Manchester City, no todo es chequera

Pep Guardiola ha convertido este equipo en su obra más consolidada desde que llegó al futbol inglés

Quien crea que este Manchester City es nada más obra de los petro dólares, está equivocado. Está claro que sin ese presupuesto sería imposible reunir una plantilla de este calado. Sin embargo, sin la correcta dirección desde el banquillo no podría cuajar al nivel que hemos visto en esta temporada. Un binomio inseparable.

Pep Guardiola ha convertido este equipo en su obra más consolidada desde que llegó al futbol inglés. Tal parece que no le falta nada. Los ingredientes tradicionales de cada platillo de Guardiola están: dinámica, toque de balón, elaboración, agresividad en la recuperación, presión alta, mediocampistas muy completos, por mencionar algunos. Es parte de su identidad, también lo veíamos en el Barcelona y el Bayern Múnich. Al City le seguía faltando equilibrio, una defensa sólida. Ahora también la tienen.

El City es el equipo que menos goles ha admitido no solo en la Premier League, también en la UEFA Champions League. ¿Recuerdan cómo los eliminaron en otros años el Mónaco, el Liverpool, el Tottenham y el Lyon? Los contragolpes de Kylian Mbappé, Mohamed Salah, Hieun Min Son y Moussa Dembélé fueron veneno para el equipo de Guardiola.

La llegada a la zaga central de Rubén Dias, nombrado Jugador del Partido en la semifinal de vuelta ante el PSG, ha sido un punto de inflexión para el comportamiento defensivo del City. El portugués es al City lo que Marquinhos al PSG, lo que Virgil Van Dijk al Liverpool. ¡Al fin dieron con la tecla! Con Pep se gastaron más de 600 millones de euros en defensores.

Insisto, no todo es cartera. Comparemos el nivel de Ryad Mahrez, Ilkay Gundogan, Kevin De Bruyne, Phil Foden, Oleksandr Zinchenko y Bernardo Silva antes y después de Guardiola. Hay un salto de calidad sobresaliente. Futbolistas que se hacen más completos, más técnicos, más solidarios. A eso se refirió Phillip Lahm en un comentario para The Guardian hace unos días. El alemán alcanzó su mejor nivel individual con Guardiola.

Es curioso que se reconoce a este City de Pep como un equipo que te puede marear con posesión de balón y toques en corto. ¿Recuerdan cómo fueron los goles contra el PSG en la semifinal de vuelta? El 1-0 nace de un trazo de 40 metros de Ederson a Zinchenko, que dos toques después firmó Mahrez; el 2-0 en un contragolpe magistral llevado por Foden y De Bruyne, también firmado por Mahrez. También ejecutan esta herramienta de manera magistral.

El próximo fin de semana podrán coronarse en la Premier League. Por lo pronto, en el panorama europeo, están a una victoria del logro más importante en la historia del Manchester City. No podía ser de otra forma. Cuando reúnes buenos futbolistas con un entrenador de vanguardia cosas buenas ocurren. Tarde o temprano.