Budda Baker sale del hospital tras susto por conmoción en juego de Cardinals contra Rams

play
Los Rams no tuvieron piedad y pasaron por encima de Kyler Murray y los Cardinals (2:46)

El equipo dirigido por Sean McVay logró obtener el boleto para la ronda de División, luego de vencer a unos inoperantes Cardinals. Los Rams enfrentarán a los Buccaneers el próximo domingo. (2:46)

El safety agradeció las plegarias y buenos deseos después de ser trasladado al hospital en ambulancia por un golpe sobre el terreno de juego

INGLEWOOD -- El safety de los Arizona Cardinals, Budda Baker, fue sacado del campo de juego en una camilla después de una colisión violenta hacia el final del tercer periodo del juego de Ronda de Comodines de la NFC en "Monday Night Football", frente a Los Angeles Rams.

Fue descartado del juego con una conmoción, pero si retuvo sensación y movimientos en las extremidades, mientras era retirado del campo.

Los Cardinals dijeron más tarde que fue llevado al hospital para mayor evaluación, y estaba alerta y en comunicación. El equipo confirmó el martes por la tarde que Baker ha sido dado de alta del hospital y está en camino de regreso a Arizona.

El propio Baker escribió el martes por la mañana que estaba "bien".

Más tarde, el mismo martes, Baker publicó un video en su historia de Instagram, expresando gratitud por el apoyo que ha recibido, y diciendo que tendrá "una recuperación total".

"Solo quiero agradecer a todos por los buenos deseos y las plegarias de todos, realmente los aprecio. Todo salió bien, y tendré una recuperación total. Así que, definitivamente estoy bendecido", dijo.

Baker golpeó al corredor de los Rams, Cam Akers, con 1:51 por jugar en el tercer periodo, alrededor de la yarda 5 de los Cardinals. Bajó la cabeza y el hombro izquierdo, antes de golpear la rodilla de Akers.

Baker cayó al suelo, y casi de inmediato, el linebacker de los Cardinals, Jordan Hicks, comenzó a pedir ayuda a las asistencias médicas.

"Simplemente, fue una buena jugada de fútbol americano'', dijo Akers. "No fue nada personal. Tengo el mayor respeto por Budda y el equipo''.

Baker, de 26 años de edad, nombrado a su cuarto Pro Bowl esta temporada, tuvo 98 tacleadas y tres intercepciones en la campaña regular. Fue un recluta de segunda ronda en el 2017, procedente de Washington.