Sebastián Gómez, el volante tapón que terminó como la gran figura de Nacional en la estrella 17

Dimayor.com.co

Atlético Nacional sumó otro título a sus vitrinas gracias a su victoria contra Deportes Tolima en la final del Torneo Apertura de la Liga colombiana, a la que llegó bajo la dirección del técnico interino Hernán Darío el ‘Arriero’ Herrera y por el liderazgo del mediocampista Sebastián Gómez, quien se convirtió en la gran figura de este título.

El volante de características defensivas fue uno de los responsables de que Nacional fuera mejorando durante el torneo, sobre todo, desde que empezaron los cuadrangulares semifinales en donde superaron a Millonarios, Junior y Bucaramanga.

Fue tan bueno su rendimiento que terminó el semestre con la mejor calificación entre todos los jugadores del conjunto Verdolaga. Según la página de estadísticas FOTMOB, Gómez cerró el campeonato con un puntaje promedio de 7.32.

El jugador fue uno de lo que más tiempo estuvo en cancha con 1876 minutos disputados, en 23 partidos, 22 de ellos como titular. En ese ítem fue superado por el portero Kevin Mier y el extremo Daniel Mantilla.

El centrocampista fue el encargado de la marca en la mitad de la cancha, a veces jugando como único recuperador, con la obligación de apoyar en la defensa y realizar cubrimientos en las zonas donde sus compañeros de características ofensivas no regresaban a defender.

Además, tenía que hacer doblajes cuando tomaban al equipo mal parado y en inferioridad numérica. En los contragolpes o jugadas ofensivas del rival siempre estuvo muy atento y ahí fue en donde su trabajo tomó más importancia pues evitó en muchas oportunidades que el equipo terminara recibiendo goles que pudieron llevar a perder varios partidos.

En este caso, Sebastián ayudó durante el campeonato con 25 interceptaciones; 40 barridas, 20 de ellas realizadas de manera efectiva pues cortó el ataque rival y evitó que 13 oportunidades claras terminaran en gol.

En materia ofensiva, Gómez tuvo un rendimiento bastante parejo, ayudando en la salida del equipo, realizando pases cortos hacia los costados o entregando la pelota a sus compañeros encargados de la creación. También pisó el área contraria con el objetivo de terminar las jugadas como un delantero más y originó remates desde media y larga distancia.

El jugador de 26 años también convirtió un gol frente a Patriotas, en la jornada 14 de la fase del todos contra todos, en el estadio La Independencia de la ciudad de Tunja.

El mediocampista terminó con el mejor promedio del equipo en la entrega de la pelota pues tuvo un 91.1 por ciento de efectividad de 985 pases realizados. Además, realizó 13 regates, 17 remates a puerta, 11 de ellos desviados, 2 asistencias de gol y originó 16 jugadas que estuvieron cerca de terminar en gol.