Giorgian De Arrascaeta: "Desde Flamengo me dijeron que esperara y que aún no volviera a Río de Janeiro"

play
Giorgian De Arrascaeta se mantiene activo pese a la cuarentena (0:23)

Así es el entrenamiento del crack uruguayo del Flamengo (Instagram: @personaldiegao) (0:23)

Giorgian De Arrascaeta tenía previsto volver este jueves a Río de Janeiro para incorporarse a los entrenamientos del Flamengo. Pero la noticia de los 38 casos positivos de coronavirus entre jugadores (tres casos de futbolistas), dirigentes, funcionarios y familiares del club carioca hizo que las autoridades del Fla le indicaran que se quedara en Montevideo, según declaró el futbolista en la Edición central de Telemundo.

“Estoy esperando noticias del club, debía irme a Río, pero después de la noticia de los 38 casos me dijeron que aguantara dos días más, este viernes tendré informes del club para ver cómo va a proceder todo esto, es muy cambiante todo, una situación complicada” sostuvo el número 10 de la selección uruguaya.

De Arrascaeta explicó cómo serán sus próximas horas: “Esperar y ver si puedo viajar el sábado, ver si es bueno que viaje porque es riesgoso andar en los aeropuertos sin tener la confirmación de que comencemos a entrenar; todos queremos volver pero debemos estar con todas las precauciones posibles”.

El lunes el club se vio sacudido por el fallecimiento por coronavirus de uno de los masajistas del plantel principal, Jorge Luiz Domingos, de 68 años: “Sí, ‘Tío Jorge’ fue contagiado, él tenía algunos problemas de salud, sabemos que a las personas mayores se les complica, el club por ese motivo también tiene que tener todas las precauciones, es difícil volver con todo lo que está pasando” explicó Giorgian.

De Arrascaeta agregó en este sentido: “Queremos volver pero debemos pensar en nuestras familias, con quien compartimos muchos momentos”. Y manifestó que si bien para los futbolistas no puede ser letal contraer el virus, sí puede ser muy grave para alguna persona cercana.

El ex-Defensor Sporting y Cruzeiro finalizó diciendo: “Nuestra familia quiere cuidarnos y que estemos bien, somos conscientes lo que se está viviendo en Brasil, en Rio hay muchos contagios, el temor está en todos nosotros, queremos volver pero con la tranquilidad de que no tengamos problemas. Se ve lejana la posibilidad de volver a jugar, antes debemos volver a trabajar en el club”.