Bengals rompen racha de 31 años sin triunfo en playoffs

El último partido de postemporada que ganaron los de Cincinnati, fue en 1991

CINCINNATI -- Envíe esos mensajes de texto. Los Cincinnati Bengals finalmente ganaron un juego de playoffs.

Cincinnati derrotó a Los Vegas Raiders 26-19 en el Paul Brown Stadium en juego de comodines de la AFC el sábado. Fue la primera victoria de Cincinnati en los playoffs en 31 años, desde antes de que los teléfonos celulares fueran capaces de enviar mensajes de texto, como recordaron los memes en internet en los días previos al juego.

Pero la victoria no se trató solo de poner fin a la sequía más larga de victorias en los playoffs en la NFL. Se trataba de dar el primer paso para en la carrera por el título de la AFC.

En el transcurso de la temporada, Cincinnati pasó de ser el equipo proyectado para el sótano de la AFC Norte, a campeones de división, poniendo fin a un período de seis años sin una aparición en los playoffs. Ese viaje incluyó una derrota en tiempo extra ante los Green Bay Packers, uno de los mejores equipos de la NFL, y una victoria en la semana 17 sobre los Kansas City Chiefs, los representantes de la AFC en el Super Bowl del año pasado.

Esas actuaciones indicaron que Cincinnati no era solo un equipo que podía ganar un juego de postemporada. Demostraron que los Bengals pueden estar con los mejores de la NFL.

Por segunda vez esta temporada, los Bengals necesitaban aguantar duro contra los Raiders para obtener una victoria. El primero llegó en la semana 11 y marcó la pauta para la segunda mitad de la temporada de Cincinnati.

La segunda victoria fue mucho más significativa. Le dio a la ciudad de Cincinnati algo que no ha experimentado en décadas y preparó la mesa para que los Bengals tengan una postemporada verdaderamente especial.

El juego en corto: fin de maldición. Los Bengals pusieron fin a la legendaria "Maldición de Bo Jackson", el último partido de la NFL del ex corredor de los Raiders en enero de 1991 que también puso fin a la última racha de playoffs de Cincinnati que contó con una victoria.

Jugada fundamental: en tercera y cuatro al final de la primera mitad, el mariscal de campo de los Bengals, Joe Burrow, se apresuró y encontró a Tyler Boyd para un pase de touchdown de 10 yardas para darle a Cincinnati una ventaja de 20-6. Inicialmente, parecía que Burrow se saldría de los límites. Un árbitro incluso hizo sonar un silbato. Pero la jugada continuó y Cincinnati consiguió un touchdown clave en la zona roja.

Desglose del QB: Burrow fue eficiente en su debut en los playoffs. Después de lanzar para 148 yardas a principios de la temporada contra los Raiders, Burrow terminó la victoria del sábado completando 24 de 34 pases para 244 yardas, dos anotaciones y ninguna intercepción.