Benfica se someterá a pruebas por la variante ómicron

Las Águilas, que disputan el segundo lugar en la fase de grupos de la Champions con Barcelona, enfrentaron al Belenenses, que tiene 13 casos confirmados

Los jugadores del Benfica, que disputan la segunda plaza de la fase de grupos con el Barcelona en la UEFA Champions League, serán testados de COVID-19 ya que el sábado se enfrentaron al Belenenses, club con 13 casos de la nueva variante ómicron.

Según explicó este lunes la directora general de Salud de Portugal, Graça Freitas, aunque no es el protocolo habitual, al tratarse de la nueva variante, los jugadores del Benfica serán testados.

En la mañana de hoy, el Instituto Nacional de Salud (INSA) de Portugal confirmó que las trece muestras de COVID-19 de los futbolistas del Belenenses son de la variante ómicron.

En total, ya se han confirmado 17 casos positivos, entre ellos el entrenador y su ayudante y dos miembros del cuerpo técnico, además de los 13 futbolistas. Incluso, según confirmó a EFE el club, hay dos jugadores cuyos test no están claros sobre si son o no positivos.

Los 44 efectivos de la plantilla del Belenenses están aislados en sus casas y en el día de hoy se prevé que se les vuelva a practicar una nueva ronda de test.

El futbolista sudafricano Cafú Phete, que pertenece a esta plantilla, regresó el pasado domingo 22 de noviembre a Portugal tras jugar dos partidos con la selección de su país.

Según el Belenenses, este jugador es la tercera vez que contrae el virus de la COVID-19.

Entre los contagiados, los tres jugadores brasileños de la plantilla: el portero Luiz Felipe, el capitán Sandro --jugador que pasó por el Tottenham Hotspur y Udinese-- y el delantero Alisson Safira.

Ha dado positivo hasta el médico del club, según el conjunto luso, que ha confirmado que cuatro futbolistas tienen síntomas leves y el resto son asintomáticos.

De momento, todos los futbolistas se están entrenando en sus casas siguiendo las órdenes de los preparadores físicos.

PARTIDO POLÉMICO

Debido al brote de COVID-19, tuvo que enfrentarse al Benfica el pasado sábado con sólo 9 jugadores de campo.

El encuentro se tuvo que suspender en el minuto 46 cuando el Belenenses se quedó con 6 jugadores sobre el césped.

Las consecuencias podrían extenderse a la Champions League, ya que el 7 de diciembre el Benfica recibe al Dynamo Kiev y el Barcelona juega en Múnich contra el Bayern en la última jornada donde los 'blaugranas' y los encarnados pugnarán por la segunda plaza para acceder a octavos.