Gerente general de Colts no asegura nada respecto a Carson Wentz

Wentz no pudo llevar a Indianapolis a la postemporada luego de dos terribles juegos finales

INDIANAPOLIS -- El gerente general de los Colts, Chris Ballard, no se compromete completamente con Carson Wentz como mariscal de campo titular para la temporada 2022.

Ballard hizo esos comentarios durante su conferencia de prensa de fin de temporada pocos días después de que los Colts no llegaran a los playoffs y Wentz diera dos de sus peores actuaciones al final de la temporada. Los comentarios de Ballard llaman la atención considerando que los Colts cedieron selecciones de primera y tercera ronda en el próximo draft para adquirir a Wentz de los Philadelphia Eagles la pasada temporada baja.

"Cuando tomamos la decisión, después de que Philip [Rivers] se retirara y tomamos la decisión de hacer un movimiento con Carson, en ese momento nos sentimos bien al respecto y sigo sin arrepentirme de la decisión", explicó el jueves. "Sentado aquí hoy, solo para que sepan, no haré ningún comentario sobre quién estará aquí el próximo año y quién no estará aquí. Eso no es justo para ningún jugador".

Cuando adquirieron a Wentz, la selección general número 2 en el draft de 2016, los Colts esperaban detener los constantes cambios de mariscal de campo desde que Andrew Luck se retirara en agosto de 2019. Wentz reemplazó a Rivers, quien reemplazó a Jacoby Brissett después la temporada 2019.

"Me gustaría dejar de usar curitas", ilustró Ballard. "Me gustaría que Carson sea la respuesta a largo plazo o encontrar a alguien que esté aquí durante los próximos 10 a 12 años. A veces no funciona de esa manera. Puedo soñar con eso, desearlo, hacer todo lo que pueda para encontrar la solución, pero haces lo mejor con lo que puedes hacer en el momento".

El objetivo era que el entrenador en jefe Frank Reich hiciera que Wentz volviera a jugar como lo hacía cuando los dos estuvieron juntos en Philadelphia cuando Reich era el coordinador ofensivo del mariscal de campo en 2017.

Hubo algo bueno de Wentz esta temporada, pero lo malo, desafortunadamente para los Colts, lo superó. Estaba claro que eran un equipo que priorizaba la carrera con el corredor Jonathan Taylor, quien lideró la NFL en acarreos terrestres, pero también esperaban que Wentz pudiera hacer jugadas cuando los equipos llenaban el área para detener el juego terrestre. Eso no siempre sucedió.

Wentz completó el 59% de sus pases, lanzó solo dos pases de anotación y tuvo dos pérdidas de balón en los últimos dos juegos de la temporada regular cuando los Colts solo necesitaban ganar uno para acceder a los playoffs. Wentz, quien continuó tomando riesgos, lanzó para al menos 200 yardas en solo dos de los últimos ocho juegos de la temporada. En la sorpresiva derrota ante los Jaguars en el final de la campaña, Wentz registró un QBR total de 4.4, el más bajo de su carrera.

"Carson quiere ganar. Tiene voluntad de ganar. A veces, cuando llevas la carga de pensar que tienes que hacer una gran jugada todo el tiempo, a veces, deja que el equipo te ayude, detalló Ballard.

Los Colts tienen algunas piezas centrales en el roster junto a Taylor, el apoyador Darius Leonard y la mayoría de la línea ofensiva. Pero la posibilidad de llegar a la postemporada seguirá siendo escasa hasta que descubran quién es la respuesta como mariscal de campo.

"Al final del día, creo que tenemos muchos jugadores realmente buenos y piezas realmente buenas", aceptó Ballard. "Tienes que conseguir estabilidad en la posición de mariscal de campo. Esa posición tiene que aprovechar su potencial para ayudar al equipo a ganar. No culpo a Carson de todo esto. No lo hago porque todos los demás también tienen que hacer su trabajo".

"Pero la hiperimportancia de esa posición es real. Tienes que tener consistencia allí. Los años que la hemos conseguido hemos sido bastante buenos y pensamos que la teníamos hasta el final de la temporada. Algo que tenemos que trabajar".