Viera: "Si en Nacional no me necesitan, terminaría en Colombia mi carrera"

-

El arquero de Junior habló sobre cómo cree que se cerrará su carrera, y sobre algunas cosas que no haría de nuevo en su pasado.

Sebastián Viera, aquero de Junior de Barranquilla, habló con el programa “Hora 25” de radio Oriental y dijo que le está costando atravesar la cuarentena porque vive en un apartamento y no tiene un espacio verde al que salir.

"La preocupación más grande es por los niños. Tenemos que estar tratando de que no se aburran, mantenerlos activos y que no se estresen porque no entienden que está pasando", añadió. El arquero, oriundo de Florida, contó que le gustaría estar allí, donde puede “hacer deporte, entrenar, estar en el campo y correr”.

El exNacional y Villarreal está cumpliendo su décima temporada en Junior de Colombia y, a sus 37 años, dijo que espera jugar hasta los 40. "Me siento muy bien físicamente, tengo las mismas ganas de ir a entrenar que el primer día. Mientras me pase eso, voy a seguir jugando. No he tenido lesiones, es importante al llegar a esta edad. Creo que me desgarré una sola vez en mi carrera. Entreno a la par de mis compañeros, siempre hago trabajos extras y trato de cuidarme mucho con la alimentación. Pienso que a los 40 puedo tener un buen nivel todavía", dijo el arquero.

Sobre si planea retirarse en Junior o volver a Uruguay, dijo que "nunca se sabe". "Si vuelvo a jugar a Uruguay sería a Nacional, si me quieren. Si mañana dejo Junior, o me retiro o voy a Nacional. Si en Nacional no me necesitan, terminaría aquí en Colombia la carrera, tranquilo", añadió.

Viera también habló sobre su pasado y dijo: "Si hubiera hecho las cosas un poquito mejor en lo personal, si hubiera tenido la mentalidad que tengo ahora a los 25 años, cuando estaba en Villarreal, hubiera tenido una carrera más larga en Europa". Contó que no tendría que haberle hecho caso a su representante de entonces, Daniel Fonseca: -"fue la peor decisión que tomé", explicó.

El arquero floridense dijo esto respecto a cuando estaba en el equipo español y se le vencía su contrato, pero tenía una opción para renovar por tres temporadas, poco antes de aquel fatídico partido contra Brasil en el Centenario en el que sufrió cuatro goles de la Verdeamarelha.

"Cuando fuimos a hacer la renovación, me pidió una plata que yo no tenía por qué dársela. Le estaba pidiendo una plata al club, que no se la quería dar, y quería que se la dé yo, le dije que no, era mucha plata y no lo veía justo. Me dijo que me iba a conseguir un equipo clase A para que jugara y siguiera en la selección, y yo confiaba plenamente en él. Después pasó lo del partido de Brasil, me dijo que estaba mirando el partido con los equipos interesados y decidieron no contratarme. Un equipo mexicano muy grande me llamó para contar conmigo, pero me dijo que Fonseca no va. Le dije que tenía esa oportunidad, a ver si él tenía algo mejor; me dijo que no, entonces dije que iba a tomar esa oportunidad. Él llamó a ese club, le dijo que le estaban robando los jugadores. Discutimos, estuvimos 15 días sin hablarnos. Luego, Tabárez me llevó a un amistoso y me dijo que en 15 días empezaba la Eliminatoria y a ver a qué equipo iba a ir. Arreglamos las cosas con Daniel, me dijo que lo esperara una semana que tenía tres o cuatro equipos para ir. Esa fue la última vez que me atendió el teléfono y quedé seis meses libre. Desde ahí, no hablamos más", relató Viera.

La carrera del arquero siguió en el Larisa de Grecia, a donde llegó a través del “Chino”, Álvaro Recoba. "Le voy a agradecer toda la vida, diez puntos. No tenía ni por qué hacerlo, fue el que me resucitó. Había jugado con él en la selección. Luego en Grecia no me fue bien, la pasé mal. No me adapté al idioma, al fútbol. En diciembre me dijeron que no me iban a dejar ir para Uruguay. Hablé y dije que estaba muy triste allí, que iba a rescindir. No quería jugar más al fútbol. Rescindí y me fui a Uruguay. Y a los días, me llamó Junior", dijo el arquero, que terminó quedándose una década en Colombia.