El Tri y sus dos rostros, Mayor y Olímpico, conforman un presente y un futuro alentador para México

play
Figuras de la selección mexicana reflexionan sobre la actual generación del 'Tri' (2:34)

Jugadores como Claudio Suárez, Ramon Ramírez, Luis Hérnandez, Jared Borgetti y el 'Tato' Noriega refelxionan acerca del momento de su época y el actual momento de la selección. (2:34)

La Selección de México enfrenta un doble reto al competir en torneos simultáneos, con la responsabilidad de ratificar que es el mejor de Concacaf en la Copa Oro, y también con la ilusión que representa buscar su segunda medalla en Juegos Olímpicos, incrementada por la gran actuación en su debut en Tokio ante Francia.

Dos ‘Tri’, dos caras ambivalentes, pero ambas con recursos muy valiosos. Ambos frentes llevan un proceso complicado por ausencias y lesiones, pero llama la atención que no hay carencia de recursos, pues incluso se han dado el ‘lujo’ de dejar fuera a jugadores que ante otras circunstancias tendrían la etiqueta de ‘indiscutibles’.

El Tri mayor enfrenta la Copa Oro con notables bajas. Raúl Jiménez, lesionado desde noviembre, apenas comienza su regreso a la actividad intensa con Wolverhampton, y podría ser el mejor refuerzo para el inicio de la eliminatoria.

Las lesiones de Andrés Guardado e Hirving Lozano también mermaron el plantel de Martino en una Copa Oro donde México dejó dudas en la primera fase, pero que deberá resolver sin problemas hoy ante Honduras.

Además, la ausencia por cuestiones ‘técnicas’ (¿o serán personales, como se afirma en todos los medios?) de Javier Hernández, se cubrió con la convocatoria de Rogelio Funes Mori, quien ya mostró su capacidad para hacer olvidar a Chicharito. Esos lujos dejan una sensación de alivio, ya que con el regreso de los lesionados podría haber una mayor baraja para las eliminatorias.

A ello debe sumarse el buen semblante que presenta México en Tokio. La exhibición ante Francia, donde hay tres refuerzos mayores arropando a la ilusionante camada que encabezan Diego Lainez, Alexis Vega, Eduardo Aguirre, Sebastián Córdova, Uriel Antuna, César Montes, Carlos Rodríguez...

Y hay un cuarto grupo, además de los mayores, los olímpicos y los lesionados... Los descartes que, a diferencia de Chicharito, están fuera del proceso por diferentes motivos.

José Juan Macías quedó fuera de Olímpicos por una lesión, aunque se recuperó ‘mágicamente’ para apurar su presentación y debut con el Getafe. Aunque no logró destacar en el último año, su pase a Europa podría servir en un futuro, aunque tendrá más competencia que nunca y tendrá que ser realmente destacado su primer torneo en España para volver a ser considerado.

El resto serían jugadores que merecen una segunda oportunidad, como Alejandro Mayorga, el ’Avión’ Ramírez, Juan Pablo Vigón, Santiago Giménez, Alan Mozo, Alan Cervantes. Otros que no han formado parte de los procesos de Martino y que juegan en Europa, como Omar Govea, Marcelo Flores, Jesús Gomez, Eugenio Pizzuto...

Así, parece que Martino encontrará, después de todo, y a pesar del resultado que consiga en la Copa Oro –que en caso de perderla sería un rotundo fracaso– una de las más grandes barajas que se recuerde para la Selección Mexicana, por lo que veremos si se aferra a seguir con el mismo grupo actual o se atreve a incluir más jugadores.

El presente del Tri luce promisorio... y el futuro aún más.