Conmebol suspendió a los árbitros de Cerro Porteño-Fluminense por tiempo indeterminado

Caro les costó a los árbitros chilenos César Deischler y Eduardo Gamboa, encargados del VAR, el error cometido al anular un legítimo gol a Cerro Porteño, que pudo haber cambiado la historia en la derrota del cuadro paraguayo por 2-0 ante Fluminense, por la ida de los octavos de final de Copa CONMEBOL Libertadores.

Es que después de que la Conmebol saliera admitir que fue una equivocación, el ente rector del balompié sudamericano anunció una suspensión indefenida para ambos jueces, además del réferi argentino Julio Fernández.

Así lo oficializó a través de un comunicado de su Comisión de Arbitraje, donde expresó que "analizadas técnicamente por esta comisión, concluyendo que los mismos han incurrido en errores graves y manifiestos en el ejercicio de sus funciones en el desarrollo del partido mencionado precedentemente, puntualmente por la anulación de gol del club Cerro Porteño, por supuesto fuera de juego".

De esta manera, los tres jueces fueron suspendidos por "un tiempo indeterminado en el ejercicio de sus funciones en competiciones organizadas por Conmebol".

Eso sí, el castigo no los inhabilitará para poder dirigir encuentros en las competencias nacionales, por lo que Deischler y Gamboa podría impartir justicia en el fútbol chileno.