Cardona está bien y puede ser clave para Colombia

SALVADOR (Enviado especial) -- Cuando en el primer entrenamiento de la Selección Colombia en Brasil Edwin Cardona se alejó del grupo, se encendieron las alarmas. Sin embargo, la inquietud duró poco, porque la información de que el mediocampista paisa solo había sufrido un golpe llegó rápido. Al día siguiente, en la práctica a puertas cerradas, el hombre de Pachuca se entrenó con normalidad con sus compañeros y está listo para el debut frente a Argentina el sábado en el Arena Fonte Nova.

El entrenamiento de fútbol, que transcurrió en normalidad y total hermetismo, contó con la presencia de todos los elementos del plantel. Carlos Queiroz podrá elegir a cualquiera de sus convocados para su primer once oficial y eso es una muy buena noticia, ya que las variantes son muchas y ante un rival como Argentina eso será clave. En ese contexto, la presencia de Cardona es fundamental porque sus características pueden modificar la idea.

El once que presentará la Tricolor en su primer encuentro es una incógnita que no atravesó las paredes del estadio Pituaçu. Solo se puede asegurar que Colombia jugará con una línea de cuatro, tres mediocampistas y tres delanteros, aunque ese 4-3-3 tendrá la flexibilidad de convertirse en un 4-4-2 o 4-4-1-1. Entonces, la disponibilidad de Cardona será vital, porque no hay otro futbolista de sus características.

Sin Juan Fernando Quintero, Edwin es el único "diez clásico" del plantel. A pesar de que Queiroz no utiliza a los creadores de juego de forma clásica, sí podría hacerlo jugar como interior, con Juan Guillermo Cuadrado de extremo y Wilmar Barrios o Gustavo Cuéllar en el centro y Mateus Uribe del otro lado. Esa es la formación que se impondría entre las opciones del entrenador portugués.

En ese esquema, Cardona puede aportar capacidad de posesión, pase filtrado y toque certero, además de la pegada de siempre. La marca y la intensidad física llegará de la mano de Wilmar y Cuéllar, mientras que el despliegue y la presencia en ambas áreas gracias a Mateus. Edwin se asociará bien con James y manejará los tiempos de los contragolpes y los ataques directos. Además, sabe cuándo cerrarse para permitir la subida del lateral y además será una preocupación para un mediocampo argentino que no tiene demasiada marca.

En la primera fase de la Copa del Mundo de Rusia, el mejor jugador de Colombia fue Quintero. Hoy, sin el crack de River, el único que puede ponerse sus zapatos es Cardona. Y su buen estado de forma es la mejor noticia que puede tener Queiroz y toda la hinchada nacional.