Maradona, Drogba, Riquelme y más: Yaya Touré se une a los sueños frustrados del futbol brasileño

Didier Drogba, Yaya Touré y Mario Balotelli Arte ESPN

Yaya Touré ni siquiera tuvo que pisar Brasil para ingresar a una lista llena de nombres importantes en el futbol mundial. Al deshacer el acuerdo con el candidato presidencial del Vasco da Gama, Luiz Roberto Leven Siano, el centrocampista marfileño se une a las estrellas que negociaron, pero nunca jugaron con un equipo brasileño.

A continuación, ESPN recuerda 11 estrellas del futbol que, como Yaya Touré, acapararon los titulares, emocionaron a los fanáticos, pero no jugaron en ningún club carioca.

Anelka

¿Quién no recuerda la publicación de Alexandre Kalil en Twitter a principios de 2014, diciendo que "Anelka es Galo"? Pero el delantero francés, con pasado en el Real Madrid y Chelsea, terminó sin usar la camiseta del Atlético. Según explicó, años después, el acuerdo no fue cerrado por lo que él llama "falta de profesionalismo" por parte del presidente del club. Anelka dijo que pidió dos boletos de avión para Brasil, pero que solo recibió uno y que tampoco le gustó que lo anunciaran con anticipación.

Balotelli

Otro delantero nacido en Italia también estuvo cerca de vivir en Río de Janeiro. En 2019, Mario Balotelli, el controvertido jugador con pasado en Milán, Inter de Milán y Manchester City, negoció durante días con Flamengo, pero no llegó a un acuerdo. La retirada oficial tuvo lugar en agosto, poco después de la llegada de Jorge Jesús y antes de los títulos del Campeonato Brasileño y la Copa Libertadores.

Brolin

El delantero de Suecia en los Mundiales de 1990 y 1994, Tomás Brolin tenía cerca de 30 años cuando negoció con Portuguesa en 1998. Sin embargo, las conversaciones no avanzaron, y el jugador se quedó en Europa.

Del Piero

Mucho antes de soñar con Balotelli, Flamengo hizo un intento por fichar a Alessandro Del Piero, un símbolo de la Juventus que jugó con la Selección de Italia las Copa del Mundo de 1998, 2002 y 2006. La propuesta llegó al veterano jugador, que entonces tenía 38 años, a mediados de 2012, pero decidió ir al Sidney FC de Australia.

Drogba

La negociación fallida a principios de 2017 entró en la historia reciente del futbol brasileño. La camiseta del ídolo de Chelsea, compatriota de Yaya Touré, incluso se vendió en las tiendas de São Paulo, pero nunca pisó Brasil. Corinthians incluso hizo una nota oficial en su sitio web para agradecer al anotador africano. Años más tarde, Roberto de Andrade, presidente en esa época, dijo que solo se tuvo una conversación preliminar.

Maradona

El mayor ídolo en la historia del futbol argentino tuvo algunas oportunidades de jugar en Brasil. En 1975, por ejemplo, se le ofreció al Portuguesa, que no quería pagar la suma de 300 mil dólares para contar con Diego, que tenía 15 años. En el tramo final de su carrera, 'El Pibe' fue blanco de Palmeiras, quien comenzó su asociación con Parmalat a principios de la década de 1990, y también de Santos, quien confió en Pelé como mediador.

Paulo Futre

Otro jugador relacionado con el Portuguesa. Dejando de lado la campaña de la Federación Paulista que decidió el nuevo club de Marcelinho Carioca en 1998, Lusa soñó con contratar al centrocampista atacante, entonces en el Atlético de Madrid. No tenía ayuda de la entidad y tampoco firmó un acuerdo financiero con los portugueses.

Preud'Homme

Nombrado como uno de los mejores porteros de la década de 1990, el belga llegó a Brasil el 7 de enero de 1999 para defender a Fluminense, quien luego fue relegado a la Serie C del Campeonato Brasileño. El sueño de verlo con la camiseta tricolor duró solo un día, hasta que el arquero del Benfica no le gustó el viaje y rechazó cualquier negociación con el equipo de Río.

Riquelme

Muchos clubes soñaban con Juan Román Riquelme, estrella de Boca Juniors que brilló en la Copa Libertadores en la década de 2000. Quien se acercó más fue Palmeiras, quien, en el tramo final de la gestión de Arnaldo Tirone, realmente negoció con el centrocampista argentino. Días después, Paulo Nobre se hizo cargo, dijo que sería imposible pagar por el jugador y desapareció el sueño.

Romagnoli

Ídolo de San Lorenzo, campeón de Libertadores, el mediocampista de 33 años llegó, en agosto de 2014, con la camiseta de Bahía y fue recibido por la afición con mucha emoción. Sin embargo, días después, renunció al precontrato por razones familiares y no cumplió el deseo del club tricolor.

Vieri

El delantero italiano, con exitoso pasó en Atlético de Madrid, Lazio e Inter de Milán, tuvo dos oportunidades para jugar en Brasil. En octubre de 2009, Botafogo lo anunció, la negociación fue exitosa, pero el sueño terminó un mes después debido al incumplimiento de los plazos de los exámenes médicos. A principios de 2011, Vieri entrenó con el Boavista, que se estaba preparando para el Campeonato Carioca, pero aseguró tener problemas personales y no jugó.