Sergio Ramos: "Aquí es donde se ve a los hombres"

play
Zidane ya eligió: ¿quién es el mejor DT del mundo? (0:34)

El francés habló en la previa al partido de Champions ante Manchester City y fue claro con la respuesta. (0:34)

MADRID -- Sergio Ramos ha pedido a sus compañeros del Real Madrid que den un paso al frente de cara a una semana decisiva que empezará el miércoles con la ida de los octavos de final de la Champions League ante el Manchester City y terminará el domingo con la visita del Barcelona al Santiago Bernabéu.

El equipo blanco recibe al City después de perder el liderato de La Liga tras dos traspiés consecutivos (empate ante el Celta de Vigo y derrota contra el Levante) y el capitán sabe mejor que nadie que su equipo no puede permitirse otro fallo.

“Un error contra el City o en Liga el domingo te puede costar un título. Se genera mucha presión y aquí es donde se ve realmente a los hombres, a los niños hay que dejarlos a un lado. Es una semana para demostrar y hay que hablar en el campo y no fuera”, dijo Ramos en la conferencia de prensa previa al encuentro ante el City.

“Me gusta salir a dar la cara. Me siento más cómodo cuando las cosas van mal, que cuando van bien. Llega el momento más delicado porque el margen de error es mínimo. La grandeza de este club es resetearse cada año y no conformarte con lo que has ganado. No puedes tener ese miedo a quedar eliminado. Tener el máximo respeto al rival, pero convencido de que las cosas saldrán bien y que el rival no puede notar ninguna debilidad”.

Del mismo modo, Ramos avisó que el City puede llegar con una motivación añadida ya que si se confirma su sanción estará dos años sin poder disputar la Champions.

"Quizás cuando ves que puede ser la última en años puede haber un extra de motivación. Afortunadamente es algo que no tenemos que vivir. La Champions es especial y un foco muy bueno para los grandes futbolistas, tanto para lo bueno como para lo malo”, declaró el capitán del Madrid.

"Intentaremos seguir en la dinámica anterior, con pocos espacios entre líneas y atentos a las ayudas, quizás en eso hemos hecho poco hincapié. No es solo cosa de los de atrás, igual que cuando ganamos lo hacemos todos".

Ramos quiso también remarcar que la clave para el triunfo es recuperar la solidez defensiva que llevó al Real Madrid al liderato en La Liga durante gran parte de la temporada.

"Intentaremos seguir en la dinámica anterior, con pocos espacios entre líneas y atentos a las ayudas. En en eso hemos hecho poco hincapié y no es solo cosa de los de atrás, igual que cuando ganamos lo hacemos todos”, continuó diciendo.

“Hay que ser críticos e intentar mejorar. Cuando llega un resultado que no es bueno... En esos últimos minutos en el Bernabéu se crea una energía gratificante, pero si no la vivimos mejor. No hay que estar intranquilo si el gol no llega, porque el Madrid es difícil que perdone de cara al gol. Puede hacerlo un partido o dos, pero más... Es difícil”, sentenció el capitán del Real Madrid.

Sergio Ramos también mandó un mensaje positivo sobre su renovación. Según ha informado ESPN a través de fuentes cercanas tanto al club como al jugador, todavía no se han producido movimientos para que el capitán amplié su contrato, pero el jugador madridista tiene claro que, “si el club quiere”, seguirá en el club más allá de 2021.

Por último, y en referencia a la polémica arbitral que Sergio Ramos protagonizó tras la derrota ante el Levante, cuando afirmó que “la arrogancia se tiene o no se tiene” respecto al árbitro Hernández Hernández, el internacional español quiso enfatizar en que, en Europa, los arbitrajes son distintos.

"Perseguido no me siento. La filosofía a nivel arbitral en Europa es diferente a España porque son más permisivos en ciertas cosas. He ido cuidando la relación con los árbitros y salvo la anécdota del capítulo anterior, que creo que es algo personal, tengo una buena relación con los árbitros", añadió Ramos.

"No creo que haya dicho nada fuera de lugar ni haya faltado el respeto. Vivimos en un país democrático en el que se puede decir lo que se piensa. No creo que haya pasado el límite que no debemos cruzar”.