Piquerez: su adaptación al Brasileirao, la final de la Libertadores y el momento de la Selección Uruguaya

Joaquín Piquerez conversó esta semana sobre su adaptación al Brasileirao y palpitó la final de la CONMEBOL Libertadores que disputará con Palmeiras ante Flamengo el sábado 27 de noviembre en el Estadio Centenario. En ‘Último al arco’ (Radio Sport), el ex Peñarol también habló de su Selección y comparó a Felipe Melo con un ex-futbolista uruguayo.

El lateral izquierdo formado en Defensor Sporting, que en el 2019 defendió a River, llegó al fútbol brasileño tras jugar un año y medio en Peñarol, siendo presentado como nuevo jugador del Palmeiras, vigente campeón de la Libertadores, el pasado 31 de julio.

“Cuando llegué, en las primeras dos semanas hacíamos espacios reducidos, y cuando yo agarraba la pelota tenía tres hombres arriba y la perdía casi siempre. Vi la diferencia que había y sabía que era un gran e importante desafío el llegar al fútbol brasileño, se iba a ver si yo estaba a la altura”, comentó el uruguayo.

Tras esas semanas de impacto ante la velocidad e intensidad en los entrenamientos del Verdao, el lateral de 23 años pudo afianzarse como titular. “Ahora ya estoy adaptado al ritmo de juego, y me voy sintiendo uno más en ese sentido”, destacó.

En cuanto a su rol en el equipo, Piquerez señaló que es muy difícil el aspecto defensivo dada la cantidad de punteros o volantes externos con mucha calidad que hay en el fútbol brasileño. Y en cuanto a la hora de atacar, el uruguayo dijo que tiene mayor libertad y comodidad para hacerlo porque el volante rival ‘no cumple tanto con el rol defensivo’.

“Cada partido que pasa me voy sintiendo mejor, eso es importante. Espero poder seguir así por este camino, y seguir teniendo minutos siendo titular en Palmeiras”, remarcó.

En el Campeonato Brasileño, el equipo paulista es el escolta de Atlético Mineiro, único líder del certamen que ha logrado sacar diez puntos de diferencia. Piquerez consideró: “Mineiro es un equipo fuerte, pero quedan unos cuantos partidos en el Brasileirao, nos falta cruzarnos con ellos, y ya demostramos en la Libertadores que estuvimos a la altura en los dos partidos contra Mineiro y por eso nosotros estamos en la final y los dejamos afuera”.

Y agregó: “Así que hay que confiar, tener paciencia también porque no depende solamente de nosotros, debemos seguir haciendo la mayor cantidad de puntos para poder pelear el primer puesto”.

LA FINAL DE LA LIBERTADORES, LA SELECCIÓN DE TABÁREZ Y FELIPE MELO
Respecto de la Copa Libertadores, Palmeiras deberá jugar la final ante Flamengo el próximo sábado 27 de noviembre en el Estadio Centenario de Montevideo.

“Obviamente que los nervios y el estrés que lleva a jugar esos partidos te consumen, así que estoy tratando de llevar todo eso de la mejor manera para llegar a ese día en las mejores condiciones”, manifestó Piquerez, quien aseguró que el estadio estará lleno ese día a pesar del alto costo de las entradas.

Y remarcó lo que para él significa disputar este tipo de partidos en su país: “Ya jugar una final de Copa para un uruguayo es algo que no suele suceder todos los días, más en Uruguay y en el Centenario, será algo muy lindo”.

Piquerez, quien ingresó en la Selección Uruguaya durante los partidos ante Argentina y Brasil de octubre por las Eliminatorias, también habló sobre el momento de la Celeste, que en las próximas semanas volverá a jugar el clásico rioplantense el viernes 12 de noviembre y luego deberá viajar a La Paz para jugar ante Bolivia el martes 16.

“Estos partidos que se vienen están presentes en todos los jugadores de la Selección desde que se jugó la triple fecha pasada, donde no pudimos sumar lo puntos que queríamos y que teníamos que sumar, estamos en ese debe. Ahora hay que ir a buscar los seis puntos para poder seguir arriba en la tabla”, dijo el jugador sobre la Celeste, que se encuentra en la quinta posición de las Clasificatorias sudamericanas.

E indicó sobre la poca cosecha de puntos en la pasada triple fecha, donde Uruguay empató sin goles ante Colombia como local y luego cayó en sus visitas a Argentina y Brasil: “Somos todos responsables, yo jugué dos partidos de tres, así que soy igual de responsable que los que jugaron todos los minutos en los tres partidos. En cuanto a la presión que hay, ya somos jugadores profesionales y sabemos cómo manejar esto, tenemos que estar unidos y fuertes como grupo para poder sacar las cosas adelante”.

Por último, el futbolista uruguayo volvió a hablar de Palmeiras, refiriéndose puntualmente a su capitán Felipe Melo. Se le consultó a Piquerez a qué jugador uruguayo lo hace acordar el volante brasileño y respondió: “Es una especie del Ruso Pérez. Felipe Melo es muy carismático, con mucha fuerza, le gusta el roce, va muy fuerte a la pelota y eso se lo transmite a los compañeros. Para mí eso es muy bueno, yo me siento representado por ese estilo de juego también”.

Y agregó: “También tenemos al paraguayo Gustavo (Gómez) que también es muy fuerte, y tenemos ese estilo que acá le llaman Raça que es como la fuerza, el ímpetu de ir para adelante que contagia todo el equipo”.