Qatar y Japón, dignas invitadas a un paso de los cuartos

Qatar y Japón, las dos invitadas de esta Copa América, hicieron un digno papel y se quedaron a un paso de los cuartos de final llegando a la última jornada con opciones, pese a la polémica que les rodeó con el debate sobre si el torneo debe ser jugado solo por selecciones americanas.

Su inclusión en el torneo, anunciada por la Conmebol en mayo de 2018 suponía la segunda invitación a la selección de Japón, que ya participó en la edición de Paraguay 1999 con un empate y dos derrotas; y la primera inclusión de Qatar, organizador del próximo Mundial de fútbol, previsto para noviembre y diciembre de 2022.

Conforme se acercó el torneo, ambas selecciones aumentaron su caché, ya que la joven selección Qatarí dirigida por el español Félix Sánchez se proclamó campeona de Asia en febrero, precisamente al derrotar a Japón por 3-1. De tal manera que las dos invitadas llegaron a Brasil como campeona y subcampeona asiática.

Qatar fue la primera selección en llegar a Brasil, donde arribó el 27 de mayo, en una concentración madrugadora en la que disputó un amistoso contra Brasil, el 5 de junio, en el que se produjo la lesión de una de las grandes estrellas del torneo: el brasileño Neymar Junior, que se rompió los ligamentos del tobillo derecho, en un partido ganado por la 'canarinha' por 2-0.

La participación de la selección árabe arrancó el domingo 16 de junio contra Paraguay. La 'Albirroja' se las prometía felices cuando ganaba por 2-0 en el minuto 56, pero Qatar protagonizó una remontada con goles del delantero Almoez Ali y del paraguayo Rodrigo Rojas en propia meta, con el que forzaron el empate y la sorpresa.

Su siguiente rival era Colombia, que se había afirmado como favorita del grupo al derrotar por 2-0 a Argentina, pero que sufrió de lo lindo ante los de Félix Sánchez, y solo pudo deshacer el 0-0 a falta de 4 minutos para el final del partido, con un tanto de Duvan Zapata.

De esta manera, con un punto y un -1 en su balance entre goles anotados y recibidos, Qatar llegó a la última jornada con opciones de clasificar a cuartos de final, al situarse virtualmente tercera de grupo, después de Colombia y Paraguay, y por delante de su siguiente rival, Argentina.

El sueño Qatarí concluyó en el estadio del Gremio de Porto Alegre ante Argentina, donde el delantero Lautaro Martínez aprovechó un error en la salida de balón de uno de los centrales para recuperar un balón y marcar el 1-0 en el minuto 4. Sergio 'Kun' Agüero cerró el marcador en el 82.

Aunque su seleccionador, Félix Sánchez, señaló que a su conjunto le faltó un "extra de experiencia" en partidos que fueron "muy exigentes" para ellos; la percepción general sobre la selección Qatarí ha sido positiva, como indicó a EFE el exdelantero chileno Iván Zamorano: "Han demostrado que tienen para mejorar y que pueden hacer un gran Mundial", señaló el que fuera goleador de la 'Roja'.

Por su parte, Japón, llegó a Brasil con un equipo muy joven, en el que se asumía que su objetivo era dar minutos de calidad a una selección sub-23 con vistas a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

No obstante, el seleccionador nipón Hajime Moriyasu negó la mayor en la rueda de prensa antes del último partido contra Ecuador, cuando explicó que no pudo traer jugadores más expertos por otro motivo: que los clubes no los liberaron para el torneo.

"No pudimos conseguir la liberación de jugadores importantes porque nuestros equipos no estaban obligados a liberarlos. Quizás este no sea el equipo más fuerte que podíamos presentar, pero son los mejores que podíamos haber traído", señaló, al ser preguntado por las declaraciones del venezolano Rafael Dudamel, que consideró "una falta de respeto" traer un equipo mayoritariamente sub-23.

Edades aparte, lo cierto es que los 'Samuráis Azules' fueron de menos a más. Arrancaron siendo barridos por Chile, que les endosó un 4-0, pero sorprendieron a Uruguay (que venía de anotar otro 4-0 a Ecuador) a la que comenzaron ganando con un gol de Koji Miyoshi, empatado por Luis Suárez de penalti, y un nuevo tanto del extremo nipón fue empatado por José María Giménez para el 2-2 final.

Así, Japón también llegó con opciones de cuartos a la última jornada, aún más claras porque con ganar a Ecuador estaba clasificado. Anoche en el Mineirao de Belo Horizonte se adelantó en el marcador con gol de Shoya Nakajima, pero no pudo sobreponerse a la igualada de Ángel Mena y el 1-1 dejó eliminadas a ambas.

Su cierre del torneo mostró satisfacción propia -"Hemos jugado bien contra equipos muy fuertes", dijo Moriyasu-, elogios ajenos -"Si no tenemos orden nos pasan por encima", dijo el seleccionador de Ecuador, Hernán Gómez-, y a un jugador llamado a ser estrella en el futuro: el mediapunta Takefusa Kubo, firmado durante la Copa América por el Real Madrid para jugar en su filial, el Castilla.

No obstante, tanto Qatar como Japón se vieron envueltas en la polémica sobre la propia definición de la Copa América y las invitaciones a selecciones no americanas, criticada por el seleccionador de Chile, el argentino Eduardo Berizzo, y el venezolano Rafael Dudamel.

"Alzo la voz y manifiesto que la Copa América debe ser solamente para selecciones sudamericanas", dijo el técnico de la 'Vinotinto', mientras que Berizzo reclamó un torneo que incluya a "una América total que involucre las tres Américas".

También otros defendieron la presencia de invitadas: "¿Por qué no va a ser bueno que estén Japón y Qatar? Eso ayuda. ¿Cuántas veces ha venido México y ha jugado finales?", consideró 'Bolillo' Gómez.

El debate continuará, porque un día antes del inicio de esta Copa América Conmebol anunció que Qatar repetirá junto a Australia como invitadas a la elección 2020, que se disputará entre Argentina y Colombia.

Polémicas aparte, el fútbol mostrado en Brasil por Qatar y Japón permite valorar positivamente su participación, hasta el punto de estar muy cerca, sobre todo la selección japonesa, de figurar entre las ocho mejores del torneo.