¿Cómo era el mundo la última vez que los Bengals jugaron un Juego de Campeonato de la AFC?

Hagamos un repaso del mundo deportivo la última vez que los Bengals jugaron un partido de campeonato de conferencia

El impresionante paso de los Cincinnati Bengals en los playoffs no solo acabó con una mala racha para la franquicia. También terminó con la sequía más larga de la NFL sin aparecer en una Final de Conferencia.

Los Bengals no solo volvieron a ganar en postemporada por primera vez desde 1991, se apuntaron además el primer triunfo de playoffs como visitante en la historia de la franquicia y regresaron al Juego por el Campeonato de la AFC por primera vez desde 1988, que era la sequía más larga de la liga.

El ‘mundillo’ de la NFL comentó y reaccionó a la victoria de los Bengals sobre Tennessee Titans de manera instantánea a través de las redes sociales y gracias a la fibra óptica, una tecnología que apareció, comercialmente al menos, en aquel 1988.

Entonces la NFL era muy diferente, con menos equipos y divisiones. Los Bengals, por ejemplo, jugaban en la central de la AFC, junto a los Cleveland Browns, los extintos Houston Oilers (ahora Titans) y los Pittsburgh Steelers. Los Bengals jugarían y perderían el Super Bowl contra los poderosos San Francisco 49ers de Joe Montana y Jerry Rice (podría haber revancha este año). Fue tan buena aquella campaña de Cincinnati, que su mariscal de campo, Boomer Esiason, fue el MVP de la liga.

Ese 1988 fue también el último año del legendario entrenador de los Dallas Cowboys, Tom Landy y fue el de la mudanza de los Cardinals, de San Louis a Phoenix, Arizona, para llamarse: Phoenix Cardinals (sería hasta 1994 que cambiarían a Arizona Cardinals, como los conocemos ahora).

Por cierto, los Cardinals quedaron en el camino de estos playoffs al ser vapuleados por Los Angeles Rams (en 1988 también jugaban en Los Angeles) y, ¿quién creen que nació en aquel 1988? Matthew Stafford, un probable rival de los Bengals si ambas organizaciones llegan al Super Bowl LVI; otro posible rival que nació en aquel año es Trent Williams, de Niners.

Otros nacimientos importantes para el mundo del deporte fueron los de Stephen Curry y Kevin Durant, que actualmente son grandes estrellas de la NBA. En aquel lejano 1988 los estelares en las duelas eran Magic Johnson, quien ganó el campeonato con Los Angeles Lakers (que ahora tienen a LeBron James como su máxima figura). El MVP de aquella temporada 87-88 de la NBA fue Michael Jordan quien además ganó por segunda ocasión el Slam Dunk Contest al vencer a un tal Dominique Wilkins. ¿Y como fue que lo venció? En su última oportunidad, ‘su Majestad’ (que aún no era ‘su Majestad) repitió el enceste desde la línea de tiros libres; un salto que dejó una imagen para la posteridad y para el logo de una marca de tenis que siguen hasta ahora capturando la imaginación del público.

Y si lo de Jordan en el concurso de clavadas fue grande para la historia del deporte, en 1988 en el tenis sucedió algo que nunca ha vuelto a pasar. No lo pudieron lograr Sampras o Agassi; no lo tienen y dudamos que lo tengan Federar, Nadal, Serena o Djokovic: Stefi Graff se convirtió en la única tenista, hombre o mujer, en completar el Golden Slam: los cuatro Grand Slam, más la medalla de oro olímpica, todo en el mismo año. Un suceso hasta ahora único en el tenis.

Sigamos con el repaso deportivo de aquel 1988, ahora en el futbol. Países Bajos contaba con una excelente generación de futbolistas: ganaron la Eurocopa (vencieron a la extinta Unión Soviética en la final), el PSV venció en la Champions League, que entonces se conocía como Liga de Campeones de Europa y Marco Van Basten se hizo con el Balón de Oro. En España, el Real Madrid ganó el campeonato y Hugo Sánchez obtuvo su cuarto pichichi consecutivo. En México el América fue campeón. Entonces el torneo mexicano de fútbol se disputaba entre 20 equipos, divididos en cuatro grupos en un formato de torneo largo con liguilla, con ascenso y descenso. Eran buenos tiempos.

También lo fueron para la F1 que ahora tiene la rivalidad Lewis Hamiton vs Max Verstappen. En 1988 la rivalidad que nació fue la de Ayrton Senna, campeón mundial de esa temporada, contra Alain Prost. Los siguientes dos años serían muy polémicos entre esos dos pilotos.

Finalmente, no podemos dejar pasar el dato cultural del cine. El Oscar a mejor película en 1988 fue para Rain Man, un film que además le dio la estatuilla a Dustin Hoffman por su interpretación y a al director Barry Levinson.

Cincinnati tendrá que viajar la próxima semana a Kansas City para enfrentar a los Chiefs en busca de mantener vivo el sueño de ganar el primer Super Bowl en la historia del equipo. Lo que se les escapó hace décadas.