelta para atraparlo por ahí de las 2 [en la carátula del reloj], saliendo del terreno de juego en la yarda 6".

En la jugada siguiente, Namath encontró a Maynard para el touchdown de la victoria, un triunfo de 27-23 que envió a los Jets al Super Bowl III. En el Super Bowl, los desfavorecidos por 19 puntos Jets derrotaron a los Colts por 16-7.

Maynard fue nombrado al equipo ideal de todos los tiempos de la AFL en 1969 y fue un cuatro veces All-Star en la AFL. Los Jets lo incluyeron en su Anillo del Honor en el 2010, retirando en su momento su jersey N° 13.

"Realmente no lo veo como que soy el más grande receptor", dijo Maynard en su discurso de enaltecimiento al Salón de la Fama. "Después de que juegas un cierto tiempo, cualquiera puede romper ciertos récords. La longevidad es la clave. El récord del que más me enorgullezco es ser el primer tipo en llegar a las 10,000 yardas en recepciones. Otros podrán hacerlo, pero soy el primero, y el único en llegar allí primero".

Maynard fue incluido en el Salón de la Fama Atlético de UTEP en el 2004.

Después de sus días como jugador, Maynard laboró como planeador financiero y dirigió su propia firma de consultoría.

Maynard sobrevivió a su esposa, Marilyn, con quien se casó cuando estaba en la universidad. Tuvieron dos hijos, Terry y Scott.

Información de AP fue utilizada en la redacción de esta nota.