Sebastián Viera: "El gerente del Pasto se va a arrepentir toda la vida porque le va a salir carísimo"

Sebastián Viera, arquero de Junior de Barranquilla, habló este viernes sobre las acusaciones de racismo y xenofobia que recibió el pasado domingo y que pudo desmentir de forma contundente con registros audiovisuales. En declaraciones al programa Último al Arco (Radio Sport 890), el golero aseguró que él y el club demandaron al gerente del Deportivo Pasto.

El arquero repasó lo sucedido: “Fue en el partido contra Deportivo Pasto. Acá en Colombia se juega sin público, entonces están los suplentes en la tribuna y el cuerpo técnico está en el banco con el gerente deportivo. El gerente del Pasto estaba muy alterado, desde el minuto uno puteando a todos mis compañeros desde el banco de suplentes, en un momento le digo que con los jugadores no se meta y se empezó a agarrar conmigo”.

“Terminó el primer tiempo, yo cambié de arco y no pasó nada hasta que me entero que en Twitter él había afirmado que yo le dije ‘vos sos el gerente de un pueblo de mierda’, cosa que nunca dije. Eso repercutió negativamente porque empezaron a decir que yo había hecho un acto de racismo y xenofobia”, continuó su relato el uruguayo.

Y contó: “Justo nuestro presidente (Alejandro Arteta) había viajado con nosotros y es abogado, entonces nos quedamos quietos esperando los audios del partido. Y cuando salieron los registros demostraban todo lo contrario a lo que decía el gerente de Pasto, mostrando que era él el que agredía, que yo nunca perdí la cabeza, que siempre le respondí bien y que nunca dije eso. Publicamos el video y él quedó en ridículo para todo el país y para todo el mundo del fútbol, me quiso dejar mal a mí y quedó súper mal él”.

Este jueves, Alberto Santacruz, el gerente de Pasto, pidió disculpas públicas y admitió haber mentido cuando acusó al golero uruguayo. Viera indicó que a pesar de esta acción ‘la demanda ya está puesta’: “El club también lo demandó porque nos trató de ladrones y la verdad que se va a arrepentir toda la vida porque le va a salir carísimo”.

“Él me decía que todos los títulos eran robados y que habíamos comprado el fútbol colombiano. El club lo demandó y yo también por decir mentiras. Hoy mi nombre está totalmente limpio, todo el mundo del fútbol me llamó, y hasta quedé como un señor por mi forma de responderle. Salí ganando yo, perdiendo él, pero obviamente fue un momento amargo y de angustia porque esperaba esos videos para demostrar que estaba mintiendo y no me llegaban, me llegaron a la noche del otro día, y cuando me llegó sentí un fresquito en el alma que me dio muchísima tranquilidad”, aseguró el experimentado arquero.

Esta pasada semana Junior logró clasificar a la siguiente fase de la Copa Libertadores tras vencer el jueves 3 a 0 a Bolívar, a quien eliminó con un global de 4-2. Así, el equipo de Barranquilla pasó a integrar el grupo D del certamen continental, donde enfrentará a River, Santa Fe y Fluminense.

Viera comentó lo vivido en la previa al trascendental choque ante el elenco boliviano: “Fue un momento de mucho estrés lunes y martes, y el miércoles ya dije que no quería hablar más del incidente con Pasto porque me sacaba del foco del partido ante Bolívar, el partido más importante del semestre para el club por una cuestión económica también. Se pudo ganar, hoy estamos más tranquilos y contentos”.

“Es un grupo difícil que nos tocó como todos los de la Copa, será un grupo lindo de jugar”, agregó el arquero.

El uruguayo también describió a Atlético Nacional, club colombiano que integrará el grupo F junto a Universidad Católica de Chile, Nacional y Argentinos Juniors: “Atlético Nacional es un equipo joven, muy buen equipo que tiene buenos delanteros y que ya sabe jugar la Copa, creo que hará un buen papel”.

En el final de la nota, Viera comentó que lo vivido ante Pasto no precipitará de ninguna manera alguna decisión sobre su futuro y un posible regreso al fútbol uruguayo: “Esto que pasó no fue grave, hace más de diez años que estoy en Colombia y tengo un nombre y un prestigio, y no cualquier hecho me va tirar abajo. La gente no es boluda y a uno lo conocen”.

“Cuándo voy a volver a Uruguay no sé, si vuelvo sería a Nacional y hoy tiene un buen arquero (Sergio Rochet), no hay necesidad. Por lo general Nacional siempre tiene un buen arquero, entonces lo veo cada vez más lejano, y a otro club no creo que vuelva y si me retiro me retiro acá en Junior. Todavía quiero jugar cuatro años más, esto da muchas vueltas y todo es posible”, sentenció el arquero que cumplió 38 años el pasado 7 de marzo.