Las obligaciones del Tri

ESPN

Ganar y convencer. Dos metas a las que aspira México este jueves ante Canadá.

México juega mañana su semifinal de Copa Oro ante Canadá. El partido pinta para ser el más exigente que hasta ahora haya jugado en el torneo el equipo de Martino. De hecho, podría ser el más complicado de todos incluyendo una hipotética final ante Estados Unidos o Catar.

Por eso creo que habrá muchas cosas en las cuales fijarse durante el encuentro. La primera será el resultado. Una obviedad, pero el principal argumento que sigue exhibiendo el equipo mexicano. Con el Tata al frente, el Tri le ha dado mucha importancia a ganar. No está mal acostumbrarse a hacerlo ni pretender conseguirlo la mayor cantidad de veces posible. El tema es que no siempre ha accedido a esas victorias de la “mejor” forma.

Sin ir más lejos, en cada uno de los tres triunfos que tiene en el torneo, México podría sumar algunos peros. Guatemala generó un par de tiros de esquina en los diez primeros minutos de partido en donde su intensidad pareció rebasar a la mexicana; después de eso sucumbió. El Salvador fue capaz de sacarle los colores al Tri y hasta dejó la sensación de merecer bastante más en el segundo tiempo. Y Honduras, aunque lejos del nivel esperado, justificado también por todas las adversidades con las que encaró el juego, niveló un duelo en el que México se relajó demasiado y en el que acabó requiriendo un par de intervenciones destacadas de Talavera.

Canadá tendrá con seguridad más de 10 minutos de poder competir, pretenderá jugar un partido parejo la mayor parte del tiempo y, salvo la baja de Alphonso Davies desde antes de que comenzará el torneo, llega sin ausencias destacadas al juego.

Ser mejor en todas las fases del encuentro será otro pendiente para México. Hasta ahora el equipo ha controlado la mayor parte de sus partidos, pero, salvo El Salvador en esa segunda mitad, ningún otro pretendió competirle en ese sentido. Los canadienses pueden al menos intentarlo.

Ver a Herrera más apretado en el medio campo y con menos tiempo para pensar, o a Funes Mori mucho más obligado a participar constantemente en la elaboración de la jugada son algunos focos de atención. Lo mismo que fijarse en Buchanan generando más peligro a las posibles subidas de Gallardo.

Ni hablar de lo importante que será para la defensa mexicana salir bien parada de un partido que supone mucho más trabajo del que ha podido tener hasta ahora y que, aunque escaso en términos generales, ha hecho que el equipo se muestre vulnerable.

Por supuesto que la efectividad de cara a gol volverá a ponerse a prueba. Nada nuevo en el equipo mexicano que mide parte de sus críticas en cada partido en el acierto que presenta de cara al arco rival.

Ganar y convencer. Dos metas a las que aspira México este jueves ante Canadá. Al final del día, dos responsabilidades que Martino sabe que tiene con el equipo y en este torneo. Parte de las obligaciones del Tri.